Sanidad

Los enfermos en UCI ya sobrepasan su capacidad natural y la consejera avisa de una situación "muy grave" en dos semanas

21 enero, 2021 19:58

Los hospitales de Castilla y León tienen a fecha de este jueves 337 pacientes en las unidades de críticos --201 de ellos con COVID-19-, con lo que ya se supera la capacidad inicial que tenían estas áreas al comienzo de la pandemia, que era de 331 camas.

Así se recoge este jueves en el portal de Datos Abiertos de la Junta de Castilla y León, donde se indica que el conjunto de los hospitales de la Comunidad presentan una ocupación del 102 por ciento con respecto a la capacidad inicial de las unidades para pacientes críticas y del 66 por ciento si se tienen en cuenta las camas que se han habilitado en otros servicios, las cuales provisionalmente no se dedican al tipo de pacientes a los que originalmente atendían.

Seis de los once hospitales con unidades de críticos tienen ya sobrepasada la capacidad inicial de sus UCI y el caso más acusado es el del Hospital Del Río Hortega de Valladolid, que tiene 47 pacientes críticos que superan en un 42 por ciento de su capacidad inicial de 33 camas. El Complejo Asistencial de Palencia, con 27 pacientes críticos, supera en un 35 por ciento la capacidad inicial de sus UCI (20 camas).

En el Hospital Clínico de Valladolid, con 65 pacientes en unidades de críticos, ven superada su capacidad inicial --57 camas-- en un 14 por ciento. Lo mismo sucede en el Hospital Comarcal del Bierzo, en Ponferrada, que alberga 16 pacientes críticos y tenían una capacidad inicial de 14 camas. 

También supera la capacidad inicial de las UCI el Complejo Asistencial de Segovia, con 17 pacientes críticos sobre un punto de partida de 16 camas, y en el Hospital Universitario de Burgos la situación es similar, con 44 pacientes críticos sobre una capacidad inicial de las UCI de 42 camas.

Sin colapso pero con mala previsión para dentro de quince días

Pese a lo anterior, la consejera de Sanidad anunció que no se espera un colapso en el sistema sanitario. "No estamos en ese contexto", ha aseverado Casado, quien, no obstante ha explicado que se está intentado dar cobertura a los pacientes Covid y no covid "al mismo tiempo" y ha recordado que esta pandemia tiene víctimas directas, que son las que padecen el coronavirus, y las víctimas indirectas, porque si hay plantas hospitalarias dedicadas que se dedican al Covid esas plantas no se pueden abordar "otro tipo de problemas".

Por eso ha insistido en la necesidad de "reforzar y reorganizar" para tener el sistema sanitario "lo mejor organizado" porque se está produciendo una "sobresaturación" en Atención Primaria que le preocupa porque es "absolutamente clave" para la actividad preventiva" y si no se hace al ritmo normal puede suponer que se "tarde más" en detectar un cáncer de colon o de cuello de útero, dos de las actividades preventivas más extensivas.

Por ello, ha indicado que se tiene que "normalizar" lo más posible la situación y lograr doblegar la tercera ola, aunque ha asegurado que el sistema sanitario de Castilla y León "tiene todavía colchón para subsistir" y no colapsar, aunque "de seguir este ritmo", en quince días se puede llegar a una situación "muy complicada y muy grave".

Asimismo, Verónica Casado confía en lo planes de contingencia y la reorganización hospitalaria para evitar llegar a ese colapso que se produciría, tal y como ha explicado, cuando hay más de 500 personas ingresadas en las UCIs y gente en los pasillos a la que no se puede atender, una situación que no se da y que confía que no se llegará.