Congreso de los Diputados

La abstención sucesiva de PSOE y PP permite respaldar dos veces la unidad de España

Ciudadanos es el único partido que apoya las dos mociones. Podemos y las fuerzas nacionalistas votan en contra.

Patxi López y Hernando, durante el debate.

Patxi López y Hernando, durante el debate. Efe

El primer Pleno ordinario de la legislatura ha aprobado las dos mociones en defensa de la unidad de España gracias a las abstenciones sucesivas de PP y PSOE. Ciudadanos es el único partido que ha apoyado ambas. Podemos ha votado en contra.

La proposición presentada por el PP ha salido adelante con 147 votos a favor (de PP y Ciudadanos), 101 abstenciones y 79 en contra. La iniciativa de Ciudadanos, enmendada por el PSOE, ha obtenido 131 votos a favor, 95 en contra y 114 abstenciones.

Ha sido en el primer pleno ordinario de una legislatura que está en el aire al no vislumbrarse un acuerdo que permita un Gobierno estable y en el que el PP, tal como ha defendido la diputada Dolors Montserrat, ha pedido al PSOE y a Ciudadanos que no antepongan a la defensa de la unidad de España la reforma de la Constitución.

Rivera tiende la mano al PP

Sin embargo, Rivera ha insistido en invitar al PP a que juntos busquen en qué puntos pueden estar de acuerdo para reformar la Constitución, porque cree que necesita actualizarse para renovar el proyecto común de convivencia y abrir una "nueva etapa reformista e ilusionante".

Tanto PP como C's han puesto el acento en que no van a pasar por el aro de los que quieren "romper" la unidad de España y han apostado, en el caso de Montserrat, por la "democracia" como única solución a la vía rupturista y el "máximo diálogo".

Rivera ha insistido mucho en que quería que esta tarde saliera del Congreso un mandato claro de que, gobierne quien gobierne, "la unidad no se negocia".

El PSOE, por la reforma de la Constitución

También la diputada socialista Meritxell Batet ha abogado por abordar una reforma constitucional "entre todos" y "contando con todos" para darle una solución política al problema de Cataluña.

Los socialistas han apoyado la iniciativa de C's, que ha incluido una enmienda del PSOE -también la han presentado al texto del PP, pero éste la ha rechazado-, que apuesta por promover esa reforma constitucional, respalda al Gobierno en funciones para mantener la soberanía nacional y la legalidad constitucional y se opone a todo intento de convocar un referéndum en cualquier territorio de España.

Batet sí se ha desmarcado de que la defensa de la ley derive en una "retórica vacía y contundente contra el independentismo", que a su juicio es lo que ha practicado el Gobierno del PP y lo que "nos ha conducido hasta aquí".Desde las bancadas nacionalistas, catalanes y vascos han advertido al PP, Ciudadanos y PSOE que a pesar de su defensa de la unidad de España en el Congreso no van a conseguir "convencer" a los que abogan por el derecho de autodeterminación en Cataluña y País Vasco.

Iglesias dice no

También en la posición del "no" se ha situado Podemos, que ha rechazado este nuevo "gesto vacío" y el "enésimo" intento de "instrumentalizar Cataluña" para "tapar los problemas de España", ha dicho el portavoz del grupo Íñigo Errejón.El portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, que ha compartido el tiempo con Errejón, ha asegurado que el 80 por ciento de los catalanes apoya el derecho a decidir y ha acusado al PP y C's de "falsear", "manipular" y "desoír" ese mensaje de "fraternidad".

Censuras también a socialistas y Ciudadanos por respaldar al PP cuando el Gobierno de Mariano Rajoy ha sido "en buena medida" el que ha agravado el problema en Cataluña, ha señalado la diputada Sol Sánchez.

Error de novatos

Una de las anécdotas más comentadas en los pasillos tras este primer pleno ordinario ha sido el error de varios diputados novatos a la hora de emitir su voto con el sistema electrónico de sus escaños. A pesar de que Patxi López ha explicado el sistema, más de un diputado se ha hecho un lío con los botones. 

Los errores más visibles los han protagonizado varios de los representantes de En Marea que se han abstenido en lugar de votar en contra, y lo mismo le ha pasado al propio portavoz del grupo de Podemos, Iñigo Errejón.

El líder del partido morado, Pablo Iglesias, se ha quejado de que algunos de sus compañeros no habían podido "expresar correctamente el sentido de su voto" y ha pedido a López que se hiciera "cargo" de la situación.