Turismo

Los seis pueblos con más encanto de la Toscana

El sueño de cualquier persona que desee un retiro 100% mediterráneo, lleno de sol, de valles y montes.

  1. Turismo
  2. Toscana
  3. Rutas turísticas
  4. Italia

¡Oh, la Toscana! El sueño de cualquier persona que desee un retiro 100% mediterráneo, lleno de sol, de valles y montes. Esta región al noreste de Italia alberga cultura, historia y arte, además de una de las mejores gastronomías del país. Pero la Toscana es mucho más que Florencia, descubre aquí los pueblos más encantadores de esta región.

San Gimignano

La fundación de San Gimignano se remonta a tiempos antiguos, concretamente a 63 a.C, cuando los hermanos Muzio y Silvio, según cuenta la leyenda, dos jóvenes patricios que escaparon de Roma huyendo de su implicación en la conspiración de Catilina, llegando a este bonito lugar. Allí construyeron dos castillos: Castillo de Mucchio y el Castillo de Silvia, que se desarrollaría en el futuro San Gimignano. Este pueblecito es uno de los que más turistas alberga de Italia. Y es de entender, porque sus parajes son impresionantes, plagadas de edificios que aguantan el paso del tiempo. Plazas llenas de pizzerías, iglesias de cuento, y unas vistas de película.

Volterra

A Volterra nunca le ha faltado visitantes, sin embargo, ha cobrado más fama estos últimos años por ser el escenario de la película Luna Nueva de la saga Crepúsculo. En esta pintoresca ciudad medieval todavía se puede disfrutar de una atmósfera tranquila, ya que no tiene tanto desarrollo comercial. Te sentirás cobijado tras las murallas que desde el siglo XIII envuelven a Volterra, aunque realmente sus orígenes se remontan a casi 3000 años atrás. Considerada un santuario de la arquitectura, en ella podrás disfrutar del Museo Etrusco Guarnacci, con testimonios del patrimonio artístico etrusco, el Parco Archeologico, el Anfiteatro Romano o la Puerta Etrusca, que data del siglo III a.C. ¡Ah! En Volterra también disfrutarás de los mejores atardeceres de la Toscana.

Pienza

Otra pequeña joya en el corazón de la Toscana, cerca de Siena. El pueblo surge gracias al proyecto arquitectónico del Papa Piccolomini, es decir Pio II, cuando a finales del siglo XV mandó construir una pequeña ciudad aldea para ejemplificar el renacimiento. Cuenta con apenas 2000 habitantes, en esta ciudad renacentista, podrás disfrutar de la tranquilidad y el sosiego de la Toscana. Visita la catedral de Santa María Assunta o Duomo de Pienza, o del Palacio Piccolomini.

Montefioralle

El pueblo de Montefioralle es probablemente uno de los más antiguos de la región de Chianti y sigue estando a día de hoy encerrada por sus muros originales. Durante la Edad Media, fue uno de los mayores centros militares y administrativos de la zona. En el punto más alto del pueblo se encuentra la iglesia de S. Stefano, una auténtica guarida de arte. Además es una parada obligatoria para los amantes del vino –Chianti os encontraréis-. Uno puede tomar una copita sentado tranquilamente mientras observa la belleza del valle de Greve.

Giglio Castello

¿Que no sabías que en la toscana también hay islas? Pues sí, como la isla de Giglio. En ella, encontrarás este municipio situado a 400 metros de altitud sobre el nivel del mar, rodeado de increíbles murallas y salpicada por inmensas torres. El pueblo fue erigido por los Pisanos en el siglo XII, cuando comenzaron a construir sus calles estrechas de piedras. Este pueblo se encuentra en un enclave mediterráneo puro.

Lucca

Ubicada entre Pisa y Florencia, quizá sea el pueblo más visitado de la toscana por los turistas. Otra de las pocas ciudades que mantienen aún intactas sus murallas medievales y con un centro histórico que conserva el ambiente del medievo en estado puro. Lucca es idónea para aquellos que quieren hacer un turismo cultural y comercial, ya que en ella encontrarás glamurosas boutiques para sumergirse en la moda florentina.