Un hombre midiéndose el perímetro abdominal.

Un hombre midiéndose el perímetro abdominal.

Nutrición Alimentación

Conocer "la mente obesa" puede ser clave para combatir el sobrepeso

Para abordar el caso de un paciente con obesidad se requiere de un importante trabajo emocional, psicológico, empatía, comprensión, respeto y ayuda (además del nutricional).

Noticias relacionadas

La mayoría de la población será obesa o tendrá sobrepeso en España de aquí a dos décadas. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio elaborado por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de Barcelona, publicado en la Revista Española de Cardiología. En concreto, un 80% de los hombres y un 55% de las mujeres padecerá obesidad o sobrepeso en el año 2030.

En el marco de esta epidemia (así lo denomina la Organización Mundial de la Salud) que se extiende en nuestro país, la dietista-nutricionista y farmacéutica Natalia Moragues apunta a la importancia de conocer "la mente obsesa" para ayudar a las personas que padecen esta enfermedad crónica, compleja y multifactorial. En conversación con EL ESPAÑOL explica que este concepto hace referencia a lo que pasa por la cabeza de una persona con obesidad, algo que repercute en su evolución, su desarrollo y su interés por querer cambiar, explica la especialista, que también es la presidenta de la asociación Dietética Sin Patrocinadores (DSP).

Este concepto de tres palabras al que hace referencia la experta es, precisamente, el título de la charla que han impartido este fin de semana Moragues y la dietista-nutricionista Gabriela Uriarte en el marco de las jornadas sobre nutrición sin conflictos con la industria alimentaria organizadas por DSP en San Sebastián. Ambas expertas analizaron en el evento que congregó a 160 especialista cómo los acontecimientos que vivimos de niños, nuestro entorno familiar, los anuncios y el bombardeo de la industria alimentaria -entre otras cuestiones- modula la mente de las personas.

Por ello, Moragues explica que "cuando los pacientes llegan a consulta no se trata solo de ponerles una dieta y ya está". "Hay que analizar su situación, conocerlos bien e indagar en su personalidad", señala. "No podemos tratar a todos por igual", destaca. En concreto, la especialista relata que para abordar el caso de un paciente con obesidad se requiere de un importante trabajo emocional, psicológico, empatía, comprensión, respeto y ayuda (además del nutricional).

"No vale con pesar, medir y poner una dieta", destaca. Hay que conocer al paciente y adentrarse en su situación personal. Asimismo, apunta como algo "muy interesante" tener un psicológo de confianza al que el nutricionista pueda consultar, ya que "el abordaje en la mayoría de los casos debe ser interdisciplinar y tiene que tener en cuenta la situación psicológica y también la actividad física".

En este sentido, la especialista valora como "incompleta" la carrera de Nutrición Humana y Dietética en cuanto al aspecto psicológico se refiere: "Se aprende mucho de nutrición, pero para la parte clínica se debería ampliar la formación, especialmente a nivel psicológico".  

Además, señala que "a veces el enemigo está en casa" y los malos hábitos pueden estar en el seno de las propias familias. "No se trata solo de adelgazar o hacer dieta, sino de comer más sano y ganar en salud", añade.

Por otro lado, para que las previsiones sobre obesidad para 2030 no se cumplan, "tienen que cambiar mucho las cosas, sobre todo desde el punto de vista político", valora Moragues. "Cada vez hay más productos en el mercado que no son saludables, como son los ultraprocesados", señala. "Además, hay intereses económicos para potenciar la venta de estos", destaca. Por ello, la nutricionista sugiere gravar los productos más insanos o mejorar las leyes relacionadas con alimentación para proteger más al consumidor.

Moragues coincide con el dietista-nutricionista Carlos Ríos, que la pasada semana alertaba sobre "un problema" de nuestro país: "Hay interés en que la población coma mal". "Este viene de una serie de empresas que comercializan productos ultraprocesados que no son saludables", explicaba el influencer de alimentación.

[Más información: Este popular ingrediente puede aumentar el riesgo de obesidad y diabetes].