Venezuela

Lilian Tintori: “La salida de Nicolás Maduro está en marcha”

La esposa del líder opositor preso Leopoldo López asegura que la MUD busca sacar al presidente por la vía constitucional.

Tintori defiende la liberación de los presos políticos venezolanos.

Tintori defiende la liberación de los presos políticos venezolanos.

Lilian Tintori es activista por los derechos humanos en Venezuela y esposa del opositor preso Leopoldo López, que hace unos meses fue condenado a cerca de 14 años de prisión.

Tintori visita Madrid esta semana para dar a conocer Preso pero libre (Península), el diario de su marido en prisión, y denunciar la situación política y social de su país. El martes participó en un acto de presentación con personalidades españolas como el expresidente Felipe González -quien asesora a la defensa de López-, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, o la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz.

Tintori ha hablado con EL ESPAÑOL sobre la crisis que atraviesa Venezuela, su marido, el futuro del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y la situación política en España.

¿Cómo está usted?

Me siento llena de esperanza, llena de solidaridad de la comunidad internacional y, sobre todo, de España.

Quisiera preguntarle qué impacto ha tenido el libro de su marido y si le ha acarreado algún tipo de represalia.

Para mí no es el libro de Leopoldo; es el libro de un preso; es el libro de un venezolano. Hoy en Venezuela hay casi 100 presos políticos. Ese libro representa el alma de un preso y por ende representa el alma de Venezuela. Todos los venezolanos nos sentimos sin libertades, sin lo básico para comer, sin medicinas para curar a nuestros hijos, sin justicia, sin estado de derecho.

Este libro costó muchísimo hacerlo, porque se escribió en la piel de su hermana Diana López, en la de su mamá, Antonieta López, en mi piel. Se escribió literalmente en la piel porque a Leopoldo ya no le dejan sacar nada de lo que él escribe. Y esto ha pasado porque en la cárcel se dieron cuenta de que Leopoldo estaba describiendo su situación y ellos buscan aislar a Leopoldo del mundo. Robaron sus notas, sus libretas.

Obviamente, este libro va a traer 'retaliaciones' [castigdos], empezando por que creo que van a bloquear la entrada del libro a la cárcel de Ramo Verde. El libro todavía no ha llegado a Venezuela, pero queremos que llegue.

¿En qué situación se encuentra su marido en la cárcel? ¿Ha cambiado desde que se publicó el libro?

Leopoldo lleva dos años y un mes preso. Las condiciones empeoran día a día. Lo torturan psicológicamente. Ha estado aislado en solitario en una torre que tiene cuatro pisos -yo la llamo la torre blanca de la dictadura de Nicolás Maduro. Y están todo el tiempo vigilándolo, grabándolo. El trato de los custodios es inhumano. Y le violan sus derechos fundamentales. No le permiten visitas abiertas, no le permiten hablar del país, emitir opinión, hablar con otro preso de la otra torre. Cuando lo trasladan de un lugar a otro tienen prohibido mirar a los ojos a Leopoldo. A él lo han querido eliminar, lo han querido aislar.

¿Y cómo son sus visitas a la cárcel? Usted ha denunciado que las revisiones de los guardias son vejatorias.

Nosotros llegamos a la cárcel de Ramo Verde y pasamos por varias alcabalas llenas de militares. Nos hacen requisas que no son regulares, reglamentarias, sino que son requisas con las que buscan humillarnos. Nos mandan desnudarnos completamente. Esto lo hemos denunciado varias veces.

Pero no se compara al trato que le han dado a Leopoldo y a otros presos políticos en la cárcel. A Leopoldo le han hecho requisas violentas, le han lanzado excremento humano y orina por la ventana, le han apuntado con un fusil en el pecho para tratar de trasladarlo a un aeropuerto para que abandone el país.

Cuando yo hablo con los familiares de los otros presos, el trato es muy parecido. Es una orden que mandan de arriba, que es del Ejecutivo. Es un sistema, un modelo que se repite. No puedo hablar sólo de Leopoldo, tengo que nombrar a todos los presos políticos. Hay tres venezolanos que están a cinco pisos por debajo de la tierra en una cárcel que se llama La Tumba.

¿Y cuando sus niños acuden a la cárcel con usted también se producen estos episodios?

Sí. Los peores momentos han pasado frente a los niños. El día que nos desnudaron completamente, no sólo a mí sino a mi suegra, fue delante de los niños, Manuela y Leopoldo Santiago.

'Los peores momentos han pasado frente a los niños.

'Los peores momentos han pasado frente a los niños.

El libro cuenta cómo Leopoldo, a través del ejercicio físico y espiritual, se mantiene estable. ¿Pero cómo lidia usted con su situación?

