El divulgador y profesor de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia J.M. Mulet.

El divulgador y profesor de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia J.M. Mulet. Jacob Villavicencio

Ciencia Doctor en Bioquímica y Biología Molecular y divulgador

J.M. Mulet: "El agua embotellada no es mejor que la del grifo. Para nada"

Dice J.M. Mulet (Denia, 1973) que en una nevera caben muchas leyendas urbanas. Es una de las paradojas de la Era de la Información, un periodo de tiempo éste en el que la desinformación, los engaños y los mitos relacionados con la alimentación y la salud campan a sus anchas y se propagan por la red como si de una pandemia se tratase, favoreciendo en muchos casos los intereses comerciales de la industria alimentaria. "Con la nutrición existen toda una serie de intereses comerciales que no existen en otras ramas de la ciencia como la física o las matemáticas", confirma Mulet.

Por esta razón, este reconocido investigador, profesor de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia, divulgador y defensor a ultranza de la razón y la evidencia científica frente a las pseudociencias y terapias alternativas, vuelve a poner en negro sobre blanco cuáles son las 101 dudas, mentiras y engaños más extendidos sobre la alimentación en ¿Qué es comer sano? (Destino). La pregunta tiene miga, nunca mejor dicho. ¿Cuántas veces has escuchado eso de que el desayuno es la comida más importante del día? ¿Y lo de que hay que beber ocho vasos de agua? Ah, ¿y que los zumos detox son buenísimos porque ayudan a eliminar toxinas? Todo mentira. Como lo lees.

¿Comemos mejor o peor que antes?

Si lo miramos por la vertiente de la seguridad alimentaria, la comida es más segura y es mucho más sana que nunca. Nunca hemos tenido una comida de tanta calidad como ahora. Sólo hay que ver la de gente que se moría de intoxicaciones alimentarias hace 30 o 40 años y la que se muere ahora. 

Otra cosa es que las personas coman cada vez peor. Es decir, que tú vayas a un supermercado y la gente no esté en la sección de fruta y verdura, sino que esté en la sección de dulces y aperitivos embolsados. Pero tampoco te diría que la gente antes sabía nutrición y comía bien. No. Es que igual antes la gente no tenía ni tanto dinero ni tanta variedad. Comerse unas galletas en los años 20 o 30 en España era un lujo. El problema es que con la mejora del nivel de vida ya no lo es y tenemos mayor acceso a la comida basura.

Decía mi abuela que el desayuno es la comida más importante del día.

No es verdad. De hecho, ayer salió un estudio que aseguraba que cenar pronto previene la aparición de cáncer. Yo esperaría a que ese estudio lo confirme o lo vea alguien más. La mayoría de los estudios señalan que lo importante es qué comes a lo largo de un mes o de la semana, pero cómo lo distribuyes a lo largo del día no es tan significativo.

El mito que dice que no hay que cenar hidratos para evitar engordar tampoco se sostiene.

No, lo importante es no acostarte justo después de cenar. Es aconsejable dejar pasar dos o tres horas tras la cena, pero que cenes más fuerte y comas más ligero, o que comas más fuerte y cenes más ligero no es tan importante. Es lo que dicen los estudios que tenemos ahora.

Hay también voces que apuntan que el agua embotellada es mejor que la del grifo.

El agua embotellada no es mejor que la del grifo. Para nada. El agua embotellada, si te gusta el sabor o la tienes que llevar a algún sitio, está bien. Pero para la salud el agua del grifo es perfectamente aceptable y buena. Porque si no lo fuera, no saldría por el grifo. Tan fácil. Beber agua embotellada no tiene ningún efecto para la salud. Es cierto que si te vas a un país exótico, es mejor beberla embotellada porque el agua del grifo no tiene las condiciones sanitarias adecuadas. Pero en un país occidental beber agua embotellada no tiene demasiado sentido.

¿Por qué este boom de productos naturales? ¿Se está aprovechando la industria alimentaria de nuestra mayor conciencia 'healthy'?

No creo que estemos más concienciados que nunca. Lo que ocurre es que ahora tenemos más nivel económico que nunca. ¿Crees que en los países en los que las personas pasan hambre se preocupan de que la comida sea natural, ecológica, transgénica o lo que sea? El problema es que aquí podemos pararnos en estas tonterías porque comer es cada vez más barato. Hay una ley, la llamada ley de Engel, que establece que conforme mejora el nivel económico, cada vez gastamos menos en alimentos. El porcentaje cada vez es menor. Como ahora comer está al alcance de la mayoría, hay gente que se puede dedicar a los lujos y a los caprichos. Y éste es un nicho de mercado que la industria ha visto. 

Como ahora comer está al alcance de la mayoría, hay gente que se puede dedicar a los lujos y a los caprichos 

¿Cuál es el mito que más cuesta derribar?

Todos los mitos en los que se dice que algo de antes era mejor. Es decir, que el tomate ya no sabe a tomate, que nuestras abuelas comían mejor, que la comida de antes era una maravilla y la de ahora es fatal. 

Es un conocido defensor de la lucha contra las pseudociencias. ¿Por qué aún hoy, en pleno siglo XXI, no hemos conseguido acabar con la medicina y las terapias alternativa?

Porque tenemos poco sentido crítico. Porque la información se difunde muy rápido y no somos todo lo críticos que deberíamos ser con ella.

Año 2018. Hay quien sigue afirmando que la tierra es plana. Y gente que se lo sigue creyendo. 

Mi experiencia es que tú puedes inventarte la teoría que quieras, que acabará creyéndosela alguien. Por eso son tan peligrosas las bromas como la que llevó a cabo Orson Welles en La guerra de los mundos. Con internet es muy fácil hacerlas y reírse un rato, pero tiene el peligro de que siempre hay alguien que se lo acaba creyendo. Y mucho tiempo después aquello sigue vigente.

¿Tiene algún beneficio, por mínimo que sea, la homeopatía?

Sí, para el que la vende, que consigue venderte azúcar a precio de oro.

¿Qué les decimos a aquellos que afirman que "vale, que no tiene ningún beneficio, pero que tampoco provoca ningún daño, que es como un placebo"?

Define daño. Tú imagínate que eres una persona que tiene una afección seria y se trata con homeopatía. Existe una cosa que se llama daño por omisión. Y la homeopatía por ahí puede hacer mucho daño. De hecho tenemos casos de niños o de mayores que se han tratado enfermedades serias con homeopatía y han tenido mucho, mucho daño.

Existe una cosa que se llama daño por omisión. Y la homeopatía por ahí puede hacer mucho daño

¿Y a los que la defienden como terapia o tratamiento complementario?

Básicamente lo que quieres es que siga el tratamiento que funciona y de paso 'cascarle' 15 euros a una persona enferma por un bote de pastillas de azúcar. Le estás haciendo un daño económico. Porque le estás vendiendo algo con unas propiedades que realmente no tiene.

'La izquierda feng-shui', el libro de Mauricio Schwarz [J.M. Mulet escribe el prólogo], explica cómo existe toda una corriente en la izquierda que defiende la medicina alternativa y la pseudociencia. ¿Por qué ha dejado la ciencia de ser 'progre' para una parte de la izquierda?

La izquierda ha tenido una evolución un poco preocupante. Marx y Engel eran absolutamente racionalistas. Y eran unos defensores de la razón y de la ilustración, y defendían el avance científico. Yo creo que todo viene de cuando en la izquierda comenzaron a entrar los niños 'progres', la 'Gauche Divine', que eran sobre todo hijos de papá ricos de derechas, y se trajeron todas las manías y costumbres de los padres cambiándolas. Si la derecha tradicionalmente era muy espiritual, muy de misa, estos han mantenido esta espiritualidad pero cambiada. Pero ya te digo, una persona que realmente tiene necesidades no se para en tonterías. No se para en si la comida es tal o cual. Igual que si una persona está realmente enferma, lo que quiere es un buen tratamiento y no homeopatía.

¿Hay más 'magufos' de izquierdas o de derechas?

Son diferentes. Las generalizaciones son muy peligrosas porque te podría dar ejemplos de personas que no cumplen ningún estándar en un lado o en otro. Normalmente, la derecha siempre ha estado más vinculada a la religión, mientras que dentro de la izquierda siempre ha habido un sector relacionado con creencias de tipo orienta y pseudoesotéricas. Pero al final se trata de ser racional o no serlo. Se puede ser racional de izquierdas y de derechas. O no serlo.

¿Conviene desconfiar de los gurús?

Uno de los principios de la ciencia es la independencia del experimentador y la reproducidibilidad. Es decir, que cualquier experimento científico lo pueda hacer cualquier otro investigador repitiendo lo mismo que ha hecho el primero y que el resultado sea el mismo. Cuando un método o una afirmación depende de una sola persona, nos deben saltar todas las alarmas.