El alcalde de Alicante, Luis Barcala, con unos vecinos de Urbanova .

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, con unos vecinos de Urbanova . Ayuntamiento de Alicante

Alicante ciudad POLÍTICA

Barcala pide a Sánchez que evite el colapso financiero de Alicante por la liquidación de impuestos

El Ayuntamiento reclama que no se le castigue por la deuda de 3.000 millones contraída por el adelanto en su participación en los impuestos del Estado.

20 septiembre, 2021 14:50
Alicante

Noticias relacionadas

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha elevado a aprobación al pleno del próximo 30 de septiembre una declaración institucional en la que insta al Gobierno de Pedro Sánchez a que condone la deuda generada por la liquidación negativa de los Ayuntamientos sobre el adelanto proporcionado en base al crecimiento previsto en lugar del real en su Participación en los Impuestos del Estado (PIE) de 2020 cuando estalló la pandemia, al tener que hacer frente como prioridad a la lucha contra la COVID.

"Cuando quedan seis meses para comenzar el año 2022, el Gobierno de España no ha propuesto ninguna medida para evitar que esta liquidación negativa ponga en riesgo la sostenibilidad financiera y la viabilidad de miles de entidades locales que, si esta deuda se materializa, podrían dejar de atender las necesidades de los vecinos", señalan en la declaración.

Desde el equipo de gobierno municipal se explica que "al haberse actualizado en 2020 las entregas a cuenta que reciben las entidades locales por la participación en tributos del estado (PIE) conforme al crecimiento previsto de la economía y no al crecimiento real, las entidades locales han contraído de manera automática- y sin ninguna responsabilidad por su parte- una deuda de 3.000 millones de euros con el gobierno de España derivada de una liquidación negativa de la participación en tributos del estado del año 2020". 

Al mismo tiempo, se critica que "aunque la ministra de Hacienda y el presidente del Gobierno eran conscientes de que esta liquidación negativa podía producirse a lo largo de 2020, promocionaron como una gran medida - y casi la única sino contamos la suspensión de las reglas fiscales que derivó de una decisión de la Unión Europea- de apoyo a las entidades locales que las entregas a cuenta se mantuviesen referenciadas a una cifra de crecimiento irreal y desproporcionada". Y ahora, a menos de seis meses para comenzar 2022, resaltan que todavía no han puesto ninguna medida que evite esta situación.



Compromisos incumplidos

En su declaración institucional, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante señala que "es un hecho que el gobierno de España ha abandonado a las entidades locales en su lucha contra la pandemia". "Desde que comenzó la crisis provocada por el COVID-19, ni Sánchez ni Montero han atendido las peticiones de los 8.183 ayuntamientos, diputaciones, cabildos y consejos insulares españoles que, desde el mes de marzo de 2020 y adelantándose en muchos casos el gobierno de España, han puesto en marcha medidas para evitar la propagación del virus, atender a sus vecinos más vulnerables y sentar las bases de la recuperación económica y social tras la pandemia", señala el escrito.

"Sánchez y Montero han incumplido su compromiso de habilitar un fondo COVID de, al menos, 3.000 millones de euros para apoyar a la administración local en su lucha contra la pandemia", resaltan para recordar que “lo único que han habilitado es un fondo para paliar el déficit de los servicios de transporte públicos locales que además de ser totalmente insuficiente, al representar solo una cuarta parte de los 1.725 millones que todas las entidades locales españolas reclamaban al gobierno de España, todavía no se ha hecho efectivo". 



En la declaración institucional se señala que "además, el gobierno de Sánchez y Montero ha reducido la participación de la administración local en la gestión de los fondos de recuperación europeos a un mísero 1%, 1.483 millones de euros, de los 140.000 millones que recibirá España. Un porcentaje que queda muy lejos del 14,6% que representa el gasto público local sobre el gasto público total español". 



De la misma forma, se recuerda que Sánchez "trató de apropiarse de los ahorros de las entidades locales y sigue sin devolver los más de 700 millones de euros que adeuda a las entidades locales en concepto de entregas a cuenta de la recaudación del IVA del año 2017".