Tormenta eléctrica vista desde el observatorio de Izaña del Teide, Tenerife. EFE/Daniel López/elcielodecanarias.com

Tormenta eléctrica vista desde el observatorio de Izaña del Teide, Tenerife. EFE/Daniel López/elcielodecanarias.com

Meteorología Predicción meteorológica

Éste es el tiempo que nos espera para el Puente de Todos los Santos de 2019

La previsión meteorológica del jueves 31 de octubre al domingo 3 de noviembre de 2019.

Noticias relacionadas

Estábamos prevenidos: como un monstruo de Frankenstein, el 'veroño' reanimado tras el paso de la DANA en la penúltima semana de octubre, con temperaturas cálidas para la época del año y una estabilidad predominante, desparecerá definitivamente en la noche de Halloween. El frente frío que ha hecho su aparición por el noroeste peninsular se irá extendiendo a lo largo del puente de Todos los Santos, que terminará tormentoso y frío de forma generalizada.

"Estas circunstancias no serán agradables para quienes vayan a viajar", escribe José Antonio Maldonado, director de meteorología de Meteored (tiempo.com) al realizar su previsión meteorológica para el festivo. "Pero no podemos emplear el término empeorar porque nuestros campos están ávidos de agua con la sequía y, además, muchos embalses presentan un estado paupérrimo".

Las precipitaciones en Galicia, que prácticamente no han cesado en lo que va de semana y han sido fuertes en las Rías Bajas, se han ido extendiendo a gran parte de Asturias y Castilla y León. El resto de la vertiente cantábrica, así como el alto Ebro, el Pirineo navarro y el norte de Extremadura, apuraba las últimas horas antes del festivo con un descenso de las temperaturas y lluvias ocasionales. Las principales incidencias en el resto de España han sido las nieblas matinales, especialmente llamativas en Madrid

El jueves, quienes se hagan a la carretera pueden esperar lluvias moderadas con tendencia a disminuir en Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, y los Pirineos. En Asturias y Galicia los chubascos se intensificarán al final de la jornada. Se pueden seguir produciendo bancos de niebla en el centro y la mitad norte peninsular, pero la tendencia para el cielo en el resto de la Península y ambos archipiélagos es la estabilidad. El Mediterráneo seguirá experimentando un calor anómalo, con máximas de 27 ºC o 28 ºC en Murcia y Málaga.

El cambio de tendencia hacia el otoño 'auténtico' se comenzará a comprobar el viernes. Todavía persistirá la anomalía de temperaturas, con un alivio del frente frío en las regiones cantábricas, Castilla y León y la cuenca del Ebro, y nuevos picos de calor en la Comunidad Valenciana, Murcia y el oeste de Andalucía. Se podrán alcanzar los 30 ºC en Sevilla o Córdoba y los 29 ºC en Valencia. Sin embargo, aparecerán los primeros intervalos nubosos, también en Canarias y Baleares. 

Por el contrario, el 1 de noviembre será lluvioso en la mitad norte, con precipitaciones localmente fuertes en Galiciachubascos localmente moderados en el resto. "Además, las lluvias se podrán extender de forma débil a Extremadura y el tiempo en Madrid será variable, con muchas nubes y alguna llovizna", apunta la predicción de Maldonado. 

El sábado, solo la vertiente mediterránea y Canarias quedarán libres de la lluvia y del desplome térmico. "Por ejemplo, en Sevilla Córdoba donde el día anterior habrá máximas de 30 ºC, apenas se superarán los 20 ºC", precisa el meteorólogo. A las precipitaciones generalizadas se sumarán los vientos de Poniente que serán fuertes en numerosas comarcas. Además, habrá mar gruesa o muy gruesa en Finisterre y en el Cantábrico.

Finalmente, la 'operación retorno' durante el domingo estará marcada por un cielo plomizo, con chubascos en casi toda la Península que solo serán menos probables en las regiones mediterráneas. "Las lluvias serán fuertes en Galicia, Asturias, Cantabria, el País Vasco y los Pirineos", precisa Maldonado, que indica que también "nevará en las cumbres pirenaicas".

¿Cuánto lloverá en noviembre?

Aunque es pronto para decirlo, la previsión de Meteored apunta a que, durante la primera quincena del mes, la Península y las islas podrían verse afectadas por "algunas irrupciones de aire polar marítimo debido a posibles ondulaciones del jet stream". Podrían volver a producirse Depresiones Aisladas en Niveles Altos (DANAs) si se dan las condiciones, siendo la principal el embolsamiento atmosférico de aire frío.

Sin embargo, recién cerrado el cuarto año hidrológico más seco en lo que va de siglo, "la vuelta de los [vientos] ponientes es una buena noticia para el interior y el oeste peninsular", afirma el portal meteorológico. "Ayudarán a reducir la sequía que se sufre en estas zonas, donde existen restricciones en el abastecimiento de agua potable".

[Más información: Más de 200.000 personas sufrirán inundaciones costeras en España en 2050]