Diana Quer

La madre de Diana Quer, investigada en la causa de la custodia de su hija Valeria

Declaró en calidad de investigada durante dos horas en los juzgados de Riberia. "Confío en abrazar a mis hijas", dijo a la salida.

SUCESOS DESAPARICION-DIANA QUER

SUCESOS DESAPARICION-DIANA QUER Agencia EFE

  1. Diana Quer
  2. Personas desaparecidas
  3. Guardia Civil

Este viernes se ha producido la declaración de Diana López-Pinel, la madre de la joven Diana Quer, desaparecida hace meses. La mujer ha declarado como investigada en el caso de la custodia de su hija Valeria. La vista se ha producido en los juzgados de Ribeira, localidad muy próxima a A Pobra, donde residía Diana con su familia. Lo confirman fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Se trata esta de una causa distinta a la que se sigue por la desaparición de Diana Quer. Hace quince días, esa misma juez decidió retirarle la custodia de su hija Valeria. El tribunal no ha especificado el motivo por el que ha declarado en calidad de investigada por tratarse del caso de una menor.

La madre ha salido del juicio satisfecha tras más de dos horas declarando ante el juez. Afirmó ante los medios que esperaban en la puerta que confía "en abrazar" a sus hijas. De la imputación no dijo una palabra. Salió del juicio con su abogado, quien aseguró que "en breve" habrá "resultados, cuando la jueza se pronuncie", en relación a la retirada de la custodia de su hija menor. A su salida del edificio judicial, ha contado que la magistrada que le retiró cautelarmente dicha custodia le ha preguntando acerca de "cómo es la relación" con Valeria y cómo es "la convivencia" entre ellas. "Le he explicado todo con total naturalidad, tal cual son las cosas", ha zanjado.

Las declaraciones de la madre de Diana se producen en un contexto de tensión entre ella y el padre de la joven desaparecida. En los últimos días ha trascendido que Diana Quer y su progenitora denunciaron a su padre por retener a la joven y evitar que se viesen. 

El interrogatorio

Fue esta semana cuando se conoció que distintos agentes de la UCO (Unidad Central Operativa) interrogaron durante varias horas a la madre. El interrogatorio tuvo lugar en su domicilio de Pozuelo, y en él las dudas asomaron entre las declaraciones de la madre. Los que se encargaron de las preguntas, insistieron posteriormente en las contradicciones de la madre en sus afirmaciones acerca de la desaparición de su hija mayor.

Durante 6 horas, desde las 8 de la tarde y las 6 de la madrugada, los agentes preguntaron y preguntaron a la madre acerca de los detalles de la noche de la desaparición de Diana y por si conocía a algunas de las personas que aparecían con ella en uno de los vídeos que le mostraron.