REIVINDICA EL PAPEL DE LAS DIPUTACIONES

Rajoy utiliza las diputaciones para asociar a PSOE y Ciudadanos con los nacionalistas

El líder del PP culpa a los socialistas del bloqueo institucional. "El no, no, no, no sirve para construir nada positivo"

Mariano Rajoy durante su comparecencia en Cuenca.

Mariano Rajoy durante su comparecencia en Cuenca.

Mariano Rajoy ha elegido Cuenca para defender el papel de las diputaciones que PSOE y C´s se han propuesto eliminar. Acompañado de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y los vicesecretarios Javier Arenas y Fernando Martínez-Maillo, el líder del PP ha aprovechado su intervención para tender una vez más la mano al PSOE antes de que Podemos acepte investir presidente a Pedro Sánchez. “El no, no, no, no sirve para construir nada positivo. Ni en España ni en ningún país del mundo”.

El líder del PP sacó toda la artillería para desmontar el pacto de El Abrazo que firmaron Pedro Sánchez y Albert Rivera reivindicando el papel de las diputaciones. “Puedo entender que los nacionalistas pidan la supresión de las diputaciones porque no atienden a razones de eficacia y tampoco les gusta España. Entiendo que los nacionalistas lo hagan, pero no entiendo que PSOE y C´s se sumen a las posiciones de los nacionalistas”. Además, el presidente del Gobierno en funciones ha reivindicado el papel de las diputaciones provinciales diciendo que “ejercen unas funciones que son capaces de mejorar la vida de los 15 millones de españoles que viven en el mundo rural”.

Mariano Rajoy quiso fundamentar por qué el PP apuesta por las diputaciones. “Los que dicen que quieren suprimirlas son incapaces de dar una razón de por qué hay que suprimirlas. Se trata de hacer pedagogía y dar razones y argumentos. Los que presumen de la nueva política son incapaces de transmitir. Ahora se habla mucho, se dice poco y se conoce menos”. El líder del PP se comprometió a garantizar “que los 15 millones de españoles que viven en el mundo rural tengan los mismos derechos que los que vivimos en núcleos urbanos”.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro, fue el encargado de alabar las arcas públicas de las diputaciones, “que están saneadas y son un papel fundamental en la corrección del déficit público”. Además, recordó que en enero de 2016 trabajaban en las diputaciones 61.000 personas. Javier Arenas criticó que PSOE y Ciudadanos quieran acabar con estos organismos que “no suponen un problema económico ni presupuestario para las cuentas públicas españolas”.