Ecuador

¿Dónde están los 1.700 desaparecidos del terremoto de Ecuador?

Los equipos de rescate tardaron en llegar debido al mal estado de las infraestructuras y el área afectada.

Los servicios de rescate continúan su búsqueda en Ecuador.

Los servicios de rescate continúan su búsqueda en Ecuador. Reuters

  1. Ecuador
  2. Terremotos
  3. Personas desaparecidas
  4. Rescate de víctimas
  5. Catástrofes medioambientales

Con el paso de los días, la esperanza de encontrar supervivientes se hace cada vez menor. El hedor de los cuerpos descompuestos comienza a invadir cada rincón de Portoviejo, Pedernales, Manta, Calceta, Chone, El Carmen, Flavio Alfaro, Sucre, Rocafuerte, San Vicente, Jama, entre otras poblaciones. Las tareas de los organismos de rescate en diversas poblaciones ecuatorianas son continuas, incesantes. Aplauden cada vez que consiguen sacar con vida a alguna persona que grita bajo los escombros. Reina el silencio cuando lo que sacan es un cuerpo sin vida.

Las autoridades no ocultan su preocupación. Además del número creciente de muertos y heridos, hay una cifra que les genera consternación: los desaparecidos, que según datos oficiales, serían más de 1.700. Pasados días tras el terremoto, las probabilidades de localizar sobrevivientes se estrecha con el transcurso del tiempo.

A tal punto que, según los protocolos de organismos internacionales de socorro, la prioridad debe dejar de ser la búsqueda de personas con vida. El mismo ministro de Defensa, Ricardo Patiño, tras agradecer por la ayuda de los organismos señaló que Ecuador “ya no necesitará rescatistas”. El Gobierno ecuatoriano se enfocará ahora en garantizar la subsistencia de los sobrevivientes y en recuperar los cuerpos de quienes han fallecido.  

Dificultades para el rescate

La llegada de los cuerpos de rescate no fue rápida. A pesar de la pronta reacción de los países que han enviado brigadas completas a Ecuador, el mal estado en que quedaron aeropuertos y vías tras el terremoto, impidió un desplazamiento oportuno a las zonas más afectadas.

“Ha habido dificultades para movilizar maquinaria pesada y personal especializado”, reconoció una de las rescatistas ecuatorianas, Helen Del Valle. Adicionalmente, son tantos los sitios afectados que los organismos de socorro no dan abasto.

Por otro lado, la gran mayoría de hospitales y clínicas sufrieron también graves daños por lo que la atención de heridos se está dando en instalaciones improvisadas para ello.

“Hemos dispuesto más de 10.000 efectivos disponibles para la remoción de escombros y atención a heridos y sobrevivientes”, señaló Patiño.

La Cruz Roja calcula que entre 70.000 y 100.000 personas requerirán algún tipo de asistencia y entre 3.000 y 5.000 requieren alojamiento de emergencia. Más de 800 voluntarios y personal de la Cruz Roja ecuatoriana están llevando a cabo operaciones de búsqueda, rescate y evacuación en las comunidades afectadas, además de brindar servicios de ambulancia, primeros auxilios y atención sanitaria y psicosocial. Cerca de 500 rescatistas internacionales trabajan en jornadas continuas. Y sin embargo, los esfuerzos parecen aún insuficientes.

"El rescate ha sido muy lento y se han perdido muchas vidas por no recibir atención a tiempo”, sollozó Luisa Torres, una de las supervivientes, desde Manta.

¿Vivas o muertas?

Las labores, sin embargo, no paran. La remoción de escombros, las linternas alumbrando los rincones oscuros que han dejado los derrumbes, los perros olfateando en búsqueda de un cuerpo caliente.

“Aunque pasó ya un tiempo prudente –dice Diego Fuentes, viceministro del Interior– todavía hay probabilidades de encontrar gente con vida”.

Lo mismo piensa Christian Rivera, director del COE Metropolitano de Quito, quien señala que el protocolo internacional debe adaptarse en cada situación. Y es que la grave dimensión de los derrumbes en Ecuador se debe en parte, al material con que estaban hechas las construcciones. Muchas de las viviendas destruidas con el terremoto estaban hechas con materiales livianos, ladrillos y bloques delgados. “Es por eso que podríamos continuar hallando personas con vida durante, por lo menos, 15 días más”, agregó Rivera.  

“A futuro, debemos ser más estrictos en las normas de construcción”, manifestó al respecto el presidente Rafael Correa, tras visitar varias de las zonas afectadas.

Búsqueda por redes sociales

En redes sociales como Facebook y Twitter se han creado herramientas que permiten e los usuarios buscar a familiares y personas desaparecidas. La etiqueta #DesparecidosEC ha sido utilizada desde el pasado domingo para que los usuarios suban decenas de imágenes y fotos pidiendo ayuda para encontrar a personas en poblaciones costeras de Ecuador.

También se ha creado la etiqueta #EncontradosEC, con una lista de quienes han sido hallados con vida en las últimas horas. Por su parte el Ministerio del Interior habilitó la plataforma People Locator, donde se puede reportar cuando alguien se encuentra desaparecido y cuando fue encontrado, además de las condiciones en las que fueron halladas dichas personas, la edad y el sexo. Hasta la mañana del 18 de abril la plataforma contaba con más de 1.000 nombres registrados, 157 personas reportaron que se encuentran bien. Google también habilitó un buscador para encontrar personas desaparecidas, con más de 1.000 nombres registrados hasta el momento.