Valladolid

Una carta muy especial y 25€ en cañas no disfrutadas

15 diciembre, 2020 09:14

Hay gestos que llenan. Que llenan de emoción, de ternura y que tocan la fibra. Si no que se lo digan a Cristian, el regente del Bar Piraña, ubicado en la capital vallisoletana, cuando leyó la carta de Patricia, una clienta habitual, que les dedicó una emotiva sorpresa con su misiva el pasado sábado.

“Es una clienta habitual que tenemos trabajando en el Hospital Clínico y es muy emocional como se puede ver en la carta. El sábado yo no estaba en el local. Me avisaron los trabajadores de que Patricia había ido a recoger una tortilla que me pidió y que nos había dejado una carta”, nos cuenta Cristian, en declaraciones a NoticiasCyL Valladolid.

La carta decía lo siguiente:

“Buenas, os he echado de menos durante estas 5 semanas. Pero sé que ha sido mucho más duro para vosotros. He calculado las cañas que me habría tomado y lo he puesto en el sobre para que no me eche de menos también la caja. Gracias por resistir. Patricia”. 

Los chicos me dijeron que qué hacían con la carta que venía con 25 euros y esas palabras”, añade Cristian. El regente del establecimiento asegura que “se quedó a cuadros” ya que “fue muy emocionante” y que les dijo a sus trabajadores que “ese dinero fuera al bote y no a la caja”.

Desde las redes sociales de Piraña ofrecieron una bonita constestación a la carta de Patricia que tuvo muchos me gusta e interacciones con comentarios de agradecimiento a la labor de la hostelería que tan mal lo está pasando en estos tiempos de COVID.

Cristian asegura que la carta fue recibida a eso de las 20 horas del sábado en su local pero que antes un cliente les había regalado, a eso de las 14 del mismo día, un boleto de Lotería en otro precioso gesto de apoyo. 

Todos los clientes nos han manifestado su ilusión por nuestra vuelta. Ese aliento de la gente te llega. Ves que, a pesar de la mascarilla, entran sonriendo. La vuelta ha sido muy emocionante y toda la gente está siendo muy correcta a la hora de respetar las medidas de seguridad vigentes”, añade Cristian.

Un precioso gesto de una clienta y una vuelta esperada tanto por los clientes como por los propios hosteleros tras más de un mes en el dique seco por las restricciones que entraron en vigor el pasado 6 de noviembre.