Jessica Amo, Sara Gómez y Montse Cervera.

Jessica Amo, Sara Gómez y Montse Cervera. Silvia P. Cabeza

Investigación Mujer e Ingeniería

Estas ingenieras no quieren volver a ser princesas

¿En qué momento del camino una mujer que de niña quería ser ingeniera pierde interés? Hablamos con estudiantes y profesoras para entender por qué son cada vez más minoría.

Antonio Villarreal Silvia P. Cabeza

Noticias relacionadas

Sara Gómez fue la primera mujer en dirigir la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial de la Universidad Politécnica de Madrid. Cuando, hace años, era estudiante de ingeniería en esta misma institución, solamente podía contar a otra mujer en su clase y a otras cuatro en su colegio mayor.

Ingenieras

En este tiempo, la cosa ha mejorado algo, pero no lo suficiente. En 2010 las mujeres suponían un 27% de los estudiantes de estas carreras, pero desde 2015 la cifra ha bajado hasta el 25% según datos del Ministerio de Educación. Las carreras técnicas, y especialmente las de ingeniería, encuentran enormes dificultades para que las mujeres se alisten. Por ello, esta profesora se ha involucrado en el proyecto Mujer e Ingeniería, impulsado por la Real Academia de Ingeniería.

Además de dejarse aconsejar por ingenieras en activo, Montse Cervera y Jessica Amo, dos estudiantes de ingeniería en la Universidad Carlos III y la UPM prestan ahora su tutela a las recién llegadas para que las nuevas universitarias se sientan más cómodas en un mundo donde no sólo son franca minoría, sino que la brecha sigue ampliándose.