PRIMER ANIVERSARIO

Hollande, Valls e Hidalgo abanderan el homenaje a las víctimas de los atentados en París

Durante dos horas, el presidente francés ha recorrido los puntos donde se produjeron los ataques y ha presentado placas conmemorativas en honor a las víctimas.

El presidente Francois Hollande destapa una de las placas conmemorativas cercana al café "La Belle Equipe".

El presidente Francois Hollande destapa una de las placas conmemorativas cercana al café "La Belle Equipe". EFE

  1. Atentados París
  2. François Hollande
  3. Manuel Valls
  4. Anne Hidalgo
  5. Homenajes

El presidente francés, François Hollande, finalizó en la sala Bataclan las conmemoraciones oficiales celebradas este domingo en los diferentes escenarios de los atentados yihadistas que hace un año causaron la muerte de 130 personas y heridas a varios cientos. 

Hollande, que llegó a Bataclan a las 11.00 locales (10.00 GMT), repitió ante la fachada de esta sala de conciertos el mismo esquema sobrio que había comenzado dos horas antes en el Estadio de Francia, que fue cronológicamente el primer lugar donde se produjeron los ataques.

Primero descubrió una placa conmemorativa de la masacre, luego un hombre y una mujer leyeron los nombres de las 90 personas que fueron asesinadas allí, puso una corona de flores y se guardó un minuto de silencio.

El jefe del Estado, que estuvo acompañado en ese acto por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y a más distancia por buena parte de los miembros de su Gobierno, saludó a continuación a allegados y familiares de las víctimas que se habían acercado, en una mañana fría y con una lluvia fina intermitente. 

También conversó brevemente, para manifestarles su reconocimiento, con algunos de los profesionales que intervinieron la noche de los ataques: policías, bomberos o sanitarios.

El homenaje en Bataclan estuvo rodeado de férreas medidas de seguridad, con barreras resguardadas por agentes con metralletas, que obligaban al poco público presente a presenciar el acto a varias decenas de metros. 

Una situación que se había dado poco antes en las terrazas de los bares y restaurantes de los distritos X y XI de la ciudad donde el comando de terroristas tiroteó o hizo explotar sus cinturones de explosivos ese 13 de noviembre por la noche (Carillon, Petit Cambodge, Bonne Bière, Comptoir Voltaire y Belle Équipe).

Todo había comenzado en el Estadio de Francia, igualmente con una placa descubierta, una corona de flores y un minuto de silencio en recuerdo de Manuel Dias, el conductor de autobús de origen portugués que murió fuera del campo de fútbol cuando uno de los yihadistas se hizo saltar por los aires con su cinturón de explosivos.

El hijo de esta primera víctima leyó el único discurso de estas ceremonias oficiales, y aprovechó para insistir en que no quería que el recuerdo de su padre estuviera teñido por el odio, siguiendo los consejos que le dio en vida.

Un discurso que terminó con una proclama clara: "¡Viva la tolerancia, viva la inteligencia, viva Francia!".

FRANCIA PEDIRÁ PROLONGAR EL CONTROL FRONTERIZO INTERIOR

Francia va a pedir a la UE la prolongación de los controles de fronteras en el interior del espacio Schengen mientras se refuerza el dispositivo de protección interior, teniendo en cuenta que la amenaza terrorista sigue activa y pueden producirse nuevos atentados.

El anuncio lo hizo hoy el ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, que en una entrevista radio-televisada por "Europe 1" e "iTélé" subrayó que la operación de la coalición internacional en Siria e Irak para desalojar el Estado Islámico (EI) de sus feudos "es indispensable". 

Explicó que la coalición "progresa", que el EI pierde posiciones y que de lo que se trata es de "ir al corazón del sistema" de esta organización que ha estado concentrado en las ciudades de Mosul, en Irak, y de Al Raqa, en Siria.

Preguntado sobre si no teme que el presidente electo de Estados Unidos se desentienda de la coalición, el jefe de la diplomacia contó que en la conversación telefónica de siete minutos que el presidente francés, François Hollande, mantuvo con Donald Trump, éste dio al primero la impresión de que la lucha antiterrorista "es uno de los puntos en los que está comprometido".

"No creo que Estados Unidos abandone la lucha contra el terrorismo, porque es también su interés". 

A la cuestión de que buena parte de los terroristas que atentaron en París hace hoy un año llegaron a Europa camuflados entre el flujo de inmigrantes que entraba en el Viejo Continente por Grecia, el ministro francés admitió que "hay que vigilar nuestras fronteras" y por eso los países de Schengen han "decidido recuperar tiempo perdido". 

Pero más allá del reforzamiento de la supervisión de las fronteras exteriores europeas, indicó que Francia pedirá mantener los controles de las fronteras interiores, que su país activó precisamente con los ataques del 13 de noviembre de 2015.

Ayrault hizo notar que el terrorismo "puede golpear todavía", que "los franceses son conscientes de que esa amenaza está ahí", "la han integrado", pero que "no quieren renunciar a lo que son": "Es un país inquieto, pero un país que resiste".