ACCIDENTE EN BAVIERA

Al menos 10 muertos y decenas de heridos en un choque de trenes en el sur de Alemania

El accidente se ha producido en un tramo de una sola vía en una curva con baja visibilidad al sudeste de Múnich. Aún hay un desaparecido.

Un choque frontal de trenes de pasajeros deja al menos cuatro fallecidos.

Un choque frontal de trenes de pasajeros deja al menos cuatro fallecidos. Reuters

Al menos diez personas han muerto tras producirse un choque de trenes regionales en el estado federado de Baviera, según los últimos datos de la Policía. Hay alrededor de 80 personas heridas; de ellas, 17 en estado grave. Un pasajero permanece desaparecido. Entre los fallecidos se encuentran aparentemente los maquinistas de ambos trenes, aunque las autoridades indican que aún no han finalizado las identificaciones de las víctimas y piden precaución al respecto.

El ministro de Transportes alemán, Alexander Dobrindt, se ha desplazado a la zona y ha indicado en rueda de prensa que "los trenes han debido de chocar a gran velocidad". El tramo donde se ha producido el accidente -de una sola vía a lo largo de 37 kilómetros- se encuentra en una curva con escasa visibilidad que probablemente impidió a los maquinistas ver el otro tren a tiempo para frenar, ha explicado. En esta curva, rodeada de un frondoso bosque, los trenes pueden circular a alrededor de 100 km/h.

Ha señalado que toda la red ferroviaria alemana está dotada con un sistema que debe saltar automáticamente para frenar a los trenes en caso necesario y así evitar accidentes como éste. Teóricamente, un imán fuerza al tren a frenar si se encuentra "sin justificación" en un tramo. Un portavoz de Deutsche Bahn, la compañía ferroviaria estatal, ha asegurado que la semana pasado se realizó una revisión técnica del tramo y no surgió ningún problema.

Aún así, el ministro ha manifestado que hay que aclarar si el siniestro se ha debido a un fallo técnico o un error humano. "O bien estas señales [del sistema automático de frenado] no se han producido, o se dio respuesta a las señales. Va a haber que aclararlo", ha asegurado Dobrindt. A ello contribuirán dos cajas negras que ya han sido recuperadas. Además existe una tercera, localizada pero sin acceso a ella por el momento.

El choque y posterior descarrilamiento de varios vagones se ha producido hacia las 6:45 horas en las proximidades de la localidad de Bad Aibling, al sudeste de Múnich. Hasta el lugar del siniestro han llegado numerosas ambulancias y helicópteros a primera hora de la mañana para atender a los heridos y trasladar a los más graves a hospitales cercanos.

Los helicópteros no pueden acceder directamente a la zona del siniestro, debido al denso bosque que la rodea, informan los medios alemanes. El servicio de donaciones de sangre de la capital bávara ha llamado a los ciudadanos a movilizarse, debido a la alta demanda que ha generado el accidente.

Por el momento se desconocen las causas del accidente, que ha provocado que algunos de los vagones hayan descarrilado. Los dos trenes de cercanías pertenecen a la compañía Meridian, que ha calificado el siniestro como "accidente grave". Ya ha puesto autobuses a disposición de sus pasajeros, puesto que la línea entre las estaciones de Holzkirchen y Kolbermoor ha quedado cortada.

Los 750 refugiados que iban a llegar este martes a Alemania desde Austria por la vía accidentada tendrán que esperar, ha informado el Gobierno regional del Tirol, según recogen los medios bávaros. Permanecerán alojados en la fronteriza localidad austríaca de Kufstein.