RÁNKING

El maestro que se mofó del torero muerto, y otros tuiteros incendiarios

Los padres de los alumnos de Tarragona donde Vicente Belenguer ha trabajado se niegan a que enseñe a sus hijos.

El maestro Vicente Belenguer.

El maestro Vicente Belenguer.

  1. Twitter
  2. Víctor Barrio
  3. Redes sociales

Era un personaje anónimo hasta el pasado lunes. Y en parte lo sigue siendo. Como Moriarti, el malo de Sherlock Holmes, nadie conoce ni ha visto nunca a Vicent Belenguer Santos, incluso algunos han dudado esta semana de su existencia. Pero una vez se ha confirmado que es un personaje real le han tachado de vil y cruel. Y todo por el comentario que dejó en Facebook tras la muerte del torero Víctor Barrio, corneado en el pecho en la plaza de toros de Teruel el pasado sábado: “Muere un tal Victor Barrio de profesión asesino de toros en Teruel... Me alegro mucho de su muerte, lo único que lamento es que de la misma cornada no hayan muerto los hijos de puta que lo engendraron y toda su parentela, esto que digo lo ratifico en cualquier lugar o juicio. Hoy es un día alegre para la humanidad. Bailaremos sobre tu tumba y nos mearemos en las coronas de flores que te pongan ¡¡cabrón!!”.

Mensaje en Facebook publicado por Belenguer.

Mensaje en Facebook publicado por Belenguer.

Las denuncias contra las palabras de Belenguer no han tardado en correr en las redes sociales, y aunque el maestro ha cerrado rápidamente su cuenta de Facebook, ha dejado las migas suficientes para seguirle el rastro hasta los colegios públicos Mestre Marcel li Domingo de Roquetes y Ramón y Cajal de Ulldecona, ambas localidades de Tarragona. En los dos centros confirman que ha pasado por allí, pero únicamente “como sustituto de bajas”. Sorprende que las direcciones de los dos centros responden exactamente lo mismo, y que en dos municipios pequeños ninguno de los profesores le conozca, haya intimado con él ni sepa dónde localizarle. El Ramón y Cajal es el único colegio de Ulldecona, un municipio que no alcanza los 7.000 habitantes. La escuela tiene web, blog y organiza cientos de actividades cada año. Demasiado movimiento para que nadie comentara la jugada.

Es también en las redes sociales, en el Facebook de la Asociación de Padres, donde encontramos el revuelo. En julio, y aunque ya sin clases, el suceso les tiene preocupados: “Si no me equivoco, este personaje está de profesor en Ulldecona, no quiero que mis hijos tengan que aprender nada de este, que no se cómo calificarlo”, dice una madre. Otra le responde que Belenguer “ha hecho sustituciones, no es profesor”, pero la primera asegura que “ha estado casi todo el año”. “No quiero que personajes de esta calaña enseñen nada a mis hijos”, dice una madre más.

EL ESPAÑOL recibe una versión oficial del Ampa vía mail tan solo una hora después de escribirles, y tampoco hablan con mucho cariño de Belenguer: “Solo viene de vez en cuando, se nos ha metido de por medio cuando va a decenas de colegios cubriendo bajas”, contestan.

La Consejería de Educación de Cataluña se desvincula de Belenguer y no aclara si le permitirán seguir dando clase en Cataluña o no. Se remiten a la Justicia y a lo que decida hacer con él. “Sigue en la bolsa de trabajo, pero actualmente no tenemos ninguna relación contractual con él”, responden. La Asociación de Toros de Lidia ha pedido a la institución catalana que no vuelva a contratarle. Han abierto una recogida de firmas en la plataforma Change.org y ya llevan más de 230.000.

Vicent Belenguer Santos es de Paterna (Valencia), a donde tuvo que acudir en diciembre de 2015 como vocal de una mesa de las elecciones generales. Fue así como un abogado de Castellón, Vicente Balaguer, le encontró y puso una denuncia contra él. “Puse su nombre en Google y encontré esta información. No gano dinero, pero quiero demostrar que se puede castigar con cárcel a quienes vierten insultos e injurias sobre la gente”, explica el letrado.

Vicent Belenguer se ha defendido apuntando a un 'hacker' que habría utilizado su cuenta de Facebook. Un argumento difícil de sostener porque le habrían usurpado la cuenta otras dos veces en 2014 y 2015 para dirigir calificativos parecidos a los toreros José Padilla y Fran Rivera. “De momento ve paseando con el parche ya que eres tan machote y peludito” -insultaba el 22 de mayo de 2014 a Padilla- “y si no tienes bastante con los toros que asesinas, le metes un estoque por el ojete a la puta de tu madre”, decía sin tapujos. En agosto de 2015, una semana después de la cogida que sufrió Fran Rivera en Olivenza (Badajoz) también le deseó la muerte: “sale más a cuenta que te mueras. Papá Pacorrín te espera en su estantería. ¡¡No lo hagas esperar!!”, se mofaba.

