León

Un escritor peruano, protagonista en la Feria del Libro, este domingo

12 mayo, 2018 21:47

La participación del escritor peruano Fernando Iwasaki (Lima, 1961) es una de las citas "importantes" en el calendario de esta 41ª edición de la Feria del Libro. El filólogo e historiador compartirá mesa redonda con el novelista y poeta Luis Artigue (León, 1974), con quien conversará este domingo, 13 de mayo, a partir de las 19.00 horas, sobre el terror y el humor en la literatura a partir de sus respectivas obras Ajuar funerario (Páginas de Espuma) y Donde siempre es medianoche (Pez de Plata), en las que ambos rompen los cánones genéricos tradicionales.

Posteriormente, según informa la organización a través de un comunicado remitido a Europa Press, Iwasaki presentará su más reciente ensayo, Las palabras primas (Páginas de Espuma), donde recopila textos y conferencias que aproximan el habla española e hispanoamericana.

Jugando con la polisemia del vocablo 'prima', Iwasaki titula esta interesante obra y establece en ella tres niveles de relación: primacía, parentesco e imprimación. "El habla siempre ha sido una de mis preocupaciones, mi materia de trabajo. Porque los escritores trabajamos con las palabras, son las piezas esenciales de lo que queremos transmitir", ha manifestado.

"La lengua es de los hablantes, los académicos lo saben. Simplemente certifican el uso acreditado de las palabras", continúa, "lo que tarden en ser reconocidas ya no depende del hablante, que sí las utiliza".

Preguntado por la riqueza del habla hispanoamericana, recuerda que "estamos ante una comunidad que integra a más de veinte países diferentes". Por eso considera natural que a un español le parezca que el habla hispanoamericana es más exuberante, puesto que "al escuchar primero a un colombiano, después a un salvadoreño y, por último, a un uruguayo, por ejemplo, se recibe cierta sobredosis de vocabulario".

Iwasaki establece un paralelismo con la riqueza que en nuestro país manifiestan las diversas comunidades autónomas: "A un leonés le puede parecer muy diferente el habla andaluza, lo mismo que para un murciano le resulta especial y cautivante el habla del campo castellano, un mundo lleno de registros que se nos escapan a los que vivimos en la ciudad".

"Me parece extraordinario que en León exista una tradición de narración oral como la de los filandones. Muy bien representada por autores maravillosos como son mis amigos José María Merino, Luis Mateo Díez o Juan Pedro Aparicio", revela, "además los leoneses tienen una manera muy bella de hablar".

Admite estar "muy asustado" con el español del futuro, porque creo que avanzan hacia una "homogenización" y "ni siquiera es algo premeditado, sino que ocurre progresivamente". "Por ejemplo, los artilugios digitales tienen incorporado un diccionario que siempre será más limitado o que no reconocerá los regionalismos", concluye el comunicado.