Corrupción

¿Qué es la reflexología podal?

Se trata de una técnica milenaria cuyo origen se sitúa en China y en el Antiguo Egipto.

¿Qué es la reflexología podal?

¿Qué es la reflexología podal?

  1. Corrupción
  2. Reflexología podal
  3. Tratamientos médicos
  4. Inmunología
  5. China
  6. Antiguo Egipto

La denominada reflexología podal, uno de los sobornos que recibió el director de incendios dela Generalitat catalana, es una práctica consistente en estimular manualmente determinados puntos en los pies con el objetivo de provocar efectos beneficiosos en otras partes del cuerpo. Se trata de una técnica milenaria cuyo origen se sitúa en China y en el Antiguo Egipto. No en vano han sido halladas representaciones egipcias donde queda constancia de la aplicación de este tipo de terapias 2000 años antes de Cristo. Ya entonces se tenía el convencimiento de que determinados puntos de los pies y de las manos tenían su reflejo en otros órganos del cuerpo, consiguiendo con la adecuada presión en los mismos una sensación de bienestar en otras zonas.

La denominada reflexología moderna se asocia al médico estadounidense William Fitzgerald, que estableció a principios del siglo XX que el cuerpo humano está recorrido en sentido longitudinal por diez meridianos, cinco en cada mitad del cuerpo y establecía una conexión entre las zonas del cuerpo y determinados órganos. Esta teoría fue posteriormente desarrollada hasta elaborarse mapas de puntos de reflexología podal en los que se identifica claramente qué zona de la planta del pie corresponde con otras zonas de la anatomía.

Así, se asocian los dedos pulgares de ambos pies con el cerebro y el resto de dedos con los ojos y los oídos. En el caso de la planta del pie izquierdo, por citar otro ejemplo, existe una zona que, a juicio de los especialistas, si se estimula correctamente, provoca beneficios inmediatos en el corazón. Por otro lado, los expertos sitúan junto al empeine la zona que conecta con los brazos y los hombros.

Entre las propiedades de esta técnica se encuentran, siempre según quienes la llevan a cabo, la relajación, la mejora de la circulación sanguínea y del sistema inmunológico. Pero también se vincula a la misma la depuración y eliminación de toxinas. Actualmente existen numerosos centros médicos y establecimientos hoteleros que ofrecen estos servicios a sus pacientes y clientes.