Operación Taula

La contabilidad del PP muestra el blanqueo de 1.000 en 1.000 euros antes de las elecciones

Dos cuentas del partido sirvieron para camuflar 62 donaciones de 1.000 euros un mes antes de las elecciones municipales.

Contabilidad manuscrita del PP de Valencia.

Contabilidad manuscrita del PP de Valencia.

La contabilidad manuscrita del Partido Popular de Valencia confirma que el equipo de Rita Barberá utilizó dos cuentas de la formación para blanquear dinero. Los documentos localizados en el registro del grupo municipal -realizado por la Guardia Civil el pasado 26 de enero- reflejan 62 anotaciones distintas que arrancaron el 3 de marzo de 2015 y terminaron el 16 de abril del mismo año, un mes antes de las elecciones municipales.  

La prueba del pitufeo -técnica de blanqueo que consiste en realizar pequeños ingresos en efectivo para no ser detectados- se encontraba en dos cuadernos distintos; dos registros contables localizados en las oficinas que el Partido Popular tenía en el Ayuntamiento de Valencia, controladas por la mano derecha de Rita Barberá, María del Carmen García Fuster.

Contabilidad que refleja el ingreso realizado por la concejal Alarcón.

Contabilidad que refleja el ingreso realizado por la concejal Alarcón.

Las dos libretas, anotadas a mano, reflejan los movimientos de dos cuentas bancarias del partido; dos depósitos bancarios que se utilizaron de forma coordinada para repartir los ingresos en las mismas fechas y dificultar su localización. La primera de ellas, abierta en el banco Sabadell, refleja 28 aportaciones de la misma cuantía (1.000 euros) sin identificar el donante. En las mismas fechas, la cuenta del PP en el Deutsche Bank, abierta en 1995, refleja otros 35 ingresos por la misma cuantía. En total, el PP valenciano consiguió colocar 62.000 euros en sus cuentas con este mecanismo. 

La propia Rita Barberá ingresó en la cuenta del Banco Sabadell del PP valenciano 1.000 euros al igual que los otros 49 asesores y concejales investigados por un presunto delito de blanqueo de capitales. 

cheque

cheque

Una denuncia anónima 

El blanqueo de dinero propiciado por el PP valenciano aparece reflejado en el sumario del caso. La concejala María José Alcón confiesa el mecanismo de compensación a su hijo en una grabación telefónica interceptada en la causa. Ella aportaba en dinero legal desde su cuenta, y los responsables del PP le entregaban dos billetes de 500 euros en metálico. La concejala explica en la conversación que el dinero le llegó de manos de "Mar Carmen", en referencia a la secretaria del PP local y persona de confianza de Rita Barberá. De hecho la aportación de Alcón, concejala de Cultura y esposa del vicealcalde Alfonso Grau, es la última registrada en la contabilidad del PP, y se materializó el 16 de abril en una cuenta del BBVA. "En este país lo único que funciona es la corrupción", apostilla la concejala al término de su conversación telefónica.

Sin embargo, los agentes de la Guardia Civil tenían ya indicios del amaño financiero coordinado por el PP de Valencia. Antes de interceptar esta grabación, una denuncia anónima remitida a la Fiscalía Provincial de Valencia alertaba sobre la financiación ilegal del partido y colocaba al frente del sistema a Alfonso Novo, concejal popular, presidente del PP de Valencia y portavoz del partido en el Ayuntamiento.

Contabilidad localizada en las oficinas del PP de Valencia.

Contabilidad localizada en las oficinas del PP de Valencia.

Novo figura como autorizado en la cuenta que el PP Valenciano mantiene en Caixabank, junto con Alfonso Grau y la secretaria Carmen García Fuster. Los dos últimos comparten además firma el depósito del Banco Sabadell. Según las anotaciones manuscritas, en esas cuentas ingresaron varios imputados 28.000 euros en distintas entregas repartidas entre el 23 de enero y el 31 de ese mismo mes.