El cuerpo mutilado de la hembra de delfín / asociacionequinac.org

El cuerpo mutilado de la hembra de delfín / asociacionequinac.org

Medio ambiente Derechos de los animales

La Guardia Civil busca a 'Juan' por marcar a cuchilladas su nombre en un delfín

Noticias relacionadas

Una mujer que paseaba por la playa de Roquetas (Almería) hizo un macabro descubrimiento el pasado 14 de diciembre: el cadáver brutalmente mutilado de una hembra de delfín listado, de 1,65 metros de largo y 45 kilos de peso. El cuerpo del animal presentaba varios cortes hechos intencionadamente: alguien había grabado el nombre "Juan" a cuchilladas.

Esta vecina avisó al 112, y los servicios de emergencias se pusieron en contracto con la asociación conservacionista Equinac, que procedió a identificar la especie del ejemplar. Este grupo está involucrado tanto con la Policía Local como con el SEPRONA y el Servicio Marítimo de la Guardia Civil en la investigación de la muerte de otros delfines seccionados por "cabos de artes de pesca" atados a sus aletas dorsales.

En el caso de la delfín mutilada, la asociación cree que ya estaba muerta cuando Juan perpetró su sádica rúbrica, pero eso no excluye la muerte violenta ya que las heridas estaban "maceradas" por el agua de mar y las que se encontraron cerca de la cabeza "no eran de haberse realizado en la playa".

Un miembro de Equinac examina las heridas del animal

Un miembro de Equinac examina las heridas del animal

La necropsia posterior ha podido precisar que el cetáceo habría muerto entre cuatro y cinco días antes, entre el 9 y el 10 de diciembre, según publica El Mundo. "Estos animales pueden morir por edad, por enfermedades, por falta de comida... Ninguna de estas causas acabó con este ejemplar. Era un delfín que estaba aparentemente sano cuando lo mataron"- considera Manuel Rodríguez, miembro de Equinac.

La hipótesis que manejan tanto los investigadores como los ecologistas es que la delfín quedó atrapada por las redes de un barco de pesca, donde se hizo las primeras heridas. Fue izada a bordo, en donde se ensañaron con ella y arrojaron el cadáver en alta mar.

Ante las dudas de cómo murió el ejemplar y los indicios de que no se trató de un accidente, Juan se enfrenta a un delito por dañar a una especie protegida que se sumaría al de maltrato animal.

[Más información: Estos son los seis animales más inteligentes -y no está ni el delfín ni el perro]