Región

En busca de la premura para volver a cazar al lobo

17 mayo, 2018 18:15

La Junta espera desarrollar en el menor tiempo posible los reglamentos del Decreto que regula la conservación de las especies cinegéticas de Castilla y León, su aprovechamiento sostenible y el control poblacional de la fauna silvestre que fue modificado precisamente en el Consejo de Gobierno del pasado 26 de abril para adaptarlo a los criterios fijados por la sentencia de mayo de 2017 de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJCyL.

Así lo ha asegurado este jueves la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, tras conocerse que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha decretado la firmeza de la sentencia que anuló el Plan de Aprovechamientos Comarcales del Lobo en los territorios cinegéticos situados al norte del río Duero en Castilla y León entre 2016 y 2019, después de que la misma no fuera recurrida por parte alguna.

Tras recordar que la Junta de Castilla y León siempre acata las sentencias a pesar de tratarse en este caso concreto de un fallo "cuanto menos sorprendente, por no decir muy sorprendente", ante las consecuencias de una "medida cautelar" dictada por el TSJCyL para una especie cinegética al norte del Duero que, según ha constatado como titular también de la cartera de Agricultura y Ganadería, está causando "graves daños" en la cabaña ganadera.

Marcos ha dudado de la "justificación suficiente" de los colectivos que han propuesto la suspensión de la caza del lobo al norte del Duero frente a los informes técnicos de los expertos que avalan que no se aplicase esta medida cautelar ya que se trata de una especie cinegética que necesita que se garanticen medidas que eviten la superpoblación sin control.

Dicho esto, la portavoz ha explicado que la Junta trabajará en el marco de la legalidad para que se pueda cazar el lobo en el norte del Duero para insistir en la necesidad de poner las cosas "en sus justos términos" desde el convencimiento de que la conservación de las especies y de los animales silvestres, por la que trabaja el Gobierno autonómico, ha aseverado, debe ser compatible también con la "importante" actividad económica en el medio rural y para garantizar que este sea un medio de vida "y no sólo un espacio de contemplación".

"Si estamos hablando de luchar contra la despoblación no podemos, en paralelo, estar impidiendo o poniendo trabas a toda la actividad que genera precisamente desarrollo económico y que permite vivir en el medio rural", ha advertido la portavoz y consejera en defensa de una actividad ganadera que, según ha refrendado, pasa "todos los controles de seguridad".

En este sentido, no ha dudado al afirmar que ante el bienestar de la fauna silvestre y el bienestar de las personas la Junta se pone al lado del sector ganadero de Castilla y León, para añadir que se pueden hacer las dos cosas, por lo que ha apelado a la "tranquilidad" en referencia al trabajo del Gobierno regional para que se puedan seguir cazando lobos al norte del Duero y velar así por el "interés general".