Región

Castilla y León afronta el lunes una "histórica" moción de censura con la mirada puesta en Ciudadanos

20 marzo, 2021 12:29

Las Cortes de Castilla y León acogerán este lunes el debate de la primera moción de censura que se presenta a un Gobierno de la Comunidad, una sesión que tiene como protagonista a Luis Tudanca, el candidato propuesto por el PSOE, formación impulsora de la moción, mientras que serán "determinantes" los votos de los 11 procuradores de Ciudadanos para que prospere la iniciativa de los socialistas con el objetivo de "sacar" al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), y a su vicepresidente, Francisco Igea (Cs), del Ejecutivo.

La sesión se produce casi dos semanas después de que el PSOE registrara en las Cortes la moción de censura, el pasado 10 de marzo, día en el que los socialistas, junto a Cs, presentaron una iniciativa en el mismo sentido en la Comunidad de Murcia e Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad Madrid, disolvió la Asamblea y decidió convocar elecciones para evitar un movimiento similar.

La Mesa de las Cortes admitió la moción de censura que propone a Luis Tudanca como candidato a la Presidencia de la Junta el pasado lunes 15 de marzo y una semana después se producirá el debate de una iniciativa que se "precipitó" por los acontecimientos que se vivieron en el ámbito nacional ese 10 de marzo.

No obstante, la idea de una moción de censura empezó a escucharse en boca de la secretaria de Organización del PSOECyL, Ana Sánchez, el pasado 22 de febrero, día en el que la socialista se refirió, por primera vez, a que no se descartaba esta opción debido a la existencias de "motivos objetivos y gravísimos" y después de que, a su juicio, se hubieran "volado todos los consensos sobre los que se construyó la Comunidad autónoma".

Desde ese día, el PSOE comenzó a hacer un llamamiento a la responsabilidad de Ciudadanos, partido que actualmente gobierna en coalición con el PP, ya que su apoyo es necesario para que Tudanca pueda llegar al Palacio de la Asunción, sede del Gobierno autonómico.

Y es que los socialistas, con 35 procuradores y la formación más votada en las elecciones de mayo de 2019, necesitarían el apoyo de, al menos, otros seis escaños, dos de ellos serían los de Podemos, cuyo portavoz, Pablo Fernández, ya ha garantizado su respaldo y los cuatro restantes, a la espera de lo que vote el procurador de Por Ávila, el de UPL y la procuradora no adscrita María Montero, deberían salir de la formación naranja.

Aunque desde el partido liderado por Luis Tudanca se ha reiterado en diferentes ocasiones que se barajaban otros tiempos para presentar esta moción de censura, los acontecimientos nacionales del pasado 10 de marzo y la posibilidad de que Mañueco actuara como Ayuso y convocara elecciones en Castilla y León precipitaron la decisión de los socialistas.

Desde ese día Luis Tudanca ha defendido que existen negociaciones con Ciudadanos, sin embargo, los procuradores de la formación naranja en Castilla y León han asegurado que votarán en contra de la moción de censura, una unidad de acción que escenificaron en una rueda de prensa ofrecida por todos ellos el pasado viernes, 12 de marzo. No obstante, una semana después, el viernes 19 de marzo, la procuradora de Ciudadanos por Salamanca María Montero decidía dejar el Grupo, aunque no su escaño, tras criticar al partido por incumplir sus promesas, al tiempo que apuntó a una "falta de liderazgo".

Las muestras de unión entre PP y Cs también se evidenciaron el lunes 11 de marzo, cuando el presidente y el vicepresidente de la Junta comparecieron de forma conjunta para defender la unidad y "solidez" del Gobierno autonómico.

Asimismo, estaba prevista la visita a Castilla y León de la líder nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, para asegurar en persona el respaldo de la formación naranja al Gobierno de Mañueco e Igea, después de que ya lo hubiera manifestado públicamente en varias declaraciones y se lo trasmitiese en conversaciones telefónicas con ambos dirigentes.

No obstante, esa visita, prevista para este lunes, 15 de marzo, se vio suspendida por la reunión de Ejecutiva Nacional de Ciudadanos que analizó la decisión de los tres diputados de Murcia que rompieron el acuerdo con el PSOE sobre la moción de censura y decidieron finalmente mantener su apoyo al gobierno del PP.

Durante estos días el líder socialista ha garantizado que cuenta con el respaldo del presidente de su partido, Pedro Sánchez, mientras que, tanto Mañueco como Igea, le han acusado de actuar "al dictado de Ferraz", al considerar que la iniciativa se pergeñó en el ámbito nacional.

TEXTO DE LA MOCIÓN

Después de todos estos acontecimientos finalmente la moción será debatida el lunes con Luis Tudanca como candidato a la Presidencia. Así, el PSOE argumenta la iniciativa en las "múltiples causas de corrupción política" abiertas en los tribunales, después de más de 30 años de gobierno del PP, y sometidas a comisiones de investigación en las Cortes, en la alternancia política, "basada en la voluntad popular" manifestada en las elecciones de mayo de 2019, donde el Partido Socialista fue el más votado en la Comunidad, y porque supone "una opción para la regeneración política, de ética pública y el fortalecimiento de las instituciones autonómicas".

Asimismo, en la moción se explica que la Junta, en la presente Legislatura, no ha activado los instrumentos de convergencia y cohesión territorial previstos en el Estatuto de Autonomía además de que esta realizando una gestión de la crisis sanitaria por la Covid-19 y sus secuelas sociales, económicas y de empleo "con absoluta pasividad y desconcierto y sin empatía con las personas y las familias afectadas y en confrontación con los sectores económicos y con los agentes económicos y sociales".

"La Junta ha incumplido todos los acuerdos suscritos con las fuerzas políticas para fortalecer la acción política de la Comunidad en la salida de la crisis", argumenta el PSOE, que considera que Castilla y León "necesita un cambio de rumbo capaz de generar confianza y esperanza en el presente y en el futuro".

Asimismo, esta moción es un "compromiso social con la ciudadanía", con el reforzamiento de los servicios públicos, de garantía "de igualdad efectiva de oportunidades", de "compromiso con todos los territorios" y con un futuro "sostenible", basado en la gestión inclusiva de la transición ecológica y digital, que junto a la igualdad de género y el reto demográfico "son los pilares del modelo de reconstrucción económica y social".