Pruebas nucleares

Una nueva prueba nuclear de Corea del Norte causa un terremoto de magnitud 5,3

El régimen comunista de Kim Jong-un ha confirmado que ha llevado a cabo con éxito su quinto test en el 68 aniversario de su fundación. Obama ha propuesto "serias consecuencias".

El movimiento sísmico de Corea del Norte tras la prueba nuclear.

El movimiento sísmico de Corea del Norte tras la prueba nuclear. Efe

  1. Pruebas nucleares
  2. Corea del Norte
  3. Kim Jong-Un

Corea del Norte ha confirmado en su televisión estatal que ha llevado a cabo su quinta prueba nuclear, en el día en que el país celebra el 68 aniversario de su fundación.

La detonación atómica se llevó a cabo "con éxito", según la locutora Ri Chun-hee, encargada de radiar los principales anuncios del régimen, en un breve espacio informativo especial emitido por la televisión estatal KCTV alrededor de las 13.00 hora local (03.30 GMT).

La nueva prueba atómica es una "medida de respuesta a EEUU y nuestros enemigos que nos han sancionado, negando nuestro estatus de orgullosa potencia nuclear y criticando nuestras acciones basadas en el derecho a la autodefensa", expresó la locutora del medio estatal. "Vamos a seguir reforzando nuestras capacidades para impulsar nuestra fuerza nuclear", concluyó.

La prueba nuclear de esta noche habría liberado 10 kilotones de energía, según cálculos del Ejército surcoreano, lo que la convertiría en la más potente llevada a cabo hasta la fecha, y causó un seísmo de magnitud 5,3 en la escala Richter al noreste del país.

Tras la detonación se espera una fuerte reacción de la comunidad internacional, alarmada por los rápidos avances en armamento nuclear y misiles del régimen de Kim Jong-un.

Corea del Norte ha asegurado que la prueba nuclear llevada a cabo consistió en la detonación de una cabeza atómica que puede acoplarse a sus misiles, lo que de ser cierto supondría un importante avance en las capacidades militares del país.

Corea del Norte realizó el ensayo nuclear "para evaluar la potencia de una cabeza atómica recientemente estudiada y fabricada" por los científicos norcoreanos, indicó el Instituto de Armas Nucleares de Corea del Norte, en un comunicado divulgado por la agencia estatal KCNA horas después de la detonación.

Actividad sísmica

El Consejo Nacional de Seguridad (NSC) de Estados Unidos ha evaluado la "actividad sísmica" registrada este viernes en Corea del Norte que podría haber sido provocada por la nueva prueba nuclear de Pyongyang, después del aviso del Servicio Geológico.

"Estamos al tanto de la actividad sísmica en la península de Corea en las proximidades de una conocida base de pruebas nucleares de Corea del Norte. Estamos siguiendo y evaluando la situación en estrecha coordinación con nuestros socios en la región", ha afirmado en un comunicado el portavoz del NSC, Ned Price.

Ha sido la Organización de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) la que ha confirmado que ha detectado lo que llama una "inusual actividad sísmica" en Corea del Norte, indicativo de una nueva prueba nuclear del régimen comunista de Kim Jong-un.

"Estamos procesando un actividad sísmica inusual en la península coreana. Más de 25 estaciones están aportando datos. La señal es más fuerte que en enero de 2016", escribió en la red social Twitter el secretario general del CTBTO, Lassina Zerbo.

Grave amenaza

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso a los países "aliados y socios" que el ensayo nuclear realizado por Corea del Norte tenga "serias consecuencias", según informó la Casa Blanca en un comunicado.

Obama ha calificado de "provocación" la prueba nuclear y reiteró "el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con la seguridad de los aliados en Asia y en todo el mundo".

En ese sentido, Obama mantuvo conversaciones telefónicas con la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, y con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

Esto sucedió después de recibir un informe por parte de la asesora de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Susan Rice, sobre la actividad sísmica registrada en Corea del Norte y provocada por la prueba nuclear.

Obama realizó todas estas gestiones a bordo del avión presidencial Air Force One, con el que regresó a Estados Unidos proveniente de una gira asiática. "El presidente indicó que seguirá las consultas con nuestros aliados y socios durante los próximos días para asegurar que las acciones provocadoras de Corea del Norte tengas serias consecuencias", apuntó la Casa Blanca en el comunicado.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, ha considerado al término de la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional de país asiático que la prueba nuclear realizada horas antes por Corea del Norte constituye una "grave amenaza" para la seguridad del archipiélago.

"No podemos aceptar de ninguna manera esta prueba, ni los 21 lanzamientos de misiles que (Corea del Norte) ha hecho este año", explicó Abe según muestra un comunicado publicado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, en el que recalcó que el ensayo es "una es una grave amenaza para la seguridad de Japón en un momento en el que Pyongyang está aumentando su capacidad y desarrollo de armas nucleares".

El Gobierno de Japón está analizando el aire en busca de restos de radiactividad después de que un terremoto artificial detectado. El suceso ha despertado alarma en el país nipón, que ha convocado una reunión de emergencia del Gabinete y de su Consejo de Seguridad Nacional al considerar que las "similitudes" con otros ensayos apuntan a que se trataría de una prueba nuclear, explicó el portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, en rueda de prensa.

Suga informó de que Japón está recogiendo información y tienen intención de trabajar estrechamente con potencias como la vecina Corea del Sur, Estados Unidos, China y Rusia, entre otros países, según recogió la cadena de radiotelevisión pública NHK.

Por su parte, China ha activado la respuesta de emergencia por radiación tras el evento sísmico detectado en Corea del Norte. La respuesta fue activada por el Ministerio de Protección Medioambiental de China, según publican medios oficiales como el diario Global Times (propiedad del Diario del Pueblo, portavoz del Partido Comunista de China) y la cadena de televisión pública CCTV.

Las estaciones de radiación en las tres provincias del noreste de China (cercanas a la frontera con Corea del Norte) y en la oriental de Shandong operan con normalidad, apunta por su parte la agencia oficial Xinhua.

Quinta prueba

El ensayo atómico tuvo lugar en la base de Punggye-ri, al nordeste del país, el mismo lugar donde Corea del Norte ya detonó explosivos nucleares en 2006, 2009, 2013 y en enero de este año.

Kim Jong-un (c), hablando con un grupo de científicos y técnicos sobre las investigaciones nucleares

Kim Jong-un (c), hablando con un grupo de científicos y técnicos sobre las investigaciones nucleares Efe

En enero, Pyongyang dijo haber detonado una bomba de hidrógeno (algo que se puso en duda) a la que siguió, un mes después, el lanzamiento de un cohete espacial con tecnología de misiles balísticos, lo que acarreó al país duras sanciones de la ONU que prácticamente ahogan su comercio exterior.

Hace poco más de un mes, Estados Unidos y China, el principal aliado de Pyongyang, abordaron la "completa implementación" de estas sanciones contra Corea del Norte aprobadas en marzo por unanimidad en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Esas sanciones incluyen restricciones a las exportaciones norcoreanas de ciertas materias primas cuyos recursos utiliza Pyongyang para financiar su programa nuclear.

Imponen también una prohibición a la venta de combustible para aviones y cohetes, vetan la transferencia al país de equipos que puedan ser utilizados con fines militares e imponen un embargo total a las armas ligeras.

Todas estas sanciones no han disuadido a Pyongyang de realizar continuos lanzamientos de misiles en las últimas semanas y meses.