Región

El PSOE pierde la paciencia y rompe con la Junta por la falta de lealtad de Mañueco "manejado" por un "Igea desquiciado"

9 noviembre, 2020 12:54

La secretaria de Organización del PSOE en Castilla y León, Ana Sánchez, ha asegurado este lunes que los socialistas castellanoleoneses han perdido la paciencia con la Junta y ha anunciado un "severo cambio de rumbo" en las relaciones del principal partido en la oposición y ganador de las últimas elecciones, ha recordado, con el Gobierno autonómico, una ruptura que se empezará a materializar mañana cuando el PSOE ya no se sentará en la mesa de la sanidad aunque "no será la única".

"Nuestro comportamiento impecable ha sido directamente proporcional al impresentable comportamiento de Mañueco e Igea", ha asegurado Ana Sánchez que ha acusado al presidente de la Junta, el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco, de estar mintiendo a los castellanoleoneses y de estar aprovechando la pandemia del coronavirus para imponer "por la puerta de atrás" su "nefasto modelo" sanitario "privado y privatizador" tras haberse convertido en la "marioneta" de un "Igea políticamente desquiciado".

"Es indecente que Mañueco e Igea hayan entendido la gestión del COVID como una campaña de promoción y propaganda. Es tan indecente que sólo nos han dejado un camino, enfrente suyo y al lado de los castellanos y de los leoneses", ha sentenciado Sánchez para añadir: "No lo vamos a consentir, no vamos a ser cómplices de este desastre".

Ana Sánchez, que ha estado acompañada por el portavoz de Sanidad en el Grupo Socialista, Diego Moreno, ha asegurado que ha sido "imposible" llegar a un acuerdo en materia sanitaria con un "impostado" presidente de la Junta a pesar de "haberlo intentado todo" y de haberse tragado como principal partido de la oposición y ganador de las elecciones autonómicas "el sapo más grande de la vida" que ha sido contestado con "mentiras, ocultaciones, falta de transparencia y deslealtad manifiesta".

"Nuestros vecinos, los representantes de los sanitarios, de los pacientes, nos piden que nos levantemos ya de esa mesa porque los modelos son antagónicos", ha afirmado Sánchez, como ha compartido Moreno que ha acusado a la Junta de "entretener" a la oposición en esa mesa mientras "destroza" el sistema público para aplicar el modelo de los recortes de 2012, el de la desigualdad territorial, el de las listas de espera, el de los consultorios cerrados y el de la atención telefónica, muestra del "incumplimiento flagrante" del Pacto por la Reconstrucción de la Comunidad que, según han recordado, impulsó el PSOE y del que no se van a apear porque está firmado y porque la que está incumpliendo es la Junta.

Ana Sánchez ha recordado asimismo que el Partido Socialista ha apoyado todas las restricciones aplicadas por la Junta para frenar la pandemia para ha advertido de que no se puede mantener más tiempo ese apoyo sin que se materialicen las ayudas autonómicas a los sectores afectados.

En este sentido, ha reprochado a la Junta que no haya pagado "un sólo céntimo" de las ayudas complementarias ofrecidas para la hostelería en lo que ha considerado un ejemplo de la propaganda del "Gobierno de la rapiña", asunto que centrará una "moción muy detallada" en el próximo pleno.

Por todo ello, Sánchez ha anunciado que el PSOE de Castilla y León pasa a iniciar una ofensiva para liderar las relaciones con la sociedad civil y con los sectores más afectados por las decisiones "unilaterales" de la Junta con la que es "insoportable trabajar". Esa ofensiva comenzará con una gira del secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, por las nueve provincias para reunirse con los representantes del sector hostelero.

"Nuestra gente no puede seguir esperando a la propaganda de la Junta de Castilla y León que no se materializa en ayudas, y dinero hay", ha sentenciado Ana Sánchez.

"La ruptura se constata y se sustenta sobre pilares sólidos y sobre incumplimientos inadmisibles", ha argumentado finalmente la secretaria de Organización del PSOE que ha acusado a la Junta, a la que ve como un "lobo con piel de cordero", de pedir consenso con una mano para cambiar las mayorías por imposición en lo que ha considerado "una deslealtad manifiesta" con Castilla y León que será contestada "cada semana y cada día" ante cada uno de los incumplimientos del Gobierno conjunto de PP y Ciudadanos.

En este punto, ha tirado de ironía para preguntarse quién se presentará como candidato del Partido Popular a las próximas elecciones autonómicas ante la duda de si será Fernández Mañueco o el vicepresidente y miembro de Ciudadanos, Francisco Igea.