Protestas sociales

El 'piquetetazo': la protesta de las mujeres argentinas contra la violencia institucional

En la jungla. Miles de madres se echan a la calle para dar de mamar a sus hijos y reivindicar su derecho a la lactancia en lugares públicos.

Mujeres dando de mamar a sus hijos durante el 'piquetetazo' argentino.

Mujeres dando de mamar a sus hijos durante el 'piquetetazo' argentino. EFE

  1. Protestas sociales
  2. Argentina
  3. Feminismo
  4. Lactancia materna
  5. Redes sociales

"La única teta que molesta es la que no vende" o "Mis derechos y mis tetas no quieren tu opinión". Bajo este y otros lemas, miles de mujeres argentinas han sacado sus pechos a relucir este fin de semana en decenas de plazas y calles del país sudamericano para amamantar a sus hijos y protestar contra la violencia institucional y el machismo que a menudo se da en el país.

Hace apenas una semana, Constanza Santos, una joven madre de 22 años decidió dar de mamar a su bebé en el municipio de San Isidro, en la periferia de Buenos Aires. La mujer acababa de salir de un banco y se dio cuenta de que Dante, de nueve meses, tenía hambre. De repente, cuando tenía a su vástago encaramado a uno de sus pechos, una pareja de policías se acercó hasta ella y le dijo que estaba cometiendo un acto "prohibido". 

"Les dije: 'No sé si me estás cargando, pero no tengo conocimiento de que haya una ley que lo prohíba, mi hijo tiene hambre y necesita comer. No estoy para pagar un lugar donde poder darle. No tengo por qué presentarte nuestra documentación porque no estoy haciendo nada malo", cuenta la joven en declaraciones al diario El Argentino. Tras resistirse, las autoridades la agarraron bruscamente del brazo y amenazaron con detenerla si no dejaba de amamantar a su hijo en un lugar público. La joven tuvo que irse del lugar. Acto seguido, Santos acudió a la Comisaría de la Mujer a denunciar el hecho pero allí no obtuvo respuesta alguna.

La joven utilizó entonces su cuenta de Facebook para denunciar el hecho y su testimonio rápidamente comenzó a compartirse de forma masiva. "Si no me toman la denuncia, no me van a dar las grabaciones de las cámaras ni voy a saber quiénes eran los policías que estaban ese día en la plaza, va a quedar todo en la nada. Por eso tenemos que hacer que la gente no se olvide", pidió Constanza.

Fue entonces cuando su reclamo encontró el eco que necesitaba. Instituciones como la Fundación Lactancia y Maternidad (Fundalam) escucharon su denuncia y promovieron la original protesta. Además, personajes públicos como la ilustradora argentina Maitena dedicaban sus viñetas a secundar una protesta que se expandía rápidamente por Twitter con los hashtag#teteadamasiva y #piquetetazo.

Así, este fin de semana, la protesta se ha llevado en 32 ciudades del país. Sirviéndose de los mismos hashtag que se utilizaron para promoverla, miles de mujeres escenificaban en las calles y en las redes sociales el topless más masivo que haya visto nunca Argentina. Además, el clamor popular ha conseguido que se haya abierto un expediente administrativo a los dos policías que reprendieron a Constanza mientras daba de mamar a su hijo.