Según 'The Guardian'

Los papeles de Panamá: Infantino firmó contratos con empresas procesadas por el 'caso Blatter'

El presidente de la FIFA habría negociado con empresas implicadas en el megaescándalo de corrupción por derechos televisivos.

Infantino

Infantino

Las aguas de la FIFA parecían calmarse tras la salida de Joseph Blatter como cabeza del ente que rige el futbol mundial, pero el suizo Gianni Infantino es el último involucrado en el escándalo de los papeles de Panamá, que vienen protagonizando la actualidad mundial.

Según una información obtenida por el diario británico The Guardian, el actual presidente de la FIFA participó directamente en contratos sospechosos cuando era director de los servicios legales en la UEFA. De acuerdo a los documentos que obran en poder del citado periódico, el organismo rector del futbol europeo figura en el llamado 'Fraude de la Copa del Mundo', pese a haber insistido repetidamente que no tenía relación con el megaescándalo de corrupción que tumbó al ex presidente de la FIFA y la mayor parte de los dirigentes del fútbol americano.

Como es sabido, el proceso anticorrupción se inició en Estados Unidos y estaba vinculado con la negociación de derechos televisivos de grandes torneos. Infantino, según The Guardian, negoció en 2006 los derechos de transmisión de la Liga de Campeones de la UEFA con Hugo y Mariano Jinkis, empresarios argentinos actualmente procesados en EE.UU. por soborno.

Hugo y Mariano Jinkis formaron parte de Full Play, la empresa que negoció contratos con la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) y ostentó los derechos de varias ediciones de la Copa América tras pagar sobornos a altos directivos de la CONMEBOL, la mayor parte de ellos extraditados en Estados Unidos.

Firma del propio Infantino

Los documentos filtrados revelan que la UEFA incurrió en tratos con empresas 'offshore' entre 2003 y 2006, pese a que la institución ha negado cualquier vinculo con ellas. Los están firmados por el propio Infantino, en aquel momento encargado de enlazar a la UEFA con empresas audiovisuales.  

La UEFA niega cualquier funcionamiento ilícito de cualquiera de sus miembros o de cualquier socio comercial y asegura que los contratos eran públicos. La FIFA, mientras tanto, destaca que Infantino no tenía ningún negocio con personas o empresas investigadas. Las investigaciones surgidas de la filtración de 11 millones de documentos del bufete de Mossack Fonseca señalan, no obstante, lo contrario.