Deportes

Una dura piedra para el Real Valladolid Baloncesto

13 noviembre, 2020 15:13

Partido de máxima exigencia y respeto para el Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto. El conjunto dirigido por Hugo López recibirá al Cáceres Patrimonio de la Humanidad este domingo a las 12.30 horas y el técnico vallisoletano, en rueda de prensa, ha avisado del potencial de los extremeños y el peligro que entraña el encuentro correspondiente a la quinta jornada de la LEB Oro.

“Cáceres llega con un balance de 2-1. Comenzó la liga con una victoria muy meritoria en Melilla, venció a Ourense y firmó un gran primer tiempo en Palencia, aunque finalmente cayó”, comenzó Hugo López. El entrenador vallisoletano, asimismo, alertó del potencial de las amenazas del conjunto de Roberto Blanco.

“Es un equipo muy peligroso. Cuentan con una línea exterior potente con Jeff Xavier y Devin Schmidt, por dentro está el actual MVP de la categoría, Sandi Marcius, y un Roeland Schaftenaar que está jugando a un gran nivel, además de Jorge Sanz, que también está rindiendo francamente bien. Nos van a exigir mucho a nivel defensivo”, reconoció.

Para el técnico del Clínica Sur-Aspasia, la visita del Cáceres Patrimonio de la Humanidad supone un partido de “mucho respeto y exigencia” por varias circunstancias. “Va a ser el primer partido que disputemos sin público, quienes nos han alentado en los momentos difíciles contra Ourense y Palencia, y en este ambiente frío sin nuestra gente tendremos que entrar bien al encuentro”, admitió Hugo López. Asimismo, el entrenador vallisoletano volvió a señalar las virtudes del conjunto verdinegro. “Han demostrado que pueden ganar en canchas difíciles como la de Melilla y disputar el encuentro en Palencia. Tenemos que respetar al adversario como venimos haciendo durante toda la semana, es un partido muy importante para nosotros”, afirmó.

En esa línea, el equipo pucelano ha trabajado toda la semana sin contratiempos ni lesiones, y Hugo López tratará de que sus pupilos vuelvan a la senda de la victoria después de caer en el Pazo de Lugo. “Estamos todos sanos y esperemos seguir así. Hemos evaluado las cosas que hicimos bien y las que hicimos mal, pero ganar o perder no nos puede cambiar nuestro patrón de crecimiento y desarrollo. Hay cosas que hemos de mejorar y estamos en ello, continuamos creciendo en determinados aspectos”, concluyó.