Una sorprendente estampa: la plaza del Obradoiro nublada tras la lluvia.

Una sorprendente estampa: la plaza del Obradoiro nublada tras la lluvia. Dario Álvarez Flickr

Investigación Aplicaciones Informáticas

Adiós a los meteorólogos: esta 'app' es capaz de predecir el tiempo... ¡en Galicia!

Un joven informático santiagués idea un sistema que traduce datos meteorológicos a lenguaje natural.

Noticias relacionadas

Una aplicación para saber el tiempo que hará en Galicia puede sonar a broma, porque el cliché está muy asentado. Pero como dejó escrito el escritor ourensano Juan Tallón, "cualquier paisano sabe que en Galicia no llueve y por eso las cosas importantes las hacemos siempre al aire libre: el churrasco, el carnaval, las procesiones, la feria, los pregones, los fuegos del Apóstol, la Santa Compaña..."

Suene como suene, la aproximación a la predicción del tiempo que Alejandro Ramos Soto, doctor en Informática por la Universidad de Santiago de Compostela, ha hecho con su aplicación Galiweather supone un enorme avance, el de la eliminación de los hombres del tiempo y cualquier otro intermediario. Este programa extrae datos meteorológicos y los traduce directamente a lenguaje natural, ofreciendo a los ciudadanos una predicción para cada uno de los 314 concellos gallegos.

"Hasta donde yo sé, no hay nada así en España ni en español", dice a este periódico el informático gallego. "Cuando desarrollamos Galiweather lo hicimos motivados por la investigación, aunque aquello acabó siendo una aplicación real que cedimos gratuitamente a MeteoGalicia", el servicio meteorológico de la comunidad.

¿Cómo funciona?

El software extrae de los datos información meteorológica relevante para los próximos cuatro días: intensidad y dirección del viento, temperaturas máximas o mínimas... "y sobre eso se aplican una serie de técnicas que extraen la información relevante de forma no textual, sino con una especie de proto-lenguaje que, utilizando técnicas de lógica borrosa, nos da un grado de veracidad sobre la información que estamos extreyendo".

La lógica borrosa o difusa es una forma de convertir valores numéricos en algo que se parezca a lo que hacemos los humanos en el mundo real. Por ejemplo, si preguntamos a alguien si hará frío por la tarde, nadie suele responder "habrá un 84% de opciones de que las temperaturas bajen de 12 grados", sino más bien "anda, llévate una chaquetilla". Esta labor de interpretación es la que realizaban tradicionalmente los meteorólogos, pero el sistema de Ramos ha logrado emularlo con cierto éxito. "Dependiendo del grado de verdad que obtenga el sistema, decidimos cómo lo verbalizamos, por ejemplo: la mayor parte de los próximos días va a estar nublado o despejado: usamos términos lingüísticos en vez de porcentajes concretos".

Recientemente, este hallazgo le ha valido al joven doctor en informática uno de los premios a los investigadores del año de la Sociedad Científica Informática de España y la Fundación BBVA.

"Existe un potencial muy grande en el uso de técnicas de lógica borrosa al lenguaje natural", explica Ramos, que contempla expandir la aplicación de Galicia a otras zonas de España, "al igual que buscar otras aplicaciones para el sistema en áreas como salud o business inteligence".