Jose Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch.

Jose Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch. EFE

Actualidad

HRW denuncia la persecución de los musulmanes ahmadíes en Argelia

Desde junio de 2016, varios seguidores de esta comunidad han sido arrestados y juzgados en el país norteafricano. 

La organización internacional Human Right Watch (HRW) denunció hoy la "represión" en Argelia sobre la minoría musulmana Ahmadiya, una comunidad mesiánica fundada en el siglo XIX en el Punjab, y pidió la libertad "inmediata" de su presidente, Mohamed Fali.

En un comunicado, la organización de defensa de los derechos humanos recalcó que el arresto de Fali el pasado 28 de agosto es el último ejemplo de la creciente persecución que sufre en Argelia esta minoría religiosa, que el islam ortodoxo considera herética.

Desde junio de 2016, varios seguidores de esta comunidad han sido arrestados y juzgados en el país norteafricano, principalmente en la región de Blida, próxima a Argel, y condenados a penas de cárcel de hasta seis meses.

"La persecución de los ahmadíes y discurso de odio que mantienen miembros del gobierno demuestran la intolerancia hacia las religiones minoritarias, se declaren estas musulmanas o no", explicó en su escrito la directora de HRW para Oriente Medio y el Norte de África, Sarah Leah Whitson.

"Las autoridades deben liberar inmediatamente a Mohamed Fali y a otros ahmadíes argelinos, y cesar el ataque a esta minoría indefensa", subrayó la responsable.

Según HRW, se calcula que hay unos 2.000 seguidores de secta ahmadí en Argelia, de los cuales 266 han sido perseguidos por la justicia desde 2016

Además, a menos 17 funcionarios de confesión ahmadí fueron suspendidos de sus puestos en el sector público" una vez se iniciaron los juicios contra ellos.

La comunidad fue fundada a finales del siglo XIX por Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908), un pensador procedente de la región india de Qadian que se presentó primero como reformador del Islam y después como el mesías o Mahdi esperado para el anuncio del final de los tiempos.

En la actualidad tiene más de 200 millones de seguidores repartidos por más de 200 países, incluida España, donde en 1982 construyeron en el municipio de Pedro Abad (Córdoba) la primera mezquita levantada en territorio español desde los tiempos de Al Andalus.