Greta Thunberg desdciende del tren.

Greta Thunberg desdciende del tren. Alba Moraleda.

Medio ambiente COP 25

Greta Thunberg, la estrella de la Cumbre del Clima, llega a Madrid: estos son sus planes

Greta ha sido recibida por numerosos periodistas y un gran dispositivo de la Policía Nacional. 

Noticias relacionadas

La joven activista climática de 16 años Greta Thunberg ha llegado por fin a Madrid para participar este viernes por la tarde en la Marcha por el clima que recorrerá la ciudad e intervenir el próximo lunes en la Cumbre del Clima en un acto organizado por Unicef.

Thunberg escogió finalmente el tren para su viaje a Madrid. Tal y como estaba previsto -aunque en un principio se habló de que llegaría este miércoles- el tren-hotel Lusitancia ha llegado a Chamartín a las 8.37  procedente de Lisboa.

La estación estaba tomada por la Policía Nacional poco antes de la llegada de la joven. Un grupo de mariachis esperaba a alguien en el hall, y todo sonaba a la típica iniciativa de Forocoches. Finalmente, las fuerzas de seguridad les expulsaron de Chamartín, aunque se quedaron fuera de la estación y no pudieron tocar. 

Tres minutos antes de la hora de llegada prevista, hacía su entrada el tren-hotel Lusitania en la estación madrileña. La expectación se podía notar por la presencia de numerosos medios de comunicación, además de las fuerzas de seguridad, por lo que los pasajeros regulares del tren mostraban algo de extrañeza al descender del vagón. 

La salida del tren de Greta ha sido espectacular. Totalmente rodeada de medios y policía, ha recorrido entres flashes la distancia hasta la salida de la estación, donde se ha montado en un coche no oficial de color rojo. En sus brazos, un cartel que -aunque no se ha podido ver- se prevé que sea el que siempre lleva consigo, que reza "Huelga escolar por el clima". 

Greta Thunberg llega a Madrid escoltada por la Policía

La entrada de Greta en el tren en Lisboa fue ajetreada. La joven titubeó al ver la nube de periodistas y cambió de puerta de entrada en el ultimo segundo; así lo muestra una fotografía tomada desde el vagón cafetería.

"Se llegó a meter en la cocina", cuenta otro de los reporteros sobre la adolescente, que en su intento por resguardarse acabó por error en la pequeña cocina al final de la barra de la cafetería.

La escena fue descubierta por los agentes de policía que impidieron la entrada al vagón cafetería hasta que ella hubo salido hacia su compartimento; llegaron a custodiar el pasillo del vagón de las literas, donde viaja la muchacha sueca, impidiendo el paso hasta que el tren comenzó su marcha para abandonar Lisboa.

Una imagen tomada desde el tren

Una imagen tomada desde el tren Mario Cruz EFE

Pero Greta ya está en Madrid y aquí le será más difícil pasar desapercibida, puesto que tiene previstos varios actos públicos. A las 16.30 horas ofrecerá una rueda de prensa en la Casa Encendida junto con otros integrantes del movimiento Fridays for Future y Juventud por el Clima.

Después, la joven activista participará en la Marcha por el clima que recorrerá las calles de la capital desde Atocha a Nuevos Ministerios a partir de las 18.00 horas. La movilización ha sido convocada por las plataformas Juventud por el Clima–Fridays for Future España, Alianza por el Clima, Alianza por la Emergencia Climática, 2020 Rebelión por el Clima y Cumbre de los Pueblos. 

También participarán Sociedad Civil por la Acción Climática y Minga Indígena, que contarán con el apoyo de cientos de organizaciones internacionales.

Greta Thunberg intervendrá el próximo lunes en la Cumbre del Clima, que se celebra en Madrid desde el pasado día 2, en el acto Niños y jóvenes ante el cambio climático, junto a la ministra de Educación, Isabel Celaá, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta H. Fore.

Thunberg llegó a Lisboa el pasado martes tras cruzar el Atlántico en el catamarán La Vagabonde, propiedad de una pareja de australianos Riley Whitlum y Elayna Carrasu, por su oposición a viajar en avión por las emisiones contaminantes. Al contrario de lo que especularon medios portugueses en un principio, la activista decidió quedarse unos días en Lisboa para recuperarse de un viaje cansado y complicado.

Antes de viajar a Madrid, Greta Thunberg ha recordado este jueves a través de su cuenta de Twitter que desde que se firmó el Acuerdo de París en 2016, las emisiones de CO2 en la atmósfera se han incrementado un 4 por ciento.