Un desayuno que contiene cereales integrales y frutras

Un desayuno que contiene cereales integrales y frutras Pixabay

Nutrición

Comer mal mata a una de cada cinco personas en el mundo: el arma letal de la mala alimentación

Un estudio publicado en la revista científica The Lancet prueba las consecuencias mortales de llevar una dieta desequilibrada. 

En 2017,11 millones de personas murieron en todo el mundo por enfermedades relacionadas con una dieta desequilibrada.Es casi diez veces más de las muertes en el mismo periodo provocadas por accidentes de tráfico. Sólo en España esta cifra se eleva en más de 44.000 muertes al año.  

¿Te imaginas que un día el médico te dice que vas a morir por el refresco que te tomas a diario o por un gesto tan sencillo como decir: "pásame la sal"?. Pues ya está demostrado científicamente que estos pequeños gestos son armas letales. Podríamos decir que nos estamos matando nosotros mismos de una manera lenta.

No seguir una alimentación adecuada causó que fallecieran diez millones de personas por enfermedades cardiovasculares, 913.000 por cáncer y 339 000 por diabetes tipo 2. Las cifras son aún más preocupantes si tenemos en cuenta que las muertes por esta causa se han incrementado en tres millones en tan sólo 29 años.

La revista The Lancet ha publicado en su última edición un estudio, Global Burden of Disease (Impacto global de la enfermedad, en inglés), donde los autores analizan el consumo de 15 tipos de alimentos en 195 países entre 1990 y 2017. En él concluyen que un elevado número de muertes asociadas a no seguir una dieta sana.

A la hora de recabar los datos, los autores se encontraron con algunas dificultades. Una de ellas fue que sólo uno de cada cuatro países dispuso los datos de consumo de sal, uno de los parámetros analizados. La OMS ha recomendado reducir el consumo diario de este producto de 5 a 2 gramos diarios. Pero se toma sal en exceso, el doble de lo recomendable. Un condimento tan básico y tan barato es una de las mayores causa de muerte por enfermedades cardiovasculares. Tan sólo en España es la causante de una de cada tres muertes por estas patologías.

En cuanto a las bebidas azucaradas -otras de las grandes culpables del exceso de mortalidad- se ingieren 10 veces más de lo debido. La típica lata de 330 mililitros contiene ni más ni menos que 35 gramos de azúcar y la OMS recomienda un consumo diario de azúcares añadidos máximo de 25 gramos. Súmale a esto los demás azúcares añadidos que ingerimos, como los del yogur azucarado y veremos lo incoveniente de incluir este producto en nuestra dieta. La carne procesada -también asociada al exceso de mortalidad- también se consume de manera incorrecta, el doble de lo recomendado.

Unos tanto y otros tan poco, se podría decir tras el análisis de la situación que recoge este análisis. En los datos obtenidos se observó que en ninguna región se ingería la cantidad recomendada de estos 15 grupos de alimentos y que en  21 países no se consumía ni un solo grupo de manera correcta. En el mundo, sólo se come un 12% de la cantidad recomendada de frutos secos y cereales (3 gramos frente a 21 gramos diarios), un 16% de lácteos (71 gramos frente a 435 gramos) y un 23% (29 gramos frente 125 gramos) de carbohidratos integrales.  

Uno de los autores, el investigador de la Universidad de Washington Christopher Murray, señala: "Este estudio afirma lo que muchos han pensado durante varios años: que una dieta deficiente es responsable de más muertes que cualquier otro factor de riesgo en el mundo". Por tanto existe una urgente necesidad de hacer políticas alimentarias que impulsen dietas equilibradas, añade el experto.

Israel es el país donde menos muertes se atribuyen a la dieta, ya que sólo fallecieron por esta causa 89 personas de 100 000. Por detrás se sitúan Francia, España, Japón y Andorra. Inglaterra se encuentra en el puesto 23 y Estados Unidos en el 43. Uzbekistán se encuentra en el último puesto con 892 personas fallecidas directamente por este motivo.

Con estos datos, los autores apuntan a la necesidad que existe de reequilibrar nuestras dietas comiendo cantidades óptimas de varios alimentos y nutrientes y así obtener beneficios para nuestra salud.

[ Más información: Seis productos de dieta cargados de azúcar que pasan por buenos]