El potaje de acelgas es uno de los platos más típicos de la dieta mediterránea.

El potaje de acelgas es uno de los platos más típicos de la dieta mediterránea.

Nutrición

Esta es la mejor dieta contra la depresión

Un nuevo estudio concluye que la dieta mediterránea puede tener un efecto protector frente a trastornos mentales muy comunes.

Durante años se ha escuchado y leído en multitud de estudios que llevar acabo una dieta saludable puede prevenir y mejorar la depresión, e incluso se sabe que el ejercicio físico es un buen factor protector contra este trastorno mental que representa gran parte de las bajas laborales en el mundo occidental.

Dentro de una dieta saludable suelen aparecer siempre los mismos protagonistas: frutas, verduras, hortalizas, frutos secos, cereales integrales, escaso consumo de carne roja y poco o nada de alcohol. De hecho, estos son los alimentos que suelen integrar la dieta mediterránea, la cual habría demostrado una vez más que sus efectos van más allá de poder reducir el peso corporal y mejorar la salud.

Según un nuevo trabajo, las dietas de estilo mediterráneo, ricas en verduras, legumbres, frutas y frutos secos, granos enteros, pescado, productos lácteos, carne de ave y poca carne roja, además del uso de aceite de oliva para cocinar, serían capaces de reducir el riesgo de padecer depresión.

La dieta mediterránea no solo ha demostrado ser saludable y nutritiva, como ya han sugerido múltiples estudios, sino que también ha mostrado su potencial para reducir el riesgo cardiovascular, el riesgo de sufrir osteoporosis, el desarrollo de cáncer y mejorar la salud del cerebro. Además, en anteriores investigaciones ya se habría encontrado una asociación entre este régimen alimenticio y un menor riesgo de sufrir depresión.

Ahora, el nuevo trabajo presentado en la Reunión Anual de la Asociación Americana de Psiquiatría celebrada en San Francisco (California) habría confirmado una vez más dicha asociación: la adherencia a la dieta mediterránea reduciría la probabilidad de los síntomas de la depresión durante la vida. Y, además, dicha adherencia sería directamente proporcional a la reducción del riesgo.

Para llegar a tal conclusión, los investigadores analizaron a personas internadas en residencias de ancianos en la región de East Attica de Grecia. De todos los participantes, el 64% tenía una adherencia moderada, mientras que el 34% afirmaba tener una alta adherencia a dicha dieta. En total, casi el 25% de los individuos estudiados presentaron síntomas de depresión, destacando las mujeres sobre los hombres. 

Sin embargo, los participantes que mostraban una alta adherencia y, sobre todo, aquellos que consumían más vegetales dentro de la misma, con pocos productos avícolas y un bajo contenido de alcohol, eran los que menos riesgo mostraban de acabar sufriendo depresión o síntomas asociados.

[Más información: Qué dieta es la mejor para perder peso y ganar en salud: mediterránea vs vegetariana]