Greta Thunberg y Teresa Ribera en un plenario de la COP25 el pasado diciembre.

Greta Thunberg y Teresa Ribera en un plenario de la COP25 el pasado diciembre. EFE

Medio ambiente Nuevo Gobierno

Los retos de Teresa Ribera: de heroína de la COP25 a vicepresidenta de Transición Ecológica

La socialista dejó claro su compromiso con el medio ambiente en la COP25, donde se dejó la piel como facilitadora de las complicadas negociaciones.

Noticias relacionadas

Teresa Ribera ocupará una de las cuatro vicepresidencias del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, en este caso la de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, según ha avanzado este jueves EL PAÍS. Ribera ya dejó claro su compromiso con la lucha contra el cambio climático en la cumbre del clima (COP25) que se celebró el pasado diciembre en Madrid. La hasta ahora ministra se dejó la piel para desatascar las negociaciones de este encuentro internacional para combatir la crisis climática.

El desacuerdo entre los casi 200 países reunidos para alcanzar un acuerdo ambicioso de recortes de gases de efecto invernadero retrasó más de un día y medio el cierre de la cumbre. Las horas pasaban sin un texto final y las ojeras se dibujaron en la cara de la ministra socialista que no desistió en su empeño de cerrar un acuerdo ambicioso, aunque el resultado final no estuvo a la altura de las exigencias de los científicos. 

Pero su trayectoria en este tipo de negociaciones la avala desde hace años. Su labor le colocó entre las candidaturas mejor valoradas para la secretaria de Cambio Climático de la ONU. Con este currículum, se espera que Ribera potencie la lucha contra el cambio climático, uno de los puntos prioritarios del pacto de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos. Estos son los retos que le esperan:

Ley de cambio climático

La aprobación de una ley de cambio climático y transición ecológica, que lleva demasiado tiempo retrasándose, es más necesaria que nunca ante el escenario de crisis climática que azota al planeta. Ante esta urgencia, parece que la aprobación de esta nueva norma será una de las primeras medidas que buscará sacar adelante el nuevo Gobierno, según se desprende del acuerdo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos. El texto dedica un punto entero a la lucha contra el calentamiento del planeta. 

No obstante este documento presenta vagos detalles sobre la futura ley. Solo se especifica el objetivo de que en 2050 la generación de electricidad debe tener un origen 100% renovable, una meta que ya recogió el anteproyecto de ley, aprobado el pasado septiembre por el Ejecutivo socialista, pero que no pudo avanzar por la interrupción de la legislatura con la convocatoria de elecciones. El texto también fijaba la descarbonización de la economía española en 2050, un objetivo de emisiones cero de CO2 para mitad de siglo que también busca la Unión Europea.

Transformar el modelo eléctrico 

La futura vicepresidenta de Transición Ecológica tendrá que liderar la prometida reforma del mercado eléctrico y la bajada de la factura de la luz, como principales instrumentos para desarrollar la ley de cambio climático. El plan, según el texto, buscará "una transición hacia la descarbonización y unos precios asequibles para el consumidor y las empresas". Algunas de las medidas prometidas: reformar el sistema de subastas del sector para favorecer las renovables, acabar con la sobrerretribución (conocida como "beneficios caídos del cielo")  y reformar los pagos por capacidad que benefician a las eléctricas. 

El Gobierno también promoverá una nueva fiscalidad verde para desincentivar comportamientos nocivos para el medioambiente, que evitará "siempre que cualquier modificación recaiga sobre las clases medias y trabajadoras o sobre autónomos y Pymes". 

Movilidad Sostenible

El acuerdo entre los dos partidos también propone un plan de movilidad sostenible que promueve "un esquema de ayudas económicas para el vehículo eléctrico" y " la instalación de puntos de recarga en zonas urbanas". También se comprometen a aprobar una ley de movilidad sostenible y financiación del transporte público. El pacto también promete una ley de base reguladora del ciclo integral del agua, ampliar la red de espacios protegidos o actualizar la Ley de Costas ante el escenario de cambio climático "y evitar que continúe la actual destrucción de ecosistemas costeros".

Adiós al plástico

Uno de los retos de Ribera es acabar con los perniciosos plásticos desechables que se han colado hasta el último rincón de nuestras vidas. El Ejecutivo buscará la aprobación de una ley de plásticos de un solo uso, como parte de la Estrategia de Economía Circular, para alcanzar "residuo cero" en el horizonte 2050. 

Bienestar animal

También se impulsará una ley de bienestar animal. "Estudiaremos la posibilidad de establecer un delito de maltrato de animales salvajes en su medio natural y una revisión de las penas al abandono de animales domésticos, y mejoras en el control de los animales domésticos y en el control de la producción de animales de consumo", señala el documento. 

Green New Deal

De cara al exterior, en el pacto de Gobierno busca el establecimiento de un impuesto europeo sobre el CO2 en frontera para las importaciones, igual que el pacto verde presentado por la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula Von der Leyen. Además, Unidas Podemos y PSOE buscarán combatir el dumping de terceros países que no aplican las exigencias derivadas de los Acuerdos de París. 

Tras la información del diario EL PAÍS de que Teresa Ribera ocupará una vicepresidencia de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Greenpeace ha celebrado el compromiso del nuevo Gobierno con la lucha contra el cambio climático y la crisis de biodiversidad al "elevar estos asuntos a rango de vicepresidencia". Así, la organización ecologista confía en que esto se refleje en medidas ambiciosas y urgentes. Carmen Calvo, Nadia Calviño y Pablo Iglesias serán los otros tres vicepresidentes del nuevo Gobierno de coalición.

"Esta vicepresidencia es una reivindicación histórica del movimiento ecologista y, a la espera de que se concreten el alcance y los detalles, nos parece una apuesta muy destacada de Pedro Sánchez: es la primera vez que un Gobierno eleva a rango de vicepresidencia las cuestiones ambientales. Estamos ante una década clave para afrontar la emergencia climática y la crisis de biodiversidad", ha dicho en un comunicado Mario Rodríguez, director ejecutivo de Greenpeace España.