Elecciones vascas

Las víctimas de ETA presionan a los partidos para que frenen la candidatura de Otegi

El líder de Sortu señala que su postura ante una posible inhabilitación será la de Puigdemont.

El candidato de EH Bildu a lehendakari, Arnaldo Otegi.

El candidato de EH Bildu a lehendakari, Arnaldo Otegi. EFE

El Colectivo de Víctimas de Terrorismo en el País Vasco (Covite) urge a los partidos políticos a impugnar la candidatura de Arnaldo Otegi. El histórico dirigente de la izquierda abertzale tendrá que superar varios obstáculos si quiere concurrir a las elecciones como candidato de EH Bildu a lehendakari.

Otegi está inhabilitado para el ejercicio de derecho de sufragio pasivo (ser candidato) y ocupar cargos públicos hasta 2021. Las bases de EH Bildu, sin embargo, eligieron el pasado mayo que fuera el líder de Sortu quien encabezara la lista para los comicios vascos que se celebrarán el próximo 25 de septiembre.

Queda poco más de una semana para que los candidatos a estas elecciones presenten sus candidaturas. El plazo establecido será entre el 17 y el 22 de agosto. Dos días después, el 24 de agosto, se publicarán las listas presentadas en el Boletín Oficial del País Vasco; entre el 25 y el 26, los representantes territoriales de las candidaturas pueden impugnarlas.

Covite ha pedido este lunes a los partidos políticos vascos que se presentan a las próximas elecciones autonómicas que "impugnen" la candidatura de Arnaldo Otegi, condenado "por un delito de terrorismo e inhabilitado para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo".

La Junta Electoral Provincial que reciba una impugnación remitirá esa denuncia al representante de la candidatura impugnada, que tendrá dos días para alegar lo que considere pertinente. El 29 de agosto se hará la proclamación definitiva de las listas.

Ciudadanos impugnará la candidatura

El secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, ha anunciado a última hora de este lunes que la formación naranja impugnará la candidatura de Arnaldo Otegi a lehendakari "una vez se haga pública".

"La ciudadanía vasca no puede verse representada por una persona condenada por enaltecimiento del terrorismo. Además, Otegi no puede estar en esa candidatura porque está inhabilitado", ha explicado a través de un comunicado.

Otegi y la obediencia "al pueblo"

La actitud que Otegi mantendrá ante la posibilidad de ser inhabilitado para concurrir en las próximas elecciones es, según ha señalado este lunes, "similar" a la que defienden el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, tras la advertencia del Tribunal Constitucional por la tramitación de las leyes de la desconexión. El líder de Sortu ha asegurado que sólo debe "obediencia al pueblo".

Otegi ha insistido en que no contempla la opción de que se le impida presentarse a los comicios del Parlamento vasco porque, ha dicho, es "jurídicamente muy difícil". "¿Cómo es posible que todavía haya gente que piense que se puede negar a un ciudadano presentarse a unas elecciones?", se ha preguntado.

Asimismo, Otegi se ha defendido de las críticas alegando que él no está "por encima de la ley" y ha apuntado que, a su juicio, la democracia "no es el respeto a la ley, sino a la voluntad popular; y luego esa voluntad se regula a través de leyes". Para él, quienes están "por encima de la ley" son aquellos que "salieron impunes de 40 años de dictadura franquista y los Bárcenas y toda esta gente que sigue todavía en libertad".

El histórico dirigente de la izquierda abertzale ha asegurado que el pueblo vasco "es un país que aspira a ser soberano, toma decisiones soberanas y esas decisiones las mantiene hasta el final". El pasado sábado, Otegi afirmó que su candidatura ha sido una decisión adoptada "de manera soberana" por la izquierda soberanista vasca y que "no va a haber tribunal, ni Estado ni Guardia Civil, ni Ejército español que vayan a impedir" que concurra como candidato a lehendakari.

Imposibilidad de ser candidato

Arnaldo Otegi abandonó la cárcel de Logroño el pasado 1 de marzo después de cumplir seis años y medio de condena por tratar de reconstruir la ilegilazada Batasuna "siguiendo las instrucciones de ETA" a través del proyecto Bateragune. Así lo consideró el Tribunal Supremo, que en 2012 rebajó a Otegi la pena de diez años que antes le había impuesto la Audiencia Nacional.

Arnaldo Otegi a su salida de la cárcel de Logroño.

Arnaldo Otegi a su salida de la cárcel de Logroño.

Lo que sí que mantuvo el alto tribunal fue la pena que le impuso a diez años de "inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo e inhabilitación especial para empleo o cargo público", que continúa vigente hasta 2021.

Asociaciones de Jueces han subrayado este lunes que las declaraciones de Otegi son un "ataque al Estado de Derecho" y que no puede presentarse a los comicios, ya que hay una "sentencia en firme".

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de Jueces para la Democracia, Ignacio González, ha afirmado que las leyes son "claras" y establecen que si está inhabilitado "no se puede presentar por mucho que diga", aunque ha explicado que es la Junta Electoral la que tiene que "verificar" si reúne los requisitos para poder presentar su candidatura. Asimismo, para la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), las declaraciones de Otegi son "contrarias" a lo dictaminado por una sentencia firme del Tribunal Supremo: "No se puede saltar, ni él ni otra persona, las sentencias firmes irreversibles".