Papeles de Panamá

Los papeles de Panamá: la UDEF analiza vínculos de Mossack-Fonseca con casos de corrupción

La Fiscalía y la Policía buscan nexos del despacho panameño con investigados en causas judiciales.

El líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, en  el juicio por Fitur

El líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, en el juicio por Fitur EFE

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) investiga ya al despacho panameño Mossack-Fonseca por su presunta colaboración con investigados por delitos de corrupción en España, en concreto blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública. Los agentes han recibido el encargo de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que abrió este lunes diligencias de investigación tras publicarse los conocidos ya como "Papeles de Panamá", desvelados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes del caso, la Fiscalía ha requerido a la Policía para que se ponga a investigar en qué causas judiciales ya abiertas por la Justicia española aparece el nombre de Mossack-Fonseca, como punto de partida a una posible querella por blanqueo de capitales al bufete. También ha solicitado un informe a la Agencia Tributaria para que busque en sus bases de datos a ciudadanos españoles de los que se haya desvelado que tienen sociedades abiertas por este despacho en Panamá y que no hayan sido declaradas a Hacienda.

Correa, Pujol, Noos y González

El Ministerio Público también quiere que el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) realice un informe sobre la presunta colaboración de Mossack-Fonseca en actividades ilícitas cometidas por contribuyentes españoles. Por ahora se conoce que el líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, ordenó crear la sociedad Itelsa en 2004, junto al ex alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, y el ex presidente de la Federación de Productores Audiovisuales (Fapae), Pedro Pérez, inversor y consejero de medios digitales. 

La Policía también encontrará vínculos entre el despacho panameño y el clan Pujol. Según ha publicado El Confidencial, el empresario catalán Javier de la Rosa medió para que Banco Santander confiara a la empresa del hijo pequeño del ex presidente de la Generalitat, Oleguer Pujol (Drago Capital), la venta de 1.152 oficinas. Dos hijos del industrial, Javier y Gabriela De la Rosa, recibieron por sus gestiones una comisión de cuatro millones de euros.

El despacho panameño sale en una tercera causa judicial, el 'caso Noos'. Según se desprende del sumario, asesoró al cuñado del rey, Iñaki Urdangarin, y a su socio Diego Torres para canalizar fondos a través de Belice. El nombre de Mossack-Fonseca aparece en la causa a través de una factura librada por los servicios de asesoramiento que prestó el despacho a los responsables de la trama para montar varias sociedades y abrir cuentas corrientes personales a las que fueron transferidos 420.000 euros desde el Instituto Nóos.

Otro de los procesos judiciales en las que la Policía encontrará datos es en el caso del ático del ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Mossack Fonseca es el agente que gestiona la sociedad Waldorf Overseas, que adquirió el inmueble en Marbella y se lo alquiló al ex dirigente 'popular' para posteriormente comprárselo.

Pedirán datos a los medios

Fuentes del caso explican que entre otras diligencias, el Ministerio Público va a solicitar al Consorcio de Periodistas, que dispone de más de 11 millones de datos del despacho panameño, así como a los medios de comunicación que han tenido acceso a éstos para que faciliten la documentación con el fin de investigar posibles delitos fiscales y de blanqueo de capitales.

Sin embargo, el grupo de periodistas que ha manejado esta información ya ha avisado de que no va a entregar la documentación con el criterio de que no son el "brazo del Gobierno". Desde que en 2013 publicaron el "offshore leaks" han mantenido su misma estrategia de no entregar a ningún organismo público los datos conseguidos.