El merodeador

¿Por qué el PP sigue protegiendo a su cabeza de lista en Lleida? , Obstáculos en París en la lucha contra el calentamiento global , Los futbolistas golean a la crisis... y al resto de los españoles

¿Por qué el PP sigue protegiendo a su cabeza de lista en Lleida?

La exclusiva que hoy publica EL ESPAÑOL debería llevar al PP a abrir un expediente a José Ignacio Llorens, su cabeza de lista por Lleida. Según denuncia S. R. B., militante de a pie de este partido en Madrid, Llorens le acosó sexualmente después de prometerle un puesto de trabajo en la Administración. El político le dijo que era amigo de Rajoy y que éste lo iba a nombrar ministro. El episodio acabó con una demanda de conciliación por parte de la mujer, que llegó a recibir hasta 60 llamadas telefónicas al día durante tres meses. Aunque no hubo acuerdo en el juzgado, S. R. B. renunció a presentar una querella. Su situación económica y el hecho de ser militante del mismo partido le llevaron a desistir. Es una vergüenza que el cartel electoral de Llorens cuelgue estos días en las calles de Lleida. EL ESPAÑOL ya publicó en su día que es socio de Luis Bárcenas y que juntos promovieron una urbanización de chalés de lujo en Baqueira. Por qué se empeña el PP en mantener a un amigo del extesorero del que en público tanto abomina es un misterio. Salvo que esa sea, precisamente, la razón por la que lo protege.

Obstáculos en París en la lucha contra el calentamiento global

India, Arabia Saudí y Venezuela amenazan con ser los aguafiestas de la cumbre del clima en París que se clausura el próximo. Ninguno de ellos se aviene, por el momento, a suscribir el compromiso de que la temperatura del planeta no aumente más allá de los 1,5 grados en 2100. India, como país emergente, defiende en el fondo su derecho a poder seguir creciendo aunque sea a costa de contaminar más. En su caso, el problema podría paliarse con compensaciones económicas, pero algunos expertos creen que esas indemnizaciones provocarían, a largo plazo, que se alterara la dinámica de reducción de emisiones. Un problema diferente es el de los países del Golfo Pérsico y Venezuela. En tanto que productores de petróleo, se niegan a diferenciar entre energías verdes y contaminantes. Prefieren poner el acento en cómo conseguir capturar el dióxido de carbono de los tubos de escape o en mejorar las prestaciones de la gasolina y los motores para que puedan recorrerse más kilómetros con menos combustible. Afortunadamente, tanto Obama como Dilma Rousseff se han comprometido este martes a trabajar juntos en la lucha contra el cambio climático. Por su importancia, el ejemplo de EEUU y Brasil, podría servir a otros como banderín de enganche.

Los futbolistas golean a la crisis... y al resto de los españoles

El dato de que, durante la crisis, el salario mínimo de los futbolistas de Primera División ha pasado de 100.000 euros al año a 150.000 es un escándalo. No es de recibo que mientras todo un país se aprieta el cinturón y hace esfuerzos para adaptarse a la situación general, el colectivo de futbolistas, que ya era un grupo privilegiado, siga aumentando sus ventajas. Este martes se han publicado en el BOE las nuevas condiciones laborales pactadas por la Liga de Fútbol Profesional, que preside Javier Tebas, y la Asociación de Futbolistas Españoles. Ningún jugador cobrará ahora menos de 150.000 euros, cuando el año pasado esta cantidad estaba fijada en 129.000. Desde 2008 el salario mínimo interprofesional de los futbolistas de élite se ha incrementado en un 55%. Podrá argumentarse que la Liga ha ido generando mayores ingresos paulatinamente y que los protagonistas del espectáculo tienen derecho a ver reconocido su papel, pero un incremento tan sustancial en unos trabajadores ya de por sí favorecidos, chirría en un país donde ser mileurista es casi una bendición.