Sanidad

El cuello de botella de la vacunación: Castilla y León esperaba 42.200 vacunas de Moderna en la segunda quincena de enero y sólo ha recibido 6.200, seis veces menos

7 febrero, 2021 13:41

S. Calleja / ICAL

Los retrasos en la llegada de dosis lastran las estrategias de vacunación en toda España, también en Castilla y León donde el principal cuello de botella se encuentra en la vacuna de Moderna. A día de hoy, la Comunidad sólo ha recibido 6.200 dosis de las 42.200 asignadas en el inicio de la vacunación y que estaba previsto que llegaran en la segunda quincena de enero. Esto se traduce, un mes después, en que la entrega es seis veces inferior a las previsiones iniciales de la Consejería de Sanidad, lo que marca el ritmo de vacunación entre los profesionales sanitarios, que son a los que en un principio está dirigido este suero.

La vacunación en este grupo va mucho más lenta de lo esperado. De hecho, hasta el 6 de febrero, sólo había 3.482 trabajadores de centros sanitarios de primera línea que han recibido las dos dosis de la vacuna, el ciclo completo, aunque se le han administrado 25.369, tanto de la vacuna de Moderna como de la de Pfizer-BioNTech que también llega a un ritmo inferior al esperado, pero de la que se han entregado 157.860 dosis hasta la fecha en la Comunidad.

Hasta el pasado lunes, el laboratorio Moderna sólo había enviado 2.500 dosis en Castilla y León, a las que se han sumado otras 3.700 esta semana, hasta un total de 6.200, unas entregas que ralentizan el ritmo previsto para cubrir a los trabajadores sanitarios de primera línea cuya inmunización arrancó el 15 de enero, al tratarse del segundo grupo prioritario, tras las personas institucionalizadas y trabajadores sociosanitarios, según marca la Estrategia de vacunación frente a la COVID-19 en Castilla y León que sigue los criterios de la nacional, bajo el consenso del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

En concreto, las 6.200 dosis se han repartido en todas las provincia, con 1.000 en Zamora; otras 800 en Ávila; 800 más en León; mientras que a Salamanca han llegado 700, la misma cantidad que a Segovia y Valladolid. En Burgos se han distribuido 500 y 400 en Valladolid.

Por lo que respecta a la de Pfizer-BioTech, son 157.860 que se han distribuido a razón de 29.060 en Valladolid; 25.740, en Burgos; 25.545, en León; 24.375, en Salamanca, que en el caso de Palencia son 14.530; 11.895 en el de Zamora; 10.725, en el de Ávila; 8.580, en el de Soria, y 7.410, en el de Segovia.

Más de 42.000 trabajadores

A lo largo del proceso, la Consejería de Sanidad prevé vacunar a más de 42.000 trabajadores de centros sanitarios, tanto del segundo como del tercer grupo, entre Atención Primaria (9.030 profesionales), Especializada(31.207) y Emergencias Sanitarias (351). Asimismo ofrecerá la vacuna a otros empleados de empresas externas que desarrollen su labor profesional en instituciones y servicios sanitarios (técnicos de transporte sanitario, limpieza y seguridad, entre otros.

La previsión, es que en Ávila se ofrezca a 2.595 profesionales (764 de Atención Primaria y 1.831 de hospitales); en Burgos, a 5.756, (1.368 y 4.388); en León, a 5.575 (1.186 y 4.389): El Bierzo, a 2.086 (532 y 1.538), mientras que en Palencia serán 2.790 (736 y 2.054); en Salamanca, 6.363 (1.315 y 5.048); en Segovia, 2.448 (649 y 1.799); en Soria, 1.807 (486 y 1.321); en ‘Valladolid Este’, 5.120 (835 y 4.277); en ‘Valladolid Oeste’, 4.190 (931 y 3.259); y en Zamora, 3.144 (835 y 2.309).