Denuncia ante la UDEF

El anónimo que acabó con Ausbanc y cambió el rumbo del juicio contra la infanta

 "¿Te acuerdas de Mario Conde? Pues quedarás igual. Aunque no encontremos nada, nos lo inventamos".

Miguel Bernad y el abogado Luis Pineda en febrero de 2015.

Miguel Bernad y el abogado Luis Pineda en febrero de 2015.

  1. Ausbanc
  2. Luis Pineda
  3. UDEF

El anónimo que acabó con Ausbanc y paralelamente con Manos Limpias y cambió el rumbo del juicio contra la infanta Cristina de Borbón relata las presuntas fechorías del ahora detenido Luis Pineda, presidente de la Asociación de Usuarios de Banca, y su forma de actuar para chantajear a determinados empresarios y banqueros. "Vamos a por ti. ¿Te acuerdas de Mario Conde? Pues quedarás igual. Aunque no encontremos nada, nos lo inventaremos. Vivimos en los juzgados, conocemos nuestro negocio, hace 20 años que vivimos de él", se lee en el documento.

La frase define el negocio delictivo que, según la fiscalía, mantenía Pineda desde hace años. Pero no es del ministerio público, ni de la Audiencia Nacional. Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, figura en la denuncia anónima que dio origen al caso; un escrito sin nombre ni apellidos presentado en febrero de 2015 ante la Policía Nacional y que trascendió en los compases mas importantes del juicio del 'caso Nóos' contra la infanta Cristina.

"Presento la siguiente denuncia de forma anónima, como única solución ampliamente meditada, por los hechos delictivos que conozco desde el interior de la organización y por temor a las represalias de las que, sin duda, sería objeto de conocerse mi nombre", recogen las primeras líneas del documento, enviado a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

"Un gigantesco montaje"

El documento describe a Ausbanc como "un gigantesco montaje articulado con el objeto de aprovecharse de la apariencia creada, como teórica asociación protectora de los intereses de los consumidores y de una serie de privilegios (fiscales, procesales, subvenciones), para obtener un enriquecimiento al que, de otro modo, nunca hubiera accedido […] A juicio de este denunciante, una asociación es algo distinto de lo que es Ausbanc", refleja el documento.

Fragmento del documento anónimo obtenido por este diario.

Fragmento del documento anónimo obtenido por este diario.

El anónimo enviado a la UDEF describe a Pineda una persona con "padrinos poderosos" dentro de la clase política nacional, pero no concreta sus importantes valedores. Además, recoge una serie de informaciones publicadas en la red donde varios empresarios y banqueros hablan públicamente de las prácticas sufridas presuntamente de la mano de Ausbanc: "Vamos a por ti. ¿Te acuerdas de Mario Conde? Pues quedarás igual.. aunque no encontremos nada, nos lo inventaremos. Vivimos en los juzgados y conocemos nuestro negocio. Hace 20 años que vivimos de él. Te vamos a hundir, no importa que se a verdad o mentira lo que decimos, desgastaremos tu imagen de marca y tu prestigio… un franquiciado enfadado, un cliente a quien lo le conseguís financiación, una multa de tráfico sin pagar, algo podremos utilizar", relata uno de los textos reproducidos en la denuncia y que aparecieron en la red.  "Me encantaría que la verdad saliera a la luz. Y estoy convencido de que será así", escribe otro de los presuntos afectados en un foro.

Fragmento del documento anónimo obtenido por este diario.

Fragmento del documento anónimo obtenido por este diario.

La denuncia anónima se centra únicamente en el funcionamiento interno de Ausbanc y su forma de canalizar ingresos presuntamente delictivos. Sin embargo, la investigación ha virado en los últimos compases sobre la figura de la infanta Cristina, inmersa en el juicio del caso Noos que la ha sentado en el banquillo.

El impacto sobre el juicio de la infanta

Solo horas después de la detención de Pineda y Bernad, la Abogacía del Estado se posicionó a favor de que se expulsara de la causa del ‘caso Nóos’ a Manos Limpias, y que por lo tanto su representante legal, Virginia López Negrete, no podría ejercer la acusación. De haber accedido el tribunal, la infanta Cristina habría quedado exonerada inmediatamente ya que es este sindicato el que ejerce la única acusación contra ella.

El pasado miércoles EL ESPAÑOL publicó en exclusiva la declaración de los principales acusados en el caso. Tanto Pineda como Bernad niegan las acusaciones y mantienen que fueron los representantes de Cristina de Borbón quienes les hicieron proposiciones económicas de hasta tres millones de euros. Los autos de la Audiencia Nacional dicen todo lo contrario: que fueron ellos quienes tenían pretensiones económicas.

Además, este diario desveló en exclusiva cómo las intervenciones telefónicas del caso reflejan que las negociaciones fueron al menos consentidas por las dos partes, y mantenidas en el tiempo durante más de seis meses. De hecho, los interlocutores que hablan en favor de la infanta plantean incluso llamar a Felipe VI para ver qué le parece el hecho de que lleguen a un acuerdo.

Socios "de número" y "adheridos"

En un plano mas técnico, la denuncia anónima que dio origen a la detención de Pineda y Miguel Bernad explica que Ausbanc tenía dos tipos de socios, "de número" y "adheridos". Los primeros, pertenecientes a la cúpula de la entidad, atesoran todos los derechos y la toma de decisiones. Los segundos, los asociados de cuota, carecen de capacidad incluso para conocer los sueldos que paga la entidad o lo que se hace con su dinero.

Sin embargo, Ausbanc utilizaría, según este relato, a todos sus asociados, fueran de número o adheridos, para obtener subvenciones públicas y crear una falsa apariencia de colectivo. El documento relata hasta seis principales vías de financiación del conglomerado, (costas procesales, cuotas satisfechas por clientes e ingresos de publicidad entre otros), que ahora investiga la Audiencia Nacional.