Región

Jaime Miguel Tomé, el ‘influencer’ Willy Fog de la vida social

18 marzo, 2018 05:14

Las nuevas tecnologías han permitido acortar distancias y viralizar la información. Un vídeo grabado en lo más profundo de la selva, si es atractivo y se difunde adecuadamente, puede llegar a ser visionado por millones y millones de personas en cuestión de horas, incluso minutos. Es el poder de las redes sociales, que han hecho aparecer nuevas profesiones: ‘youtubers’ e ‘infuencers’. Personas con una amplia cohorte de seguidores en su canal de vídeos o en su perfil de imágenes. En Salamanca también los hay y NOTICIASCYL tiene en marcha una serie para mostrarles cuál es su virtud y qué es lo que difunden.

Este sábado es el turno para Jaime Miguel Tomé, un joven nacido en Aranda de Duero (Burgos) pero residente en Salamanca, que se dedica al Internet Marketing, “y por eso empecé a tener contacto con Instagram quizás antes que otros usuarios”. Su perfil tiene más de 25.000 seguidores y se ha convertido en alguien admirado (y sanamente envidiado) por las oportunidades que le brinda la vida. ‘Living la vida social media’, reza el lema de su cuenta, y las imágenes dan fe de ello.

“Mi perfil quizás refleja algunos de mis hobbies, viajar y la música, y eso puede que enganche más a la gente a seguirme”, explica, asegurando que no sigue ningún plan previo. “Voy colgando las fotos según me van sucediendo. Tengo una vida bastante ajetreada por mi trabajo. Voy colgando mis fotos según me van sucediendo, aunque tampoco creo que reflejen mi vida real. Un perfil de Instagram no es más que la imagen que alguien quiere dar”.

Así comenzó todo. Sus fotografías comenzaron a gustar y decidió quitar la privacidad de la cuenta de Instagram. Incluso el periódico Washington Post le pidió un vídeo que grabó sobre un accidente en una carrera automovilística. Pero lo considera un pasatiempo, no una profesión. “Conozco a chicos jovencitos que viven de ser instagramer, me parece una profesión muy del año 2018, y me alegro de que puedan hacerlo. No es mi caso, yo sería otro nicho de mercado, más adulto y no hay tanta población adulta que utilice Instagram”, explica.

Aunque no descarta nada. “Tendría que haberme pillado un poco más joven o aumentar el porcentaje de personas más adultas que utilizan Instagram más a menudo. Quien sabe, quizás en un futuro lejano”. No obstante, intenta mantener contacto con sus seguidores, aunque “es una cuestión de lo ocupado que ande ese día”. Y es que se le puede ver en imágenes con Ricky Martin o Diego El Cigala, tan pronto en Miami o Nueva York como en Salamanca y Ciudad Rodrigo, en Berlín como en la playa. De hecho, después de hablar con NOTICIASCYL tenía que volar a La Habana. Cuando lea este reportaje, ¿en qué parte del mundo estará?