El astrónomo Jose Maria Madiedo y la grabación del impacto del meteorito durante el eclipse lunar.

El astrónomo Jose Maria Madiedo y la grabación del impacto del meteorito durante el eclipse lunar.

Investigación Eclipse de Luna

Histórico descubrimiento español en la Luna: el primer meteorito que choca en un eclipse

El astrónomo José Maria Madiedo ha logrado la primera imagen de este fenómeno de la historia con un telescopio situado en Sevilla.

El eclipse lunar de la madrugada del lunes 21 de enero fue el último que se ha podido ver íntegramente en España hasta 2022, y por lo tanto, suponía una oportunidad de oro para los astrónomos. Para José Maria Madiedo, ha supuesto mucho más: la culminación de diez años de esfuerzos y el honor de ser el primer astrónomo de la historia que registra el impacto de un meteorito durante un eclipse lunar.

El hito de este profesor de la Universidad de Huelva es genuinamente 'Marca España': el breve resplandor que produjo el choque fue percibido por observadores profesionales y amateurs de todo el mundo, pero Madiedo trabajaba con material especializado: la red MIDAS (Moon Impacts Detection and Analysis System) en la que participa tanto su centro como el Instituto de Andalucía de Astrofísica, y cuyos telescopios rastrean específicamente las colisiones de rocas espaciales contra nuestro satélite.

¿Por qué un eclipse lunar es un momento propicio para este trabajo? "Gracias al bajo brillo que tiene la Luna durante el fenómeno, nuestros telescopios pueden identificar fácilmente los destellos de luz que se producen cuando una roca colisiona a gran velocidad contra la superficie lunar"- explicaba el propio astrónomo en los prolegómenos de la observación. Las condiciones meteorológicas de la noche inutilizaron el telescopio de La Sagra en Granada, pero afortunadamente otro instrumento de la red estaba disponible en Sevilla.

Impacto de un meteorito contra la Luna durante el eclipse.

[Más Información: Enemas, peluches y peces que muerden el culo: lo que nadie cuenta de la vida de astronauta]

En total, Madiedo reclutó ocho telescopios, el doble de lo habitual. "Pasé casi dos días en total sin dormir, incluyendo el tiempo dedicado a observar durante el eclipse"- explica a Gizmodo, uno de los numerosos medios especializados internacionales que se ha interesado por el hallazgo. "Pero hice el esfuerzo adicional de preparar más telescopios porque tenía la impresión de que esta vez sería la buena y no quería perderme el fogonazo del impacto".

Los destellos son lo que permite a los astrónomos detectar las colisiones de meteoritos y calcular su magnitud. Como tal, se suelen observar en las regiones nocturnas de la una según su fase. El eclipse presentaba hasta ahora una dificultad insuperable, por el contraste de zonas iluminadas que van evolucionando rápidamente. Y si documentar un meteorito en estas circunstancias ha sido el objetivo de Madiedo desde que se unió al programa en 2008, MIDAS lleva desde esta evidencia desde que se fundó en 1997.

Por fin, a las 5.41 de la madrugada del lunes, el astrónomo pudo presentarle al mundo a través de Twitter la prueba del impacto, un breve resplandor sobre el tinte cobrizo del astro provocado por la refracción de la luz solar en la Tierra. "Me sentí muy, muy feliz cuando ocurrió"- confesaba a New Scientist. Según sus estimaciones, la roca que impactó en la luna tendría unos dos kilos de peso y el tamaño de "un balón de fútbol".

[Más información: El murciano que investiga en la NASA cómo encontrar agua en Marte: la paradoja de Germán]