Interior de Rice Bones Bar, Alicante.

Interior de Rice Bones Bar, Alicante.

Vivir GASTRONOMÍA

Esta es la arrocería de Alicante que deberías conocer: cocina 'gourmet' a 11,90 euros el menú

'Rice Bones Bar' llega a la ciudad para quedarse: platos accesibles para todos los bolsillos, fáciles de pedir y de llevar con un sabor muy alicantino.

24 noviembre, 2022 06:20
Alicante

¿Es posible comerse un buen arroz en Alicante en un local dónde el menú no alcance los 12 euros? La respuesta la tiene Rice Bones Bar, un negocio que se ha propuesto democratizar el arroz pero no cualquiera, sino el de calidad.

"Lo que hacemos es darle a la gente de comer arroces en un formato de sabores lo más limpio posible y de una forma sencilla, rápida y económica", explica uno de los gerentes, el chef David Ariza. Rice Bones Bar se afincó hace poco más de un mes en el número 36 de la calle Castaños, pero ya ha recibido las primeras críticas. 

Según explica Ariza, hay gente que no entiende que se pueda hacer comida 'gourmet' a un precio tan asequible, por lo que es una "barrera" para muchos clientes. El target del este bar, que no se considera un restaurante, está más enfocado a gente de entre 20 y 30 años. Sin embargo, "viene gente de todas las edades". Desde el cliente que necesita comer rápido para volver enseguida al trabajo hasta parejas o grupos de amigos. 

Dos de los entrantes de Rice & Bones.

Dos de los entrantes de Rice & Bones.

[Estas son las mejores arrocerías de Alicante para este 2022, según la opinión de usuarios]

'Democratizando' los arroces

Se paga por adelantado y el café te lo sirves tú, pero a cambio tienes un menú con primer plato y entrante por 11,90 euros. Aunque cuidado porque el precio del menú del día en el local cambiará pronto. Y por cierto, si quieres que invite un amigo di que solo llevas dinero en metálico porque solo aceptan pago en digital (tarjeta o móvil). Otra curiosidad sobre el bar es su nombre. El local está repleto de calaveras, sencillamente porque a David le gustan. Y lo de incluir 'bones' en el nombre viene porque de toda la vida los caldos se han hecho "a base de huesos y espinas".

Arroz a banda en Rice & Bones

Arroz a banda en Rice & Bones

El secreto de la comida está en la cocción. El Rice Bones Bar está abierto desde las 09:00 horas, en un horario en el que sirve más como cafetería (pero sin camareros). A primera hora, los cocineros aprovechan para cocer el arroz o preparar los diferentes caldos, que más tarde pasarán al paellero. "La olla express nos permite hacer en siete u ocho minutos el arroz, después ya lo terminamos como queramos (seco, meloso o mantecado)". Así describe el chef el proceso con el que consiguen hacer hasta 13 variedades de arroz en un tiempo récord.

Uno de los objetivos que se han propuesto el equipo del Rice Bones Bar, dirigido por David Ariza y el chef Marcos Mora, es "cambiar esa dicotomía de que todos los arroces de pescado tienen que saber igual". Pone el ejemplo de un arroz de cigalas, en el que tanto el caldo como el sofrito tienen la cigala como ingrediente principal. Por lo tanto, ese arroz sabe a cigalas y no a pescado en general.

En cuanto a los ingredientes, si vienen de cerca, mejor. Como en el caso del marisco y el pescado comprado en el Mercado Central de Alicante o las algas del arroz mantecado de verduras, que provienen de Santa Pola y son adquiridas gracias a las técnicas de la empresa de biotecnología Mediterranean Algae

La ración de arroz es por persona.

La ración de arroz es por persona.

Opción 'take away'

Los clientes pueden elegir entre tomarlo en el bar o llevárselo a casa. Y el packaging es de lo más original. El recipiente, que tiene forma de paellero, se puede reutilizar. Y si vuelves a Rice Bones con él, te hacen un pequeño descuento o te regalan un entrante. Además, tienen opción de pedirlo a través de Too Good to Go, una aplicación que aprovecha la comida sobrante de los restaurantes y por la que se paga un precio menor. Si quieres saber porqué los arroces 'salen del armario', tendrás que visitar el mismísimo 'purgatorio' para descubrirlo