PSOE

Fernández defiende que sean los delegados y no los militantes los que decidan sobre la abstención

El presidente de la gestora socialista sitúa el Comité Federal del que debe salir la decisión para la tercera semana de octubre.

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández Efe

  1. PSOE
  2. Javier Fernández Fernández
  3. Mariano Rajoy Brey

El presidente de Asturias y de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha declarado este sábado durante una entrevista en el programa La Sexta Noche que el Comité Federal para decidir si el PSOE se abstiene ante una eventual investidura de Mariano Rajoy, se postergará hasta después de las elecciones primarias para elegir el secretario general del PSC, que tendrán lugar el día 15 de octubre.

Aunque ha indicado que todavía no se ha concretado la fecha para la celebración de la reunión del partido, el calendario obliga a los socialistas a realizarla durante la tercera semana de octubre, entre el día 17 y el día 23, para que dé tiempo a celebrar una nueva investidura antes de que se extinga el plazo dictado por la Constitución (54 días después de la primera), que finaliza el próximo 31 de octubre. "Hay muy poco tiempo. Queremos apurar casi todo ese tiempo, pero ahora no puedo decir cuando será, porque no lo sé", ha asegurado Fernández.

En cuanto a la convocatoria de unas elecciones primarias para elegir a un nuevo secretario general, se ha afianzado en que "ahora mismo no es el momento del candidato" sino de "evaluar si se debe ir a unas elecciones o no". "Si queremos evitarlo tendríamos que ir a una abstención", ha concluido.

En contra de que decidan los militantes

El presidente de la gestora se ha mostrado en contra de tomar la decisión de abstenerse o no mediante una consulta a la militancia socialista: "Hay quien piensa que debería someterse a votación. Yo creo que no porque creo en la representación. Sin representación no hay política y por tanto los delegados son quienes tienen que tomar esa decisión y hacerse responsables de lo que han decidido ante los militantes", ha manifestado.

El político asturiano ha reiterado la crítica a la existencia de una cierta "podemización" en el PSOE que consiste, según él, en la renuncia a la "cultura de la representación" cuando, a su juicio, "el PSOE no puede renunciar ni a su tradición ni a su visión crítica de la realidad".

"Estamos viendo cada vez más tendencia a esto que llamamos democracia directa y formas cada vez más disyuntivas de resolver la actividad política -ha valorado Fernández-. Pablo Iglesias tiene todo el derecho a decir que ellos quieren ser populistas, pero, ¿qué se entiende por populismo? La simplificación tiende a plantear las cosas de manera disyuntiva: bueno-malo, sí-no, blanco-negro, arriba-abajo, pueblo-casta, etc. y eso se puede resolver de manera plebiscitaria".

En cambio, ha defendido que la cultura de la representación del PSOE se funda en una visión "crítica" de "una realidad que es compleja" y ante la cual "alguien tiene que hacerse cargo de la complejidad de las cosas y explicarlas".

"El populismo es simplificador, esa no es la cultura del PSOE"

Fernández también ha hablado en una entrevista que este domingo publica el diario El País. El presidente del Principado de Asturias ha declarado que "el populismo es simplificador, esa no es la cultura del PSOE". Además ha insistido en la idea de que "la realidad es compleja, y alguien tiene que hacerse cargo de ella".

Sobre la postura del PSOE ante la investidura de Rajoy, Fernández ha afirmado que "el no a un Gobierno del PP está en la médula de los militantes del partido, por tanta corrupción y por los recortes. La contundencia con la que los dirigentes socialistas han rechazado una posible abstención ha ahondado en ello", manifiesta Fernández, que añade que "se ha revelado imposible otra opción de Gobierno, por lo que ahora se requiere un aterrizaje forzoso en el principio de realidad, que no sintoniza con el sentimiento de los militantes más fervorosos".

El presidente de la Comisión Gestora reitera que "abstenernos no es apoyar. Eso es un concepto muy primario de la política. La política no es poesía, es prosa. No es sentimiento, es razón".

Explica que su formación política "no tiene una cultura plebiscitaria sino representativa" y que "el PSOE sería señalado como chivo expiatorio si hay elecciones".

Javier Fernández se muestra convencido de que si tiene que haber una votación sobre la abstención, el grupo parlamentario socialista "responderá con lo que ha sido siempre la tradición del partido".

El presidente asturiano también reitera que "el PSOE no se plantea en ningún caso una alianza con el PP, pero -afirma- claro que hay asuntos de Estado en los que siempre estaremos con el Gobierno. La oposición no hay que plantearla siempre desde el antagonismo, sino desde la utilidad a los ciudadanos".

Respecto al próximo congreso del PSC, el fin de semana que viene, Fernández dice que espera sea "más ideológico que identitario" y que aspira a que un nacionalista catalán, "aunque no se sienta nunca integrante de la nación española, sí se sienta ciudadano del Estado español. Yo intento separar la identidad de la ciudadanía".

El presidente de la Gestora socialista manifiesta también que quiere olvidar cuanto antes lo ocurrido en el Comité Federal de la semana pasada.