OPERACIÓN TAULA

Barberá insinúa que la conversación entre Alcón y su hijo está "preparada" contra ella

La exalcaldesa de Valencia comparece tras levantarse el secreto del sumario y anuncia que acepta el ofrecimiento del juez para declarar de forma voluntaria por el caso Imelsa. Reitera que no ha cometido ningún delito y que no va a dimitir.

Rita Barberá durante su comparecencia

Rita Barberá durante su comparecencia Efe

  1. Rita Barberá
  2. Operación Taula
  3. PP Valencia
  4. Blanqueo de capitales
  5. Financiación ilegal
  6. Caso Imelsa
  7. Ayuntamiento de Valencia
  8. Corrupción
  9. Dinero negro
  10. Política

La exalcaldesa de Valencia y actual senadora, Rita Barberá, ha anunciado que declarará voluntariamente ante el juez que instruye la pieza sobre el supuesto blanqueo de dinero en el grupo municipal popular del Ayuntamiento de Valencia y que allí dirá “la verdad”. La verdad es, ha dicho, lo que ya dijo en su última comparecencia. Esto es, que no ha participado, ni contribuido, ni ordenado ningún blanqueo de dinero. 

Levantado el secreto del sumario, ha dicho Barberá, "lo que deduzco es que no hay nada nuevo distinto de las filtraciones que han sido publicadas a lo largo de este mes y medio". La única novedad, según ha anunciado la exalcaldesa, "es la oferta que el titular del juzgado de Instrucción número 8, que me ofrece declarar voluntariamente, sin interrogarme, pero sin saber en calidad de qué voy".

"Quiero que sepan todos los valencianos y todos los españoles y quiero decir muy alto y muy claro que agradezco ese ofrecimiento y como no puede ser de otra manera,  desde el respeto y acatamiento al Estado de Derecho acepto este ofrecimiento. Manifiesto rotundamente que colaboraré incondicionalmente con la justicia y manifestaré toda la verdad que yo conozco. Y esa verdad se la voy a reiterar: no he ordenado nunca blanqueo de dinero, no he conocido blanqueo de dinero en el grupo municipal ni en el partido ni he tenido conocimiento de ninguna caja B ni he dado ningún dinero negro porque ningún dinero negro proviene de mí". "Todo aquello que insinúa que ha habido financiación ilegal y una trama de blanqueo es totalmente falso" y ha advertido que así se lo trasladará al juez.

Además, ha sugerido que la conversación telefónica difundida entre la exconcejal María José Alcón y su hijo sobre la corrupción en el PP de Valencia está "preparada" contra ella. "En conversaciones particulares no voy a meterme, no sé qué intencionalidad puede tener, no voy a hacer ninguna valoración de terceras personas sin que estén delante".

Aunque no ha querido repetir lo que dijo de forma muy extensa en su anterior intervención pública, sí ha recalcado que "jamás se han amañado contratos en 24 años y las adjudicaciones se hacían en la Mesa de Contratación". Todas esas afirmaciones, ha dicho, son "infundadas y profundamente falsas". "No estoy imputada en nada", ha zanjado. Por tanto, ha reiterado que no tiene ninguna intención de dimitir y que  "absolutamente nadie" le ha pedido que dé un paso atrás. 

“Indicios suficientes” de la participación de Barberá

La comparecencia de Rita Barberá se produce justo el día después de conocer que la Fiscalía Anticorrupción había solicitado el juzgado de Instrucción 18, que lleva la pieza separada de la operación Taula referente al supuesto blanqueo en el grupo municipal del Ayuntamiento de Valencia, que llevase a la ahora senadora ante el Supremo al ver “indicios suficientes” de su participación en la operación. Por el momento, el magistrado le ha ofrecido que declare voluntariamente o mande un escrito en el plazo de 20 días antes de decidir mandar el caso al Supremo y abrir la vía de la imputación.

La Fiscalía Anticorrupción sostiene, en el escrito con el que pedía al juzgado que llevara a Rita Barberá ante el Supremo, que la exalcaldesa era “una de las que ingresaron los mil euros en la cuenta bancaria del grupo municipal popular” y que lo hizo el 1 de abril de 2015. El fiscal pidió al magistrado de Instrucción 18 que elevara exposición razonada ante el Supremo (paso previo a la imputación) al concluir que de las diligencias practicadas hasta la fecha se desprende la existencia de una “operativa de blanqueo de capitales orquestada desde el grupo municipal” y que se hizo a pesar de que el grupo tenía “dinero suficiente” para abordar la campaña.

Así se desprende del escrito al que ha tenido acceso Europa Press en el que se plasma que el partido gastó 116.900 euros en la pasada campaña local frente a los 241.698 de 2011.

La operación de ‘pitufeo’ logró blanquear 50.000 euros, según los investigadores, mediante el ingreso de 48 imputados –investigados- entre concejales, exconcejales, asesores y exasesores del PP en el Ayuntamiento de Valencia, a los que se sumarían Barberá y otro exconcejal que está también aforado por ser diputado autonómico. La operación consistía en ingresar mil euros en la cuenta del grupo que les sería devuelto en efectivo en billetes de 500. No obstante, existe un informe de la UCO en el que consta que varias personas llegaron a realizar ingresos en efectivo en sus cuentas por importes de entre mil y quinientos euros. La operación se desarrolló durante diez días a finales de marzo de 2015.

EL ANÓNIMO QUE ALERTÓ DEL ‘PITUFEO’

La investigación desvela que fue un escrito anónimo ante la Fiscalía el que informó de lo que estaba pasando en el Ayuntamiento de Rita Barberá. La carta llegó en mayo de 2015 y manifestaba que la campaña “arranca con trampa”. “Hay financiación irregular, se ha obligado a concejales y asesores a hacer una transferencia, importante si se tiene en cuenta el número de populares que son, de mil euros cada uno, dinero que se les devolvía a la semana en billetes”, agrega el documento añadido al sumario y hecho público por Europa Press.