Lo que me mueve es el amor, el amor a mi país, el amor a mi familia, el amor a Leopoldo. Yo me casé con él y me casé con su proyecto de país que se llama “la mejor Venezuela”. Cuando me casé, me hizo dos preguntas: si me quería casar con él y si me quería casar Venezuela. En ese momento, no entendía mucho la pregunta, pero ahora la vivo. Y me siento muy orgullosa de él, porque ha entregado su libertad para el bien común.

Tenemos mucha fe de que este mal momento para todos los venezolanos va a pasar y que todos los venezolanos vamos a volver a estar en familia. Hoy estamos en crisis humanitaria, una crisis humanitaria que Leopoldo visualizó hace dos años. Y por alzar su voz, lo metieron preso. Leopoldo está preso por haber denunciado al régimen de Nicolás Maduro, un régimen que hoy ante el mundo es antidemocrático, corrupto e ineficiente.

El país está en la peor crisis que ha vivido en la historia. El venezolano llora porque no consigue alimentos, el venezolano llora porque no consigue medicinas. Hoy el venezolano sale de su casa asustado porque o te asaltan, o te secuestran. Cada veinte minutos matan un venezolano. Los cuerpos no caben en las morgues.

Todas las fuerzas políticas de la oposición están empujando la salida constitucional [de Maduro], están pidiendo el cambio urgente del Gobierno vía la Constitución.

Y esto sería a través de un referéndum revocatorio, una asamblea constituyente, enmendando la Constitución...

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), hace una semana, dio una rueda de prensa convocando una salida constitucional. Ellos están llamando ya al pueblo venezolano a unirse a esta salida constitucional y una de estas vías es el revocatorio, como también la enmienda, la renuncia o la constituyente. La Unidad Democrática va a aplicar cualquiera de las vías. Lo que sí es seguro es que vamos a salir de este sistema. Está en marcha.

'Vamos a salir de este sistema.

'Vamos a salir de este sistema.

¿Cree que Nicolás Maduro seguirá en el poder para las elecciones presidenciales de 2019?

El país necesita un cambio urgente, en meses. El país no aguanta más. Y ya se está llamando a la salida constitucional.

Y si Maduro saliera, ¿seguiría existiendo la MUD?

La Unidad Democrática une a los partidos democráticos hoy en Venezuela, partidos que han luchado mucho para rescatar la democracia. Hoy hay un régimen antidemocrático. Pienso que la unidad de los ciudadanos representados en los partidos políticos siempre es necesaria. Y la Unidad Democrática en Venezuela está más fuerte que nunca. Además, porque acabamos de lograr un triunfo histórico de rescatar la Asamblea Nacional.

Quisiera preguntarle acerca de la Ley de Amnistía. ¿Teme que el Tribunal Supremo la declare inconstitucional de ser aprobada por la Asamblea?

El Tribunal Supremo de Justicia quiere aplastar a la Asamblea Nacional. Esto quiere decir que quiere aplastar al pueblo de Venezuela, porque la Asamblea Nacional representa al pueblo y acaba de ser electa con el voto popular. El Tribunal Supremo no quiere entender que el país cambió y ellos están mandando mensajes de agresión y odio hacia la voluntad popular. Si la voluntad del pueblo decidió una Asamblea Nacional liderada por la oposición, pues la Asamblea tiene que ser respetada.

Estamos impulsando la Ley de Amnistía porque va a ser parte de la reconciliación nacional. Va a liberar a los presos inocentes, que son presos políticos. Más del 86% de los venezolanos quiere la Ley de Amnistía. Y los pocos que están bloqueando la ley son los que han destrozado el país. Los voceros del Gobierno que dicen que es una ley criminal son los que han criminalizado el país. El país entero quiere paz, tranquilidad, amnistía. La amnistía no es olvido, no es impunidad, es dar un paso hacia delante y dejar las heridas atrás, heridas que nunca han debido de existir.

¿Y qué camino se seguiría si el TSJ tumbara la Ley?

Nosotros siempre vamos a impulsar el cambio de forma democrática, pacífica y constitucional. Nosotros seguiremos luchando. ¿Cómo? Con la Constitución, con protestas pacíficas. Muchos decían que no iba a haber elecciones. Leopoldo López y Daniel Ceballos hicieron una huelga de 30 días sin comer junto con 104 estudiantes y lograron la fecha de las elecciones, 6 diciembre. Nos amenazaron y nos dijeron que ellos iban a ganar como fuera. Vivimos atentados durante la campaña, nos cortaron los frenos de la avioneta donde se trasladaba mi equipo. Y con todo eso, ganamos y somos mayoría. Lo que quiero decir es que siempre van a buscar bloquear la voluntad y nosotros somos mayoría y somos una fuerza indetenible.

Me gustaría que me hablase del día en que, estando usted en un estrado haciendo campaña para el 6D, mataron al opositor Luis Manuel Díaz. ¿Cómo fue ese momento?

