La ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en la inauguración de Madrid Central el 30 de noviembre de 2018.

La ex alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en la inauguración de Madrid Central el 30 de noviembre de 2018. Gtres

Medio ambiente

Madrid Central: 2019, el año con menos contaminación de la década a pesar de Almeida

Ecologistas en Acción analiza los datos de las 24 estaciones de la capital, que han registrado reducciones históricas de dióxido de nitrógeno. 

Noticias relacionadas

Este 2019, el primer año completo en el que ha estado en funcionamiento Madrid Central, ha registrado los niveles más bajos de dióxido de nitrógeno (NO2) de la década, según un análisis presentado este jueves por Ecologistas en Acción con datos de las 24 estaciones de medición de contaminación de la ciudad. Una reducción récord a pesar de los intentos de desmantelar la zonas de bajas emisiones del actual Gobierno local, liderado por el alcalde popular José Luis Martínez-Almeida. 

Las reducciones dióxido de nitrógeno se han registrado en 22 de las 24 estaciones. Solo dos estaciones, Plaza Elíptica y Escuelas Aguirre, han incumplido el límite legal de 40 microgramos de NO2 por metro cúbico de aire de media anual. El promedio de incumplimientos en el resto de la década, entre 2010 y 2018, ha sido de once estaciones infractoras al año, y en ningún caso se bajó de seis. En 2010 llegaron a ser 18.

"La evidencia es que Madrid Central funciona y mejora la contaminación. Por eso hay que extenderlo y ampliar algunas de sus medidas al resto de la ciudad", ha dicho Paco Segura, portavoz de Ecologistas. Pero aunque los datos de calidad del aire han mejorado bastante en el último año, Madrid continúa incumpliendo la legislación europea sobre dióxido de nitrógeno.

Madrid Central logra bajar la contaminación al mínimo de la última década

Una situación que llevó a Bruselas a denunciar a España el pasado julio ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por "incumplimiento sistemático" de los topes máximos legales de la UE para el dióxido de nitrógeno, obligatorios desde 2010. Justo en ese momento, el Gobierno del Ayuntamiento formado por el PP y Ciudadanos buscaba desmantelar la zona de bajas emisiones, pero finalmente los tribunales frenaron los pies al Ejecutivo municipal en defensa de la "salud de los madrileños.

Madrid Central funciona

Aún así, el Consistorio no desiste en su intento de "descafeinar" Madrid Central con un recorte del perímetro de la zona o al permitir circular a coches contaminantes en el centro de la ciudad. Ecologistas ha anunciado este jueves la presentación de un recurso contencioso administrativo contra estas medidas. También fueron uno de los grupos que denunció el pasado verano al Consistorio. Con este expediente, no es de extrañar que Almeida fuera criticado el pasado diciembre, en el contexto de la Cumbre del Clima que se celebró en Madrid, cuando lanzó la campaña Madrid Green Capital.

En cuanto al análisis, si se pone el foco sobre las estaciones medidoras, la única situada en Madrid Central, la de Plaza del Carmen, registró la mayor bajada de la capital, un 22% menos, que con 36 microgramos de NO2 por metro cúbico, un dato que la sitúa por debajo del límite legal por primera vez en su historia. 

Así, el área de bajas emisiones es la zona donde más ha mejorado la calidad del aire, seguido de áreas circundantes al centro de la capital, como Cuatro Caminos o Plaza de Castilla. Sin embargo, la contaminación se ha reducido menos en estaciones periféricas como Barajas, el Pardo y Villaverde. Con estos datos, Ecologistas apunta que no existe el "efecto frontera" defendido por el Consistorio, sino todo lo contrario, un "efecto contagio" que afecta positivamente sobre el municipio. La reducción del dióxido de nitrógeno en el conjunto de la ciudad es de un 10 %. 

Efecto Almeida

Todo esto se ha conseguido "a pesar de las actuaciones del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid para restarle efectividad", ha subrayado Segura. Aunque el balance de Madrid Central en 2019 es claramente positivo, Ecologistas señala una pérdida de eficacia en la segunda mitad del año por lo que han llamado: Efecto Almeida

El fallido intento del Gobierno municipal de suspender las sanciones en Madrid Central, los mensajes institucionales negativos, los datos tergiversados, y la presentación de Madrid 360 como si fuera un nuevo plan ya vigente, han tenido efectos negativos constatables en el tráfico y en los índices de contaminación en el segundo semestre de 2019, según denuncian. "Han generado una tremenda confusión entre la ciudadanía que no sabe qué medidas están activas", ha lamentado Segura. 

La presentación de este informe ha coincidido con el primer día que se activa el escenario 1 del protocolo anticontaminación por la mala calidad del aire este 2020, que limita la velocidad máxima a 70 kilómetros por hora en la M-30 y en los accesos a la capital. El Consistorio ha confirmado que este viernes mantendrá las medidas de restricción a la velocidad.