Región

Gobierno, Vestas y sindicatos acuerdan medidas para suavizar el cierre

11 octubre, 2018 11:29

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, los sindicatos UGT y CCOO y la compañía Vestas han firmado hoy el Marco General de Actuación para paliar el impacto del cierre de la planta situada en Villadangos del Páramo (León). El acuerdo tiene como objetivo principal apoyar la recolocación de los trabajadores de la fábrica y el tejido industrial asociado a la misma.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; el secretario general de la Federación de Industria de CCOO, Agustín Martín; el secretario general de UGT-FICA, Pedro Hojas, y el vicepresidente de RRHH de Vestas Mediterranean, Carlos Molinero, en representación del Director Global de Operaciones de Vestas, Jean-Marc Lechène, han suscrito hoy el acuerdo en la sede del Ministerio.

El Marco General de Actuación contempla que Administración pública estatal y empresa se comprometen a realizar sus mejores esfuerzos para lograr inversores industriales antes del 31 de diciembre de 2019, según informan fuentes ministeriales.

La Administración pública estatal se compromete a "promover el diseño de medidas de política industrial que contribuyan a la reindustrialización de la zona en pro de un desarrollo económico sostenible".

La empresa "promoverá una oferta de empleo dentro del Grupo Vestas en España y fuera de España" e informará a los empleados de León, que tengan interés, sobre las oportunidades de empleo y apoyará su reincorporación.

Ayuda de 300.000 euros para formación

Asimismo, facilitará la recolocación en empresas subcontratistas de Vestas o en otras empresas de León. En el Marco también se contempla la disposición por parte de Vestas de un presupuesto máximo de 300.000 euros para planes de formación para el empleo.

Vestas se compromete a "mantener el edificio en condiciones de operatividad hasta el 31 de diciembre de 2019 o hasta la transferencia del mismo a un inversor, lo que ocurra antes", y a mantener la actividad en las fábricas de Viveiro (Lugo) y Daimiel (Ciudad Real), eslabones fundamentales ambas en la cadena global de producción de la empresa, conforme a las actuales condiciones de mercado.

Además, se compromete a facilitar el proceso de venta de las instalaciones en la medida y proporción a las garantías que ofrezca que el futuro inversor sobre la contratación de empleados de la bolsa de trabajo creada a tal efecto.

El acuerdo incluye la creación de una Comisión de Seguimiento del desarrollo de las medidas y actuaciones recogidas en el Marco General de Actuación suscrito hoy en Madrid.

Para la ministra es "un buen acuerdo"

Para Maroto se trata de "un buen acuerdo" al que se ha llegado después "de un intenso trabajo" con los sindicatos y la empresa, al fijar un marco de actuación para dar una salida industrial a la planta de Villadangos.

La titular de Industria ha subrayado que el acuerdo incluye medidas para lograr un inversor que pueda mantener la unidad productiva, así como planes de recolocación y de formación dirigidos a los trabajadores afectados por el ERE. Por último, la ministra también ha hecho hincapié en que el acuerdo alcanzado "está abierto para que otros agentes se sumen".

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha mostrado esta tarde su satisfacción por el acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Industria, Vestas y los sindicatos para paliar los efectos del cese ordenado de la planta en Villadangos (León), con el mantenimiento de las instalaciones hasta el 31 de diciembre de 2019, y confía ahora en que fructifiquen los contactos para que un nuevo inversor se haga cargo de la factoría.

"El objetivo era arrancar a Vestas un compromiso para mantener la unidad productiva y el empleo, una vez que la parte social ya se resolvió por acuerdo del Comité de Empresa", ha declarado Barcones, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, advierte de que ahora "toca buscar un inversor interesado y que Vestas también se comprometa a facilitar la transmisión de la factoría y a poner las condiciones para que eso sea posible".

La delegada precisa que el acuerdo alcanzado, que incluye medidas para mantener las capacidades industriales y apoyar a los proveedores y subcontratistas de sus red industrial asociada, así como recolocaciones de los trabajadores afectados en otras plantas de la multinacional danesa, "está abierto a otras administraciones", en referencia a la Junta de Castilla y León, que está pendiente de una reunión en los próximos días con un posible inversor con el que ha contactado y que pudiera estar interesado en hacerse con la actividad de la factoría.

"Queremos seguir siendo prudentes y no generar falsas expectativas para lograr el objetivo final, con este inversor de la Junta u otros con los que el Gobierno pueda estar ya en contacto", indica Barcones, quien ha ensalzado el trabajo "discreto y comprometido con el territorio" realizado por la Administración central, que, como así ha puntualizado, pondrá sobre la mesa todas aquellas líneas de ayudas que puedan convencer al grupo interesado en la planta de Villadangos.