Fue horrible porque fue tan cerca que yo sentí los impactos. Me tiré al piso y lo que hice fue revisar mis piernas y mi tronco a ver si tenía sangre. Y cuando volteé vi a Luis Díaz en el piso lleno de sangre, le dieron 10 tiros. Tengo el sonido de las balas en mi cabeza, el sonido de la gente gritando. Fue un momento muy duro muy triste de mucha reflexión, porque esto lo viven cada 20 minutos familias venezolanas.

En ese momento, apenas me tiré al piso, lo primero en lo que pensé fue en mis hijos y sentí que me tenía que volver a mi casa y quedarme con mis hijos y no salir más. Pero el fin de semana siguiente teníamos un acto de cierre de campaña muy importante en Caracas. Y tenía dos opciones: montarme o no montarme. Y no lo dudé. Fui y me monté en la tarima y les hice un llamado a los venezolanos “si no nos montamos en las tarimas y no damos la caro no vamos a salir de este sistema”.

Cuénteme cómo es un día en la vida de Lilian Tintori.

Me levanto a las cinco y media de la mañana, hago ejercicio y me tomo un tiempo para rezar, para pensar. Luego levanto a mis niñitos, los visto y los llevo al colegio a las siete de la mañana. Y tengo agenda de trabajo de derechos humanos de siete a tres de la tarde. De tres a ocho de la noche cuando estoy en Caracas tengo reuniones de trabajo en mi casa para estar cerca de mis niños y cuando estoy fuera de Caracas tenemos recorridos por el país. En este momento estamos en campaña por la Ley de Amnistía. Y los fines de semana estoy en la cárcel donde está Leopoldo con mis dos niños. Trato de combinar mi familiar con la defensa de los derechos humanos. Pero va muy ligado.

Cuando yo le dije a Leopoldo que no se entregara, que en Venezuela no había justicia, Leopoldo me respondió: “¿Y qué va a pasar con el país?”. Y cuando él me respondió eso, yo entendí su lucha, entendí que el decidió luchar y trabajar por su país.

Y cuando decidió hacer la huelga de hambre en Ramo Verde para que las autoridades fijaran una fecha para las elecciones legislativas, ¿lo apoyó?

Cuando me lo planteó para mí fue muy difícil, porque una huelga de hambre es algo muy serio. Imagínate que la persona que más amas en el mundo va a dejar de comer. Pero lo apoyé. Durante esos 30 días por mucho tiempo me sentía culpable. Pero me sentí muy orgullosa cuando lo logró. A los 30 días dieron la fecha de las elecciones. Es insólito que los venezolanos tuvieron que dejar de comer para lograr la fecha de una elección.

'Toda la Unidad Democrática invoca la salida constitucional.

'Toda la Unidad Democrática invoca la salida constitucional.

¿Tiene fe en que su marido salga pronto de prisión?

Todos los días me levanto y digo “hoy va a salir”. Leopoldo es inocente. No ha cometido ningún delito. Y ese día va a llegar.

Quisiera preguntarle si las manifestaciones de La Salida de 2014 -por las que se ha condenado a su marido- fueron la estrategia correcta en ese momento y si considera que ahora es preciso algo similar.

El momento era en el año 2014, ese era el momento para evitar una crisis humanitaria que hoy ya nos inundó. Esa visión política de Leopoldo, de líderes de la Unidad y de estudiantes era la correcta. Lo que hizo Nicolás Maduro fue encarcelar la voz de la esperanza encarcelando a los presos políticos que tenemos hoy. Fabricaron los casos, fabricaron los hechos, mataron a venezolanos en las calles para justificar encarcelamientos injustos. No hay ni una prueba ni ningún testigo que culpe a Leopoldo López de nada.

Y dos años después estamos en esta crisis humanitaria y hoy toda la Unidad Democrática invoca la salida constitucional.

¿Y cómo ve usted la situación política aquí en España?

Veo que tienen una gran oportunidad de conformar un gobierno, que tienen una gran responsabilidad de seguir manteniendo y construyendo una democracia y una libertad que tienen.

Este martes la opositora venezolana Mitzy Capriles denunciaba que Podemos sólo le había concedido una reunión de tres minutos con una eurodiputada y de manera extraoficial. ¿A usted le ha pasado algo similar con alguna formación política española?

Yo me he sentido en España como en mi segunda casa. El apoyo de los líderes demócratas de España ha sido impresionante. Nosotros para siempre vamos a estar agradecidos con los españoles por la solidaridad que hemos vivido. Nos hemos reunido con todas las fuerzas políticas menos con los que son cómplices de Nicolás Maduro, que es Podemos. Hoy quien no rechaza la violación sistemática de derechos humanos que hay en Venezuela es cómplice de ella. Nunca nos han recibido.

'Los cuerpos no caben en las morgues.

'Los cuerpos no caben en las morgues.