El caso Belenguer ha vuelto a abrir el debate sobre los límites de la libertad de expresión. Sus amenazas e insultos no son menos directas que las de algunos tuiteros que incluso se han sentado en un banquillo por este motivo. Aún así, siguen recurriendo al humor negro. He aquí el ránking de los tuiteros más cañeros:

@PabloHasel

El rapero Pau Rivadulla ha sido condenado a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo. Primero por la Audiencia Nacional y después por el Tribunal Supremo, que considera que sus canciones difundidas en YouTube “laureaban” a grupos terroristas como ETA, los Grapo, Terra Lliure o Al Qaeda. No ha llegado a ir a la cárcel porque la condena está en suspenso. Pero tampoco parece tenerle miedo. Estos días ha vuelto a la carga con el caso de Víctor Barrio.

@JPelirrojo

Youtuber y estrella de las redes sociales ha comprobado esta semana las consecuencias de publicar tuits alegrándose de la muerte de Víctor Barrio. Ha perdido su trabajo como protagonista de la campaña publicitaria de Maxibon (Nestlé). Aunque ha eliminado de su timeline los tuits más ofensivos como uno en el que decía “claro que no pongo la vida de un torero y un toro al mismo nivel. El toro no quiere hacer mal a nadie y tiene, por tanto, más valor”, sigue sin arrepentirse a juzgar por las publicaciones que ha hecho después de su despido.

@Melodalger

El Tribunal Supremo considera que los tuits que escribió con solo 22 años no responden a la libertad de expresión de una artista contemporánea como es Madame Guillotine, sino al odio, y por  eso la condena a un año de prisión. “¿Cómo monta Irene Villa a caballo? Con velcro” o “¿En qué se parece Miguel Ángel Blanco a un delfín? En el agujero de la nuca”, fueron algunos de sus chistes más ocurrentes. Esta semana, decía haberse enterado de la condena por Twitter. Y allí siguió haciendo comentarios como éste, en el que compara a los toreros con violadores.

@Verrasida

Se vio obligado a cerrar su anterior cuenta de Twitter (@verravive) por la denuncia que el ex presidente de Bankia Rodrigo Rato presentó contra tuiteros que le deseaban la muerte, aportando más de 200 tuits. Con su anterior perfil había publicado: “por pegarle un tiro en la nuca a Rodrigo Rato no se va a cambiar toda esta historia, pero por probar no perdemos nada”. Y ahora, también sin nombre y utilizando la cara del rapero zaragozano Kase O, escribe algunos de los tuits más incendiarios de las redes sociales. Este viernes, pocas horas después del atentado de Niza en el que han muerto más de 80 personas @verravive justificaba la violencia con el siguiente tuit:

El jueves, parafraseaba al maestro Belenguer: “Bailaremos sobre la tumba de Víctor Barrio”, y se enorgullecía con otro tuitero de estar en el punto de mira de la Justicia. “Nos veremos en los juzgados bro, pero al menos no vemos la tapa de roble como Víctor Barrio”.

@sorluciacaram

Al lado de @verravive, esta mujer es una santa. Pero no le falta humor negro a la dominica contemplativa que se define como una monja “inquieta e inquietante”. Con más de 180.000 seguidores en Twitter, entre ellos políticos, escritores y directores de medios de comunicación, la religiosa es un fenómeno viral. Conocimos su humor negro con el famoso tuit que publicó tras la muerte del banquero Emilio Botín, y por el que fue muy criticada.

El pasado 9 de julio sorprendía replicando una viñeta dirigida al ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, con religión y terrorismo incluidos.

No tiene tapujos Sor Lucía. Estos días ha defendido a capa y espada por platós y redes sociales al futbolista Lionel Messi, condenado a 21 meses de prisión por fraude fiscal. Lo suyo es crear polémica.

Eso sí, ha condenado los tuits insultantes contra Víctor Barrio a pesar de estar en contra de los toros.

@mashumornegro

Dejamos para el último número del ránking de provocadores a este usuario anónimo que parece querer dar una lección de todo lo penado con cárcel en el artículo 510 del Código Penal. Se mofa e incita al odio de todo tipo de colectivos: inmigrantes, mujeres, discapacitados o niños.

Trivializa delitos de genocidio y lesa humanidad y claramente su intención es la difusión de estas ideas.

Cumple con todos los apartados del artículo para ir a prisión de uno a cuatro años. Pero, como muchos, esconde su “humor negro” bajo un seudónimo.

La Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional tiene cada vez más trabajo. No todos los casos dejan tantas pistas como el del maestro Belenguer, pero a diario se cierran cuentas de “terroristas tuiteros”. El problema, es que cada día vuelven a abrirse nuevas. Mientras usted lee este reportaje, seguramente, alguien estará haciéndolo.