El perro-robot de Boston Dinamics genera amor y odio a partes iguales.

El perro-robot de Boston Dinamics genera amor y odio a partes iguales. Cedida

Ciencia TECNOLOGÍA

El perro-robot que genera tanta admiración como terror

SpotMini, el perro robótico creado por Boston Dynamics, es capaz de moverse como un ser vivo. Su aparente autonomía ha creado en muchos el miedo a un apocalipsis tecnológico.

SpotMini, el polémico perro robótico

Tu perro será muy listo, pero no tanto como SpotMini, el perro robótico de Boston Dynamics. El robot de la empresa tecnológica no es sólo capaz de supervisar las obras de un edificio en construcción, sino que también sabe bailar al ritmo de Bruno Mars -con pasos de Michael Jackson incluidos-.

Puede bailar y, además, lo hace con bastante ritmo, como ha mostrado Boston Dynamics en el último vídeo que ha compartido, donde se ve al perro-robot realizando una coreografía. El robot es capaz de ejecutar vueltas, saltos y pasos laterales mientras mueve el cuello y la cabeza con coordinación al son de la canción Uptown Funk, del cantante estadounidense. Movimientos robóticos que son tan reales que parecen de un ser vivo.

La aparente autonomía de estas máquinas hace que muchos las vean como el primer signo de un hipotético apocalipsis tecnológico. Especialmente si se programaran con fines bélicos o violentos. MiniSpot, sin embargo, está pensado para ayudar en actividades como la construcción, el reparto, la seguridad o, incluso, las tareas domésticas.

Probablemente, pues, se trate de temores exagerados influenciados por representaciones distópicas en la cultura pop como la película Terminator. De hecho hoy en día hay tecnologías como las redes sociales que usamos a diario y que representan un peligro mucho mayor para nuestra seguridad y privacidad.