Salamanca

Prisioneros de las apuestas: aumentan los jóvenes enganchados al juego online

20 mayo, 2018 08:56

El juego es parte de la vida, siempre se gana y se pierde algo. En era moderna, la búsqueda de dinero fácil lleva a muchos seres humanos a hacer del juego más que una forma de vida, una obsesión que deriva en enfermedad. En la época de las nuevas tecnologías, este problema se globaliza y sobre todo viraliza entre los más jóvenes.

Periódicos, radios, televisión, internet, bares, restaurantes, bingos, son sólo parte del entorno en el que podemos encontrar posibilidades de jugar. Según datos oficiales, la industria del juego en España supone unos ingresos públicos de 19.000 millones de euros y el negocio privado mueve un total que supera los 30.000 millones de euros.

La adicción a internet, pese a que no es nada conocida, es en la actualidad uno de los más serios riesgos al que nos vemos sometidos, por el campo tan amplio de posibilidades que ofrece a aquel que lo usa. Y, cómo no, el juego no deja de estar presente sino que subyace en todas y cada una de las estructuras de la red, por no decir que de la sociedad, ya que son muchas las casas de apuestas y juego on line que se anuncian en los periódicos, radios y que incluso patrocinan equipos de fútbol.

Según la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda y Función Pública, unos 670.000 españoles apuestan al menos una vez al año. Casi la tercera parte, un 30%, tiene entre 18 y 25 años. Es el nuevo perfil del ludópata, estudiantes o 'ninis' sin responsabilidades familiares, incluso menores de edad pese a estar prohibido, pero burlan al sistema a través de amigos. Así, lejos ha quedado la figura del hombre casado de entre 35 y 45 años enganchado a la máquina tragaperras como perfil del jugador impulsivo.

Desde la Asociación Salmantina de Jugadores de Azar Rehabilitados (Asaljar) perciben el incremento de este problema. Cada vez son más los jóvenes que precisan ayuda debido a las apuestas deportivas por internet, “se ve incluso bien entre grupos de amigos”. Pero las consecuencias negativas son las mismas pese a que no haya síntomas evidentes físicos como los que producen el alcohol y las drogas. De hecho, se ha creado un nuevo grupo de ayuda exclusivamente para tratar esta adicción a las apuestas, explicaba recientemente a NOTICIASCYL Luisa Ventola, psicóloga de la asociación.

Mientras, el presidente de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar), Máximo Gutiérrez, ha insistido en la presentación en que la principal demanda del colectivo es “que se regule la publicidad del juego, porque ahora mismo está en manos del código ético de los propios operadores”. Esta regulación es clave para frenar la ludopatía y el auge que se está produciendo entre los jóvenes, “incluso menores de edad, por las facilidades que hay para realizar apuestas por internet y para los juegos online”, ha añadido Gutiérrez que ha recalcado que no exigen la prohibición de la publicidad, “sino una regulación, poner límites”.

Según el presidente de Fejar, el Gobierno tiene listo un Real Decreto sobre publicidad responsable, “pero lleva dos años en el cajón y sólo falta la firma en el Consejo de Ministros, no hay ninguna disculpa para que lo tengan retrasado tanto tiempo”. Esa falta de regulación en la publicidad tiene también otro aspecto negativo en la diferente legislación que regula el juego, “en cada comunidad autónoma hay una regulación distinta y así es muy difícil poner en marcha las acciones conjuntas de prevención que harían falta, como ocurre para prevenir el consumo de alcohol, drogas o tabaco”.

Apostar se ha convertido en 'trending topic' entre los jóvenes, pero olvidan que su 'all in' desemboca generalmente en 'game over'.