Nueva etapa en Venezuela

El Parlamento venezolano desafía al Gobierno de Maduro

La mayoría opositora juramenta a los tres diputados impugnados por el chavismo y expulsa a sus símbolos de la Asamblea.

Los diputados electos de la MUD posan ante la Asamblea Nacional venezolana.

Los diputados electos de la MUD posan ante la Asamblea Nacional venezolana. Reuters

  1. Venezuela
  2. Oposición venezolana
  3. Henry Ramos Allup
  4. Oposición política
  5. Nicolás Maduro
  6. Mesa de Unidad Democrática (MUD)
  7. Partidos políticos
  8. Política

El ajedrez político en Venezuela ha tenido un día interesante. La directiva de la Asamblea Nacional de Venezuela ha juramentado, con la mayoría parlamentaria de la Mesa de la Unidad (MUD), a los tres diputados opositores electos por el estado Amazonas que han sido impugnados por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en un acto que desafía al Ejecutivo y al Poder Judicial.

La ceremonia se ha realizado en la primera sesión ordinaria del Parlamento bajo la protesta de la bancada socialista, que ha calificado como “nula” la juramentación de Nirma Guarulla, Romel Guzamana y Julio Ygarza, que han ingresado al hemiciclo protocolar vestidos con símbolos indígenas, típicos de la región que representan.

El argumento del chavismo para pedir la nulidad de la incorporación de la terna se basa en una medida cautelar emanada por la Sala Electoral del TSJ, que suspende preventivamente los actos de totalización, adjudicación y proclamación de los parlamentarios de Amazonas que en su momento fueron refrendados por el Consejo Nacional Electoral, después de divulgados los resultados de los comicios del 6 de diciembre de 2015.

El diputado Pedro Carreño, del Psuv, ha dicho que la decisión de la mayoría opositora está “viciada” y que todos los actos que tome en lo sucesivo la Asamblea son “nulos” por desconocer al Poder Judicial.

Diosdado Cabello, diputado y número dos del chavismo, ha amenazado con que “no llegarán recursos” a la Asamblea Nacional y ha advertido que su bancada introducirá un recurso ante el TSJ por “desacato” de la directiva parlamentaria, encabezada por el opositor Henry Ramos Allup. Incluso ha llegado a decir que las leyes aprobadas por la AN no serían impresas en la Gaceta Oficial.

El desafío simbólico

Pero la oposición se ha cuidado, por lo que no ha sumado los votos de los parlamentarios cuestionados durante los actos previstos en el orden del día. Es decir, sólo se han contabilizado 109 votos de la MUD, en lugar de los 112 que corresponderían.

Todo ha quedado en evidencia cuando Héctor Rodríguez, líder de la bancada socialista, ha dicho que la decisión de aprobar el primer punto del día, un acuerdo de acceso a los medios a las sesiones, era nula por contar con el voto de los parlamentarios de Amazonas, a lo que Ramos ha respondido: “Esos diputados ya no están aquí y no votaron”.

En el siguiente movimiento la coalición opositora ha encargado a una comisión parlamentaria que investigue la designación de 13 magistrados del máximo tribunal hecha por la legislatura pasada, de mayoría chavista, a pocos días de terminar su mandato. “Estudiará todos los aspectos del procedimiento constitucional y legal de tales designaciones”, ha dicho Alfonso Marquina, diputado opositor.

Christian Zerpa, uno de los jueces del TSJ designado en esa oportunidad, era diputado por el Psuv durante esa legislatura y ahora, como miembro de la Sala Electoral, es uno de los ponentes de la decisión cautelar en contra de cuatro diputados de Amazonas: tres opositores y uno socialista.

Asamblea sin Chávez

Durante diez años los periodistas de los distintos medios de comunicación han tenido vetada la entrada al salón de sesiones del Parlamento, una decisión que ha sido revocada por la nueva mayoría en la Asamblea. El acuerdo respaldado por la MUD permite acceso a los reporteros de los medios públicos y privados al hemiciclo.

Ramos Allup, presidente de la AN, también se ha encargado personalmente de supervisar que imágenes gigantes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro fueran retiradas de los espacios del Palacio Legislativo.

“No quiero ver un cuadro que no sea el retrato clásico del Libertador (Simón Bolívar). No quiero ver ni a Chávez ni a Maduro, llévense esa vaina para Miraflores o se lo dan al aseo, pero aquí nada”, se le escucha decir en un video que se ha viralizado en las redes sociales.

Durante una alocución, el presidente Nicolás Maduro ha llamado a sus seguidores a rebelarse ante lo que ha calificado como una “manifestación fascista” contra la memoria de Chávez. “No respetan los sentimientos nobles de millones de venezolanos, no respetan la memoria noble de un hombre que murió”, ha dicho indignado.