Un grupo de mujeres examina muestras de plástico extraídas del océano en una misión pasada de eXXpedition.

Un grupo de mujeres examina muestras de plástico extraídas del océano en una misión pasada de eXXpedition. eXXpedition

Medio ambiente Contaminación

Las 300 mujeres que dan la vuelta al mundo para salvar al mar de la invasión del plástico

Entre las tripulantes femeninas hay una sola española. Se trata de Sofía Nogués, de 27 años.

Noticias relacionadas

Dos años de viaje y 38,000 millas náuticas. Un grupo de 300 mujeres se ha sumado a esta expedición que dará la vuelta al mundo para analizar la presencia de microplásticos en los océanos. El primer grupo de tripulantes zarpó el 8 de octubre desde Plymouth (Inglaterra) y ha llegado este lunes las Azores, su primera parada, para documentar y buscar soluciones a este problema que agudiza la crisis climática que atraviesa el planeta.

Las participantes, de más de 30 nacionalidades, tienen entre 18 y 57 años y sus perfiles son muy diversos. Hay científicas, líderes comunitarias, académicas, artistas, cineastas, mujeres de negocios, psicólogas y activistas oceánicas. La única española es Sofía Nogués, de 27 años. "Me muero de ganas", confiesa a EL ESPAÑOL. 

Bajo la organización eXXpedition, estas mujeres darán la vuelta al mundo a bordo del barco S.V. TravelEdge en 31 tramos de viaje que atravesarán los entornos marinos más importantes y diversos del planeta. Esto incluye el Ártico y cuatro de los cinco giros oceánicos, donde se sabe que se acumula mucho residuo plástico.

El buque pasará por las Azores, Panamá, las islas Galápagos, la Isla de Pascua, las islas Fiji, Perth, Mauricio, Ciudad del Cabo, Grenada, Bermuda, Halifax, Islandia y Oslo, entre otros, para acabar su recorrido en 2021 en Londres. Nogués embarca el próximo diciembre. La española se incorporará a la etapa que va de Aruba (una isla al norte de Venezuela) a Panamá.

"Si tuviésemos que convivir con el plástico que generamos en un año o incluso en un mes, nos sorprenderíamos de lo invasivo que es. Vayas donde vayas ves plástico, incluso volando por las calles...tristemente todo eso tiene muchas papeletas de acabar en el mar", reflexiona Nogués. Para esta joven el mar es parte de su vida. Siempre han navegado y le encanta bucear y hacer surf. "Cada vez más, me encuentro con residuos plásticos en el mar. Y esos son los que se ven, ¡luego están los invisibles microplásticos!", se queja. 

Una misión de dos años

Desde que se anunció la misión en diciembre 2018, casi 10.000 mujeres de todo el mundo han solicitado participar en la expedición dirigida por la co-fundadora de eXXpedition y defensora de los océanos Emily Penn. "Se trata de entender qué tipos de plástico hay. Sabemos que tenemos más de cinco billones de fragmentos de plástico en el océano...pero también está tratando de entender: ¿Es polvo de neumáticos? ¿Son microfibras de nuestra ropa? ¿Son los gránulos de preproducción que aún no han llegado a manos de un consumidor?”, explica Penn a la emisora de radio CBC de Canadá poco antes de partir. 

Una imagen de algunas participantes de una misión anterior analizando plásticos recogidos del mar.

Una imagen de algunas participantes de una misión anterior analizando plásticos recogidos del mar. eXXpedition

El programa científico de la misión está dirigido por la doctora Winnie Courtene-Jones, de la Universidad de Plymouth, con la colaboración del profesor Richard Thompson, y de la profesora Jenna Jambeck, de la Universidad de Georgia. Las investigadoras analizarán la distribución global de microplásticos, desde sus fuentes en tierra hasta su dispersión y acumulación en los océanos y mares. En el caso de la española Nogués, periodista, su mi misión será documentar la expedición para concienciar sobre la crisis del plástico. 

Penn espera que el programa proporcione nuevos conocimientos sobre el alcance y las características de los plásticos, no solo en las aguas superficiales, sino dentro de la columna de agua superior y en los sedimentos submareales de más de 35 países. Así, se espera que los resultados sirvan comprender mejor el problema de los plásticos en su conjunto y trabajar con la industria para identificar soluciones y políticas globales.

Mientras, Nogués pone de su parte para luchar contra la "invasión" del plástico: trata de comprar a granel, hace su propio desodorante, lleva siempre encima una bolsa de tela por si tiene que comprar algo, utiliza una botella de agua rellenable y pide el café para llevar en su propia taza. "Es cuestión reducir y ver qué se consume. Al final, si dejamos de comprar productos que generan residuo plástico, las empresas reaccionarán. De hecho algunas grandes multinacionales ya lo están haciendo ...pero, ¿será por puro greenwashing?", se cuestiona esta joven.