Las mujeres muestran una mayor actividad en la corteza prefrontal del cerebro.

Las mujeres muestran una mayor actividad en la corteza prefrontal del cerebro.

Ciencia

De "sexo débil", nada: las mujeres tienen un cerebro más activo que los hombres

Un nuevo estudio apunta que ellas tienen una mayor actividad en áreas como la corteza prefrontal, lo que explicaría por qué tienen más empatía, intuición o autocontrol.

José Andrés Gómez

La ciencia lleva años intentando averiguar cómo funciona el cerebro de los hombres y las mujeres. Conocer cuáles son las diferencias entre ambos sexos puede ayudarnos a entender, por ejemplo, por qué algunos trastornos mentales afectan más a unos que a otros o por qué determinadas enfermedades neurodegenerativas como el párkinson, por ejemplo, son más comunes en los varones.

Un equipo de científicos dirigido por el psiquiatra estadounidense Daniel Amen acaba de descubrir una nueva diferencia entre ambos géneros: los cerebros de las mujeres parecen ser mucho más activos que los de los hombres en algunas regiones. Los hallazgos acaban de ser publicados en la revista Journal of Alzheimer’s Disease.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores compararon más de 46.000 escáneres cerebrales realizados mediante Spect, una técnica de tomografía que utiliza rayos gamma y que está especialmente diseñada para rastrear el flujo sanguíneo a través de cerebro. En total, en el estudio dirigido por Amen participaron 26.802 personas (119 de ellas en perfecto estado de salud y 26.683 con distintas afecciones psiquiátricas).

Los resultados de este trabajo, en el que se observaron 128 regiones cerebrales, indican que las mujeres tienen una mayor actividad en más áreas del cerebro que los hombres, especialmente en la corteza prefrontal (la parte del cerebro asociada al control de los impulsos) y en el sistema límbico, la parte emocional que tiene un papel relevante en la aparición de los estados de ánimo. Así, los centros visuales y de coordinación del cerebro se mostraron más activos en los hombres.

Los investigadores sugieren que esto podría explicar por qué a menudo las mujeres tienen un comportamiento más empático e intuitivo que los hombres. Sin embargo, esta mayor actividad en la corteza prefrontal también trae aparejado un problema: ellas podrían estar más expuestas a sufrir alzhéimer, depresión, ansiedad o trastornos alimentarios.

"Éste es un estudio muy importante para ayudar a entender las diferencias cerebrales basadas en el género. Las diferencias cuantificables que encontramos entre hombres y mujeres son importantes para entender cómo influye el género en trastornos cerebrales como la enfermedad de Alzheimer", asegura en un comunicado el fundador de la Clínica Amen.

Tal y como ha señalado Neuroskeptic, un reputado bloguero de neurociencia que tiene un canal en Discover Magazine, "estos resultados no significan que las mujeres usan más sus cerebros, sino que la sangre fluye más a través de los vasos sanguíneos que hay en el cerebro femenino. Y podría haber muchas explicaciones para